Martes 28 de septiembre, 2021

SHOWBIZ | 24-07-2021 00:10

La encuesta de Marcelo Tinelli: ¿qué debería cambiar para volver a ser líder del rating?

El conductor encargó una medición a una importante consultora para conocer qué opina la audiencia de él y de ShowMatch.

Marcelo Tinelli está preocupado, pero ocupado, explican en los pasillos de La Flia, la productora que comanda. Reconocen que el discurso de conformidad con el rating de ShowMatch es de puertas para afuera. Que el alcanzar las supuestas metas autoimpuestas, verdaderamente no alcanza. Y que al conductor perder por amplio margen con Telefe no le hace ninguna gracia.

“Marcelo no va a bajar los brazos, que perdamos hoy no quiere decir que estemos resignados. Otra vez pasó y la dimos vuelta. Donde se abra una ventana vamos a buscar pasar al frente y se están pensando en variantes”, apuntan. Marcelo Tinelli está decidido a que no lo declaren en vías de extinción.

Encuestas

Hace un mes, alertado por el flojo arranque del ciclo, tras un año de ausencia en la pantalla de El Trece a causa de la pandemia (hueco que La Flia suplió en 2020 con el “Cantando”, conducido por Ángel De Brito y Laura Fernández), Marcelo Tinelli encargó a una encuestadora una serie de mediciones para identificar las razones detrás de la caída. “Quiero saber dónde estoy parado. ¿Soy yo?, ¿es el el programa?, ¿el formato?”, fueron las desesperadas incógnitas que Tinelli les habría formulado. Y hubo alivio al saber que más del 80% lo rescataba del fracaso.

El público lo identifica como un indiscutido, uno de los mejores conductores de la pantalla abierta. Pero el formato está decididamente agotado, y arrastraría la mala fama de las escandalosas ediciones pasadas. “Mucha gente dice que no lo ve porque en el show se pelean mucho, pero eso ya no pasa”, protestan en La Flia. “Hernán Piquín es el que a veces es más duro, pero no estamos ni cerca de los conflictos de otras temporadas”, suman.

“El público está buscando hoy programas más blancos, más buena onda. MasterChef y La Voz son reflejo de eso, aunque MasterChef lo haya tenido a Martitegui más picante en algún momento, hay una bajada de línea para que no sean agresivos con los participantes, salvo excepciones.

Se ve en La Voz también, todos los jurados son amables, incluso con los aspirantes que no quedan seleccionados. Tinelli está buscando virar hacia ahí, poniéndole su empatía y su emotividad”, apunta un reconocido productor televisivo.

“La tele abierta hoy es equiparable a la comida autocomplaciente. La gente busca algo medianamente conocido pero remozado, y que tire buena onda. No hay lugar para las peleas de los realities de hace una década. El clima es otro desde hace un tiempo”, apoyan desde la vereda de enfrente.

En ese marco, Marcelo Tinelli estaba a priori bien rumbeado cuando actualizó el Bailando en La Academia, y limpió a los jurados picantes de antaño reemplazándolos por ex participantes consagrados, con un discurso más positivo. Pero no alcanzó.

Críticas

La medición encargada por La Flia habría mostrado los puntos fuertes y flacos de ShowMatch. El jurado, el desgaste del formato, y la “pesada herencia” de los tiempos en los que el programa era más picante y “machirulo”, serían las principales contras.

En Don Torcuato explican que esas cosas se corrigieron, que cuando un personaje (sucedió recientemente con Mar Tarres) busca polemizar con el jurado, Tinelli lo desactiva. Que los “cortes de pollera” tan criticados sucedieron en 2007, hace casi 15 años, y que el programa hoy da muestras además de tener mensajes positivos e inclusivo. Y marcan que Tinelli les reclama “¡¿dónde está la comedia musical?!”, pero que entiende que a las parejas les cuestan mucho más los ensayo en pandemia.

Pero sus detractores cuestionan buena parte de lo anterior. “Yo creo que él se mandó muchas cagadas. Muchas cagadas políticas. Lo odian los anti k por subirse a la Mesa del Hambre de Alberto Fernández. Y los K le reclaman que alguna vez se pegó a Macri. Lo odian las feministas y lo odian los hinchas de fútbol”, detalla un reconocido sociólogo.

“La gente se acuerda que él maltrato mucho a los participantes. Eso ya no va. Una cosa es llevarse mal y pelearse. Pero él alentó la pelea. Y lejos de corregir, hizo todo mal en el último tiempo. Se fue al Sur en medio de la pandemia. Después en el arranque del programa tenía más gente que la que correspondía. Hay un desinfle del personaje marcado además por un cambio de época”, agrega en analista.

“A la gente no le gustan sus coqueteos con la política. Y que no se decide si quieren dirigir la AFA o ser conductor. Hay un agotamiento. Es muy probable que haya vencido como le pasó a (Nico) Repetto que volvió en 2004 después de estar en Madrid y quiso venir a contar cómo había sido lo del 2001, y lo odiaron”, cierra el consultor.

“Es posible que se esté dando con Marcelo un efecto parecido al que jubiló a figuras como Julián Weich (Ndr: denunciado por sus vecinos por violar el aislamiento cuando en realidad estaba yendo a internarse por Covid) o Jorge Rial, que dejó Tv Nostra de un día para otro porque se dio cuenta, y lo dijo, que la gente ya no lo quería, y se refugió en la radio. Sin ir más lejos pasó lo mismo con Mariana Fabbiani volvió y no funcionó. Son personajes que se desorientaron y perdieron el link con el público”, apoya un reconocido periodista de espectáculos .

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios