Sociedad / 10 de octubre de 2013

El facho cool y el filosofo K, dos Feinmann enemistados

El ensayista y escritor José Pablo es tío lejano del periodista de C5N; se cruzaron una sola vez en buenos términos.

El otro. José Pablo Feinmann, el filósofo K, reniega de su familiar. Antípodas ideológicas.

Una sola vez se cruzaron en buenos términos, hace mucho tiempo. El filósofo José Pablo Feinmann se encontraba almorzando con su esposa y un grupo de amigos en un restaurante y Eduardo se acercó para presentarse. “Hola, soy Eduardo, el hijo de Enrique”, le dijo el conductor mientras extendía su mano. “Hola, está bien. Un gusto”, respondió el filósofo, que es primo segundo del padre de Eduardo. El encuentro duró apenas unos segundos. Nunca más se vieron.

Hoy, el conductor califica al veterano como “la oveja negra de la familia” y como “chupamedias” de la Presidenta Cristina Kirchner. Mientras que para José Pablo no hay nada peor que digan que él es el Feinmann bueno y Eduardo el malo: “No hay nada peor que me comparen con tan poco”, se lo escuchó renegar más de una vez puertas adentro del hogar.

Cruces

El año pasado  José Pablo relató en una columna publicada en Página/12 el pasado sábado una situación vivida en el programa Duro de Domar, al que fue invitado y donde se aludió a la figura de su homónimo Eduardo.

“Tognetti, en un malhadado momento, incurre en un lugar común. Común cada vez que voy a la televisión, no en otros ámbitos. Dice que hay un Feinmann bueno y otro malo. Con el Feinmann malo se refiere a un periodista que se obstina en usar mi apellido, escribió el filósofo.

El periodista no se quedó atrás: aprovechó el aire de C5N para contestarle a su tío lejano, a quien calificó de “divagante de la nada”“filósofo de pacotilla” y “pelotudo”, mientras que también se la agarró con Daniel Tognetti, al que llamó “chorrito”.

“A ver, José Pablo –comenzó- yo no uso tu apellido, uso el mío. Que coincide con el tuyo, y el tuyo coincide con el mío, porque somos familiares; porque tu papá y el papá de mi papá eran hermanos. No es que yo use tu apellido, que un día dije ‘voy a usar el apellido del fenómeno este. No, de ninguna manera”.

Y prosiguió: “Te hacés llamar filósofo sólo porque fuiste a la facultad. Vos sos un filósofo de pacotilla, que escribís libros y artículos de cuarta. En tu libro sobre Kirchner decís más o menos ‘yo lo inventé a Néstor’. ¿Quién te creés que sos?”.

“Te hacés llamar intelectual, ¿y fuiste a la facultad para comparar a Cristina con Scarlett Johansson, para chuparle las medias al gobierno de una manera insoportable, para decir que todas las mujeres están de acuerdo con Cristina?”, añadió.

Eduardo Feinmann no paró y acusó a su “enemigo” de recibirse “en la peor época de la facultad de Filosofía y Letras, cuando solamente se recibían los vagos”. Y cerró: “Como abanderado del relato, igual que Víctor Hugo… Víctor Humo Morales… recuerdo de vos José Pablo, divagante de la nada, que dijiste que tanto Cristina como Néstor pertenecían a un gobierno de dos millonarios. ¿Te acordás cuando dijiste eso?”.