Friday 12 de July, 2024

SHOWBIZ | 06-11-2023 06:38

La Generación Z quiere menos sexo

Jóvenes y adolescentes reclaman más amistad y relaciones platónicas en las series y películas que consumen. Cambio de marea.

La Generación Z, adolescentes y jóvenes de entre 13 y 24 años, quieren menos sexo en la pantalla, según un estudio del Center for Scholars and Storytellers de UCLA. El informe “Teens and Screens”, que encuestó a 1.500 participantes, con 100 participantes de cada grupo de edad entre 10 y 24 años, solo se preguntó a los de 13 a 24 años sobre temas relacionados con el sexo y el romance.

Resultados

El estudio desarrollado por UCLA arrojó el siguiente resultado: al 51,5% de los adolescentes les gustaría ver más contenido que representara amistades y relaciones platónicas. También según la encuesta, el 44,3% de los jóvenes sintieron que “se abusa del romance en los medios”. Y alrededor del 39% quisiera ver más representaciones de personajes románticos y/o asexuales, y el 47,5% marcó que el sexo no es necesario para la mayoría de las tramas de películas y programas de televisión.

Los programas recientes centrados en los jóvenes son conocidos paradójicamente por sus frecuentes escenas de sexo. Ficciones como “Euphoria” y “The Idol” de HBO entre otras. Pero el informe “Teens and Screens” citó a Olivia Rodrigo, quien habló expresó hace poco su rechazo a las tramas sobresexualizadas: “Recuerdo salir de 'Barbie' y decir: 'Vaya, hace tanto tiempo que no veo una película centrada en la mujer de una manera que no sea sexual o sobre su dolor o su traumatismo'”.

Series adolecentes

Los jóvenes que participaron en el estudio hablaron sobre los estereotipos de los medios y expresaron un deseo similar de que el sexo y el romance sean descentrados.

Perfiles

La directora del estudio, Yalda T. Uhls, comentó: “Si bien es cierto que los adolescentes quieren menos sexo en la televisión y en las películas, lo que realmente dice la encuesta es que quieren más y de diferentes tipos de relaciones reflejadas en los medios que ven”.

Uhls, que es profesora adjunta en el departamento de psicología de UCLA, continuó: “Sabemos que los jóvenes sufren una epidemia de soledad y buscan un modelo en el arte que consumen. Si bien algunos narradores utilizan el sexo y el romance como un atajo para conectar a los personajes, es importante que Hollywood reconozca que los adolescentes quieren historias que reflejen todo el espectro de relaciones”. Además, añadió que estudios recientes indican que los jóvenes tienen menos relaciones sexuales que sus padres a su edad, y muchos prefieren quedarse solteros.

Series adolecentes

El 56% de los adolescentes prefieren el contenido original a las franquicias y remakes Y quieren ver “vidas como las suyas” representadas en la pantalla: la mayoría de los encuestados elegirían a un hombre blanco como el héroe del episodio o película, mientras que los encuestados del año pasado favorecieron a un hombre negro como héroe, un cambio de postura que para algunos analistas refleja un exceso en la corrección de Hollywood.

Los encuestados dejan en claro que les encanta la autenticidad, y el grupo más grande de jóvenes de 10 a 24 años clasificó a MrBeast (el reconocido youtuber) como el medio que más los representa. Y el informe también encontró que los adolescentes desaprueban abrumadoramente el contenido aspiracional sobre riqueza y fama, y ​​solo el 10,5% de los encuestados lo mencionaron como su preferencia.

Menos sexo

La Encuesta Social General de la Universidad de Chicago, había señalado ya que tres de cada 10 varones de la generación Z, de entre 18 y 25 años, habían reportado no haber tenido relaciones sexuales el último año. Y una de cada cuatro mujeres, el 25%, daban la misma respuesta. El estudio de UCLA encontró que la proporción de adultos jóvenes que informaron tener dos o más parejas sexuales también disminuyó, del 23% en 2011 al 9% en 2023. La generación Z también es más nomógama.

Series adolecentes

Dos coautores del estudio, Stephanie Rivas-Lara y Hiral Kotecha, describieron cómo el aislamiento de la pandemia de Covid fue fundamental para la priorización de la amistad en esta generación, y citaron estudios clínicos sobre la "recesión de la amistad", y la epidemia de soledad anunciada por el médico estadounidense Vivek Murthy. Según otro estudio de Cigna Group, los jóvenes de hoy tienen el doble de probabilidades de sentirse solos que los mayores de 65 años.

“Ha habido un amplio discurso entre los jóvenes sobre el significado de comunidad después de Covid y el aislamiento que lo acompañó. Los adolescentes ven los medios como un lugar donde pueden conectarse y tener un sentido de pertenencia, y con titulares aterradores sobre el cambio climático, las pandemias y la desestabilización global, tiene sentido que estén gravitando hacia lo que les resulta más familiar en esos espacios”, explicó Rivas-Lara a IndieWire.

Ficciones

En una era de televisión en streaming, las reglas sobre los temas que puede abordar un programa para adolescentes han cambiado por completo. Antes los programas dirigidos a este público eran reservados en lo que respecta al sexo. Pero han dado un giro completo en la última década. Ahora, los adolescentes en pantalla pueden consumir drogas recreativas y tener múltiples relaciones sexuales. Un exceso a la luz de los datos de la encuesta de UCLA.

Series adolecentes

Pero algunos productores han sido conscientes de este cambio de tendencia, e inscriben a sus ficciones en el cuadrante correcto de relaciones sexuales positivas. Un ejemplo es “Yo nunca”, la comedia dramática para adolescentes de Netflix de Mindy Kaling, que logra capturar la incomodidad con la escuela secundaria, especialmente cuando se trata de sexo. Devi (Maitreyi Ramakrishnan) y sus dos mejores amigas se embarcan en su propio curso intensivo sobre sexo, aprendiendo de todo, desde ejercicios de Kegel hasta elaboradas posiciones sexuales. Y a la par el programa refleja el proceso de salida del armario de Fabiola (Lee Rodríguez), compartiendo con sensibilidad la ansiedad que siente al revelar su identidad sexual con amigos y familia.

“Las escalofriantes aventuras de Sabrina”, lejos de la versión asexuada de la bruja adolescente de los 90, sugiere temas como “un festival de brujas orgiástico”, básicamente un Coachella para el sexo destinado a la iniciación que motiva empero una sólida lección sobre cómo tener el control de su propio cuerpo. Algo similar a lo que ocurre en Pen15 de Hulu que plantea respuestas al despertar sexual de preadolescentes.

Lo normal

También de Hulu, “Gente normal”, causó sensación cuando debutó en 2020 por ofrecer una representación realista de una relación romántica, entre Paul Mescal y Daisy Edgar-Jones Las escenas de sexo son honestas, aunque un poco gráficas, y el programa destaca una vez más la importancia del consentimiento.

Series adolecentes

En la vereda opuesta, pero festejada por la crítica, “Euphoria” de HBO describe la adolescencia en su forma más escandalosa. Hay un consumo desenfrenado de drogas, violencia doméstica y, por supuesto, sexo. Kat (Barbie Ferreira) y su incipiente actividad como camgirl, sumerge en temas actuales como la explosión de Onlyfans y el trabajo sexual, que se ha vuelto sea más visible para el público. El programa plantea temas tabú sin juzgarlos, simplemente presentándolos como una realidad de la Generación Z.

Finalmente, Netflix tiene dos series para adolecentes que han sido objeto de debate por su temática sexual. “No estoy de acuerdo con esto”, basada en la novela gráfica de Charles Forsman, está protagonizada por Sophia Lillis como Sydney, una chica de 17 años con problemas de ira y poderes telequinéticos (una especia de “Carrie”). Y  Syd experimenta sentimientos por su amiga Dina, a pesar de haber tenido relaciones sexuales recientemente con su amigo Stanley. Su fluidez sexual se normaliza dentro del contexto del programa y, aunque Syd se siente insegura, sus acciones no se presentan como incorrectas.

Y la que acaba de estrenar nueva temporada, “Sex education”, aborda una gran cantidad de temas que incluyen las ETS, el aborto y la identidad sexual. Los personajes del programa cambian y crecen constantemente, y aunque las problemáticas tienden a repetirse, renueva temas reflejando la agenda adolescente actual.

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios