Menú
Personajes / 29 de enero de 2018

Luly Drozdek: “Soy perfil bajo y no quiero agrandarme”

Trabaja en “Golpe al corazón” y conduce un programa de pádel. Boda con Hernán Nisenbaum, prejuicios y amistad presidencial.

Fotos: Marcelo Aballay (Desde Punta del Este)

Viene de un año intenso: se casó con Hernán Nisenbaum, relacionista público y director de comunicación de la Agencia Federal de Inteligencia (ex SIDE), consiguió un personaje desafiante en “Golpe al corazón” (Telefe), le propusieron conducir un programa de cable y se quedó huérfana de padre por segunda vez. La primera había sido a sus seis años. Por eso hace terapia y se le confunde el tiempo presente con el pasado. “Cuando va tan bien, siempre pasa algo que lo baja. En mi caso fue la muerte de Lolito, era como mi papá. Falleció en mayo, de cáncer de páncreas”. Luly Drozdek habla con una sonrisa y lamenta no haber tenido tiempo de comprar algo rico para ofrecer. Dice que es como una abuelita, que le gusta que la gente coma. Saca galletitas, chocolates y vuelve a disculparse. El balcón es el único lugar que pudo decorar del departamento del piso 13 de la torre en la que vive. El resto ya estaba armado por Nisenbaum. Pero esos metros cuadrados tienen su sello: un espejo con un gran marco blanco, velitas, un sillón de madera repleto de almohadones mullidos en tonos beige y distintas texturas, una mesita y una silla que consiguió a buen precio en el mercado de frutos de Tigre. Desde allí se ven terrazas con gente que se zambulle en la pileta. Prende el aire acondicionado y cuenta cómo se ha tirado del trampolín en circunstancias profesionales y de vida.

Noticias: Es increíble que la muerte de Lolo fuera apenas días después de su casamiento, como si hubiera esperado hasta ese momento.
Luly Drozdek: Sí, le diagnosticaron diabetes y leucemia en marzo. Él es (se corrige), él era una persona sana y deportista. Tuvo un pico de diabetes e investigaron porqué y, en abril, le diagnostican cáncer de páncreas. No nos imaginamos que iba a fallecer en menos de un mes. Tenía el traje para el casamiento, fue súper duro.

Noticias: ¿Pensó en posponerlo?
Drozdek: Sí. Pero me hizo prometer que no lo iba a cancelar. Cuando faltaban días y sabíamos que no iba a poder ir, me hizo jurar que no lo iba a pasar mal. Me dijo: “Quiero que te cases con la persona que amás, esto no tiene que intervenir y al otro día quiero que vengas a mostrarme las fotos”. Así fue. Nos casamos el 21 de abril, el 6 de mayo hicimos la fiesta y él falleció el 12 de mayo… yo dormía en la clínica, estaba todo el día ahí.

Noticias: ¿Cómo fueron esos últimos encuentros?
Drozdek: (Se emociona). Cuando lo veía a Hernán, decía: “Te dejo en buenas manos”.

Noticias: ¿Lo aceptó desde el vamos, aun llevándole casi veinte años?
Drozdek: Sí, mi mamá y él se llevan bastante diferencia. Siempre renegué de eso, pero no elegís de quién enamorarte. Con Hernán pegamos buena química desde el principio. De hecho, mi mamá me dijo: “¡Se nota que te gusta! ¿Por qué no le das para adelante?”. Decía que no porque él era más grande, había sido muy mujeriego y yo estaba insegura (se ríe), pero se dio todo de un modo natural.

Noticias: ¿Cómo entró él en su esquema familiar?
Drozdek: Se adaptó rápido, se llevó bien con todo el mundo. Obviamente yo también con su gente.
Nisenbaum es amigo de quienes hoy gobiernan el país y uno de los que, por ejemplo, han jugado históricamente al pádel con Mauricio Macri. De hecho, uno de los testigos del casamiento fue Gustavo Arribas, director de la AFI.

Noticias: ¿Imaginó que en su boda iba a estar el Presidente?
Drozdek: (Se ríe). Nunca lo había pensado, pero estamos contentos porque es gente que Hernán quiere mucho y son increíbles.

Noticias: ¿Es lo mismo que su pareja le presente a un compañero del secundario a compartir reuniones de amigos con Macri y Awada?
Drozdek: Soy muy relajada y no hago distinciones entre las personas.

Noticias: ¿No se puso nerviosa ni la primera vez que los trató?
Drozdek: No. En mi trabajo también me cruzo con gente que admiro y lo tomo como natural. La gente que conocí de parte de Hernán es súper agradable, no me hicieron sentir incómoda. Soy cero cholula. Puedo hablar con la persona más importante del país o con el que vende facturas y les hablo exactamente igual.

Noticias: ¿A quiénes admira?
Drozdek: Me causan admiración los perseverantes y la gente que se instruye. Estudio Historia del Arte, Literatura, trato de llenarme de conocimientos. Cuando hablo con gente que sabe mucho de algo y puedo aprender, me da admiración.

Noticias: ¿Le interesa la política?
Drozdek: No (se ríe), pero cada vez entiendo un poco más.

Noticias: Su marido pasó del mundo del espectáculo a ser director general de comunicación de la AFI. ¿Se consultan las decisiones laborales?
Drozdek: Nos consultamos todo, pero la última palabra la tiene cada uno. Me gusta mucho lo que hago, no pararía de trabajar ni me quedaría en ser ama de casa. Él es muy abierto. En la novela tengo marido y amante, beso a los dos y él, cero drama (se ríe).

Noticias: A partir de la denuncia de Calu Rivero, está en cuestión cuánto de ficción hay en los besos de las novelas. ¿Se sintió violentada por compañeros alguna vez?
Drozdek: En “Golpe al corazón” tengo un marido, Facundo Espinosa, y un amante, Julián Serrano. Con los dos hablamos antes de las escenas y decimos: “Hacemos hasta acá”. Cuando se sobrepasa eso, hay una falta de respeto. Pero nunca me pasó.

Estudió Teatro desde los 10 pero a los 18 años siguió el consejo de sus padres y se anotó en Comunicación Social. De lunes a viernes cumplía el mandato y los fines de semana hacía teatro under y a la gorra. Cuando le faltaban dos materias para recibirse, fue a un casting que buscaba una actriz desconocida, y quedó. A las dos semanas, estaba en una marquesina de la avenida Corrientes. Desde entonces, no tuvo baches laborales. Además de la novela, conduce “Mundo pádel” en TNT Sport. ”Cuando me lo propusieron, me moría de risa. Me dijeron que pensaron en mí porque tenía que ver con ese deporte”, cuenta.

Noticias: ¿Usted juega?
Drozdek: No, apenas, pero voy a tomar clases con amigas, vamos a armar un grupito. El programa va bárbaro, tenemos los derechos del World Padel Tour, un torneo mundial.

Noticias: Dice que admira a los perseverantes, ¿qué desea lograr?
Drozdek: Quisiera que alguien me diga: “Me gusta tanto lo que hacés que quiero ser como vos”.

Noticias: Se propone que la admiren.
Drozdek: Sí, obviamente que uno tiene que transitar más experiencias. En “Golpe al corazón” pude desarrollar otra faceta. Hago de mala, loca, psicótica porque ella se transforma, tiene altibajos y pasa por varios estados en una misma escena. Agradezco que el papel sea tan demandante y me permita jugármela a full. Mientras más difícil es la escena, más adrenalina me da. Antes estaba muy cómoda con los personajes que hacía.

Noticias: Era la “chica linda”.
Drozdek: Claro, me queda cómoda la comedia, como el año pasado en “La peluquería de Don Mateo” (reversionó el “Hola, mami” de Luisa Albinoni). Esto que sale de la comodidad, me da satisfacción.
No le gustaría esperar mucho para ser mamá y quiere tener más de un hijo. “Conozco chicas que son mamás y son súper cancheras, no es que se les trabó la vida por ser mamás, ya no es como antes”.

Noticias: ¿Qué cosas la traban?
Drozdek: Siento que todavía no me llegaron muchas oportunidades. (Piensa las palabras). No me gustaría que algo personal sea un límite para desarrollarme en lo laboral o que me condicione a los ojos de otros.

Noticias: ¿Siente la mirada prejuiciosa de que, porque es la mujer de, consigue determinados papeles?
Drozdek: Y… la gente siempre va a pensar mal, ya aprendí a ser consciente de eso. Siempre que voy a un trabajo, trato de que se transforme en mi familia. Entonces, si tenían algún concepto erróneo, cuando me conocen, se les va. Creo que un productor ve trabajando a Luly Drozdek y se le borra cualquier prejuicio. Soy súper perfil bajo y espero nunca agrandarme. Sería una decepción si cambio de personalidad por estar al lado de Hernán y su entorno o por ser protagonista de una novela.

Valeria García Testa
@valgarciatesta