Viernes 1 de julio, 2022

RESTAURANTES | 17-05-2022 15:21

Tana, Italia en las venas

Castañeda 1885, Bajo Belgrano. 113 153-1881. Martes a domingos de 8:30 a 00. Delivery. @tana.restaurant. Precio promedio: $ 2.500.-

A la hora de comer, los argentinos somos más tanos que gallegos. La pizza, la pasta y la cocina mediterránea -carnes y vegetales en preparaciones simplesson siempre una apuesta segura aunque, como siempre, el desafío no es el qué sino el cómo. En

Tana, el nuevo emprendimiento de Gonzalo Sacot (El Quinto), tanto por el sabor y la creatividad como por la calidad del producto, las cosas están bien hechas.

El horno es italiano y las pizzas napolitanas. La masa es de fermentación natural, sin levaduras, y las variedades van desde la clásica Margherita, hasta otras más originales que, por supuesto, son las que recomendamos probar. Algunas son la Azul, con patagonzola (el gorgonzola patagónico), peras, cebollas caramelizadas y nueces; y la Nduja, con este poderoso embutido italiano en equilibrio perfecto con unos hinojos caramelizados, entre otras. Tienen además una fainá bien cremosa por dentro, sola o en versión fainazzeta (una cruza con la pizza) y veggie, con alcauciles, tomates secos y olivas negras.

La carta de Tana se completa con platitos y entradas -deliciosos los calamaretti grillados sobre papines y ensalada de remolachas horneadas con naranjas, endivias y queso feta entre otros- y buenos platos principales. La pasta seca es italiana y con ella elaboran unos soñados Spaghetti a la Vongole (con almejas frescas, vino blanco, ajo y perejil). Tanto los mariscos como la pesca frescos en serio, lo cual permite disfrutar a pleno una pesca del día (corvina, besugo, brótola, etc), grillada con alcaparras, limón y vegetales grillados. Los pappardele (con langostinos y habas) y los agnolotti son amasados en la casa y hay también un delicioso risotto de hongos con aceite de trufas.

Los postres y la pastelería llevan el sello de Pamela Villar, amiga de la casa, así que pasar a cualquier hor del día a tomar un café con una crostata de limón y pistachos o una torta de ricotta, es una buena opción.

Del horno salen también todo tipo de panes que pueden disfrutarse desde la hora del desayuno (también super sandwiches) o comprarse para llevar a su casa.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios