Viernes 9 de diciembre, 2022

RESTAURANTES | 31-05-2022 17:06

CoChinChina Arriba: una perla escondida

Armenia 1540, Palermo. Martes a domingos de 19 a 03. Reservas al 112 247 6452. Valet Parking. @cochinchina.bar. Menú de 5 pasos maridado: $ 8.500.

De la mano de la célebre bartender Inés de los Santos y con la ambientación de it girl Eme Carranza, hace un año inauguraba CoChinChina, un ambicioso proyecto de original inspiración franco-vietmanita que, pasado el traspie de la pandemia, se convirtió en un éxito de público. Una de sus particularidades es que tiene distintos espacios para vivir distintas experiencias dentro del mismo lugar, y éstos rincones siguen multiplicándose. Hace pocas semanas abrió CoChinChina Arriba, un pequeño restaurante ubicado en el primer piso del local, completamente separado de la agitación del bar, donde la propuesta conjunta de cocina y coctelería se profundiza.

CoChinChina Arriba ofrece un menú degustación de cinco platos maridados con cócteles y vinos de alta gama. Es un espacio íntimo, con solo 60 cubiertos distribuidos entre el salón interior, con una super barra, y una terraza exterior con horno de leña. Suena buena música, la iluminación es tenue y cada trago va haciendo su magia para crear un clima realmente especial.

El menú logra que ambas la cocina y la coctelería se luzcan sin opacarse. La experiencia comienza con unas gírgolas con salsa huancaína de queso de cabra y un cóctel con gin, peras, espumante y quirquiña (una hierba aromática similar a la ruda); continúa con un tataki de bife de chorizo con Un Dong, un trago potente con una base de Calvados (un aguardiente francés, destilado de la sidra); le sigue el pulpo asado maridado con un cóctel de inspiración peruana con chicha, sal de cacao y chiles; luego llega una pesca del día muy simple en complemento con un bourbon de tamarindo con curry y azafrán; y por último el postre, un fondant de chocolate, acompañado por un cóctel a base de gin con licor de moras y eucaliptus.

Además de este menú principal, hay una versión vegetariana y otra de maridaje sin alcohol, ambos pensados al detalle para que, más allá de las preferencias, el resultado sea igualmente satisfactorio. La experiencia etílica es intensa -y muy placentera- así que es imprescindible cumplir la regla de un vaso de agua por copa de alcohol.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios