Lunes 6 de febrero, 2023

TELEVISIóN | 09-12-2022 00:59

“Beckham: salva a nuestro equipo”

Docuserie. Conducción: David Beckham. Dirección: Sean Doyle. Completa en Disney+

★★★★ Disney+ estrenó la docuserie “Save our squad” (Salva a nuestro escuadrón) una producción británica que sigue a David Beckham, sin duda la realeza del fútbol inglés y ex estrella del Manchester United, mientras regresa a sus raíces, en el este de Londres, para guiar a los Westward Boys, un equipo de adolescentes que lucha por salir del fondo de su liga.

El envío de cuatro episodios, dirigido por Sean Doyle, comienza con primeros planos del atractivo rostro del deportista mientras relata sus primeras experiencias, intercalados con imágenes de partidos disputados en sus días de gloria. El plan es que trabaje con los muchachos desmoralizados, porque no han ganado un partido desde que ascendieron a la Echo League y ven muy posible descender a la liga anterior.

Su tarea como mentor es enseñarles la necesidad del trabajo en equipo, el sacrificio y la dedicación para evitar el descenso. Así, vemos en el jugador retirado a un entrenado observador que hizo los deberes y hasta tiene fotos de cada uno con sus nombres escritos debajo para ubicarlos y recordarlos.

Después de su derrota más reciente, y una triste reprimenda de su entrenador, Ade Abayomi, sobre el resultado probable si no mejoran en sus actuaciones, éste les anuncia a los jóvenes afectados que traerá a alguien para ayudarlos. El reconocido futbolista camina lentamente por el pasillo hacia el vestuario, y al verlo, los rostros de los noveles jugadores se iluminan y sus ojos se agrandan.

Beckham murmura un sinfín de tópicos ante la cámara sobre cómo todo tiene que ver con estimular la confianza en uno mismo, la autoestima y “estar ahí” el uno para el otro, como si sólo la habilidad deportiva, la disciplina, el impulso y la práctica reales no bastaran para el juego. Pero la propuesta prospera e interesa cuando él está dentro del campo y entre ellos mientras entrenan. Resulta atrayente ver su encanto y gracia al trabajar en sus habilidades, alentar fortalezas y aconsejarlos gradualmente cómo mitigar sus debilidades.

El astro del balompié admite en la miniserie que ser entrenador es algo que está fuera de su zona de confort. Pero se convierte en instructor, padrino y, lo que es más importante, en el mejor amigo de los chicos, destacándose en cada uno de estos roles. Una cosa que comprobaremos con certeza es que David es un guía comprensivo. Sus conversaciones con los pequeños, la forma en que reconoce el talento, cada temperamento diferente y las personalidades, muestran lo cariñoso que debe ser un padre para sus hijos.

Galería de imágenes

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios