Saturday 18 de May, 2024

SHOWBIZ | 22-06-2023 07:55

Por qué el cine resiste solo en modo multiverso

Los films basados en franquicias como los últimos sobre Flash y Spiderman, son los pilares del cine en salas. El arrastre de fanáticos y el rescate de viejos héroes.

Los multiversos cinematográficos son hoy el pilar fundamental en los cines, y quienes sostienen el negocio tras la reactivación pospandemia. Los films basados en franquicias que se desgranan incluso con spin-offs y precuelas, han probado ser un éxito en el marketing de los estudios en las últimas dos décadas, apoyados en distintos factores.

Al tope de la lista está el reconocimiento de la marca y la base de fans que una película le hereda a la siguiente. Las de franquicia generalmente se basan en libros populares, cómics, videojuegos o películas anteriores, que han creado una sólida grey de fans a lo largo del tiempo. Y es lógicamente más probable que los fanáticos de la franquicia se involucren en la historia y los personajes, y esperan ansiosamente las nuevas entregas: y esta audiencia integrada conduce a una mayor venta de tickets en las salas.

A esto se una estrategia de marketing ya probada con anterioridad en la que los estudios cinematográficos invierten millones para crear un entusiasmo que iguale o supere el efecto arrastre, apoyado en una comunicación de continuidad y narración interconectada: las películas de franquicia a menudo presentan historias interconectadas que motivan en el público la “obligación” de ver el film para seguir al corriente de la historia, como sucede con las ficciones seriadas en la televisión.

Flash

Esta continuidad narrativa también fomenta la repetición (hay quienes van más de una vez al cine), ya que el público puede querer captar detalles que se perdieron, o volver a visitar sus momentos favoritos. Aquí pesa la experiencia compartida: ver películas de franquicias en los cines brinda una experiencia superadora para los fanáticos, que comparten emoción, reacciones y discusiones que rodean a la película y sus personajes.

Y los cines refuerzan esa atmósfera comunitaria con eventos especiales que se suman al show florido que ya encarnan estos films, que a menudo tienen presupuestos más grandes en comparación con películas independientes, derivando en mayores valores de producción, efectos visuales y secuencias de acción. Estas películas están diseñadas para ser los tanques de la pantalla grande y ofrecen experiencias inmersivas que se mejoran cuando se ven en un cine. Una estrategia redonda que muestra probada eficacia.

Telaraña

“Avatar: The Way of Water” y “Top Gun: Maverick”, demostraron en 2022 el éxito de las franquicias, cuando además suman una cuota importante de nostalgia (Tom Cruise volvió a su personaje icónico 35 años después y James Cameron estrenó la secuela a 13 años de la original).

Avatar, uno de los éxitos del 2022.

Es cierto sin embargo que ni siquiera el poderoso género de los superhéroes es a prueba de balas, y otros géneros, como el terror, que también responde a la lógica de las secuelas, tiene dinámicas de mercado distintas que afectan su éxito. Cualquier discusión sobre la industria del cine en términos monolíticos es demasiado simplista. Y viene cruzada sobre todo en los últimos años por el crecimiento de los modos de lanzamiento digital, incluidos SVOD de entretenimiento en el hogar.

Dicho esto, el reciente éxito de “Spider-Man: Across the Spider-Verse”, que superó con creces las proyecciones anteriores que sugerían que la secuela animada de Marvel obtendría entre US$80 millones y US$90 millones en su fin de semana de lanzamiento, son un incentivo para las ramificaciones en modo telaraña de las grandes franquicias del cine.

La historia que sigue a Miles Morales, el Spiderman afroamericano que toma la posta de Peter Parker, recuadó US$121 millones en su debut y abre posibilidades a una nueva línea de films animados dentro del MCU, en Universo Marvel que jubiló a sus grandes guerreros tras “Avengers End Game”.

Spiderman

Más aún, es una sorpresa para la industria, donde el 75% de los ejecutivos no espera que la taquilla supere sus máximos previos a la pandemia durante al menos cinco años, y casi la mitad de los encuestados por el medio especializado Variety, esperan que empeore.
Pero las películas resisten, defendiendo todavía la salud de la exhibición en salas: el éxito del año en su debut es "The Super Mario Bros. Movie" de Universal, con 146 millones de dólares.

Otra película basada en una franquicia, quizás la más famosa de los videojuegos.
Algo que se traduce en un rescate financiero para las salas en EE.UU. y el mundo: el propietario de Regal Cinemas, Cineworld, está saliendo de la bancarrota, y AMC Theatres, y el líder, ha mejorado notablemente sus ingresos. Pero la industria es prudente y no cree que esta progresión desde los mínimos de la pandemia constituya una recuperación total. Lo que ejerce una mayor presión mayor sobre este grupo de próximas películas, las “franquiciadas”, para que arrasen durante el verano boreal, nuestras vacaciones de invierno. 

Apuestas

“Mario” claramente rejuveneció el hambre del público por las películas animadas en la taquilla, y agregó aún más interés a la secuela de “Spider-Verse”, cuya primera entrega fue elogiada por la crítica y casi US$ 400 millones en todo el mundo en 2018.
"Across the Spider-Verse" ahora también se encuentra entre las 10 mejores aperturas de la era post pandemia. Aunque los analistas no esperaban que abriera tan fuerte como lo hizo, sigue siendo la misma factoría detrás del éxito de "Spider-Man: No Way Home”, de 2021, que sigue siendo la mejor apertura desde marzo de 2020 y, junto con “Avatar: The Way of Water”, ingresa entre los 10 mejores títulos de la historia en la taquilla mundial de todos los tiempos.

Fotogaleria El actor estadounidense Tom Cruise asiste a un evento de la alfombra roja de la película 'Top Gun: Maverick' en Seúl

Datos que los cálculos de Hollywood tienen en cuenta para soñar con un gran desempeño de “Mission Impossible: Dead Reckoning Part One” (que llegará en julio) para convertirse en el éxito de taquilla de mayor éxito financiero de este verano, superando incluso a “The Flash”, el gran estreno de universo DC esta semana en Argentina (la película dirigida por el argentino Andy Muschietti trae de vuelta a Michael Kaeton como Batman), y el revival de Disney de “La Sirenita”.

Y se apunta aquí al poder inalterable de Tom Cruise en la taquilla, a 27 años del estreno del film que inició la franquicia cinematográfica con Brian de Palma como director. Se espera una recaudación mundial de US$3.570 millones alcanzando la cima de la montaña financiera durante la temporada tradicionalmente lucrativa del mundo del cine, bajo la luz del efecto de “Top Gun: Maverick” del año pasado, que no solo atrajo a un número récord de espectadores a los cines en un precario momento posterior a la pandemia, pero reavivó también el amor cultural de compartir un espectáculo comunitario.

Pero Hollywood puede equivocarse. Predecir qué títulos triunfarán —en la taquilla, en el discurso, en los corazones de los críticos y en las listas de premiación— en los meses más calurosos del calendario puede ser un asunto voluble. Y al igual que Mission 7, la décima entrega de la serie de carreras callejeras “Rápido y furioso”, franquicia que recaudó 6.600 millones de dólares, es otro hit en modo secuela. Fast X, buscará repetir el éxito de “Furious 7”, de 2015, que recaudó US$1.5 mil millones en todo el mundo, y “The Fate of the Furious”, con US$1.200 millones.

Rápidos y furiosos X

Y lo hace con un elenco nutrido, que enfrenta al nuevo archivillano Jason Momoa contra Vin Diesel, así como a un trío de ganadoras del Oscar a la Mejor Actriz: Brie Larson, Helen Mirren y Charlize Theron. “Esta es una película que atrae audiencias multiculturales”, sostuvo el director ejecutivo de Fandango, Erik Davis. “El elenco es enorme. Es, con mucho, el conjunto más diverso que vamos a ver este verano. Y eso amplía los términos de a quién se presenta".

Y que julio traerá también la quinta entrega de Indiana Jones (“Dial of Destiny” estrena en Argentina el 29 de junio); la cuarta parte de "Expensables" con Sylvester Stallone; "Barbie” con Margot Robbie y Ryan Gosling como los muñecos de Mattel; y “Transformers: El Despertar De Las Bestias” que estrenó el jueves 8 de junio y es el séptimo film en la franquicia desarrollada por Michael Bay. Una apuesta sostenida a las historias seriadas y el multiverso cinematográfico que arrastra fanáticos a las salas. 

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios