Menú
Política / 25 de noviembre de 2018

Miguel Ángel Pichetto: el operador que se reinventó a sí mismo

Habla el hombre clave del peronismo no K. Su relación con Cristina y el grupo de WhatsApp con los gobernadores. “No me vieron venir”.

Por

Foto: Marcelo Escayola.

Hace 25 años que Miguel Ángel Pichetto recorre los pasillos del Congreso. Ocho años como diputado y 17 como senador lo convirtieron en un especialista en la discusión palaciega. Sin embargo nunca, hasta ahora, se había transformado en uno de los máximos referentes de la oposición.

“Es culpa nuestra, reinventamos a Pichetto”, suelen repetir en los pasillos de la Casa Rosada cuando se enteran de que el senador que arma Alternativa Federal, el espacio peronista que quiere terminar con la polarización entre Mauricio Macri y Cristina Kirchner, le impone condiciones al Gobierno en alguna de las múltiples negociaciones que llevan a cabo. “Tal vez el que se ha reinventado he sido yo”, le contesta a NOTICIAS el legislador. Y agrega: “En política no hay nada más complejo que no aceptar la realidad. Cambiemos tiene minoría en ambas cámaras. Parte de que el presidente Macri termine su mandato tiene que ver con la oposición, que ha sido razonable y de la que me considero un actor central”.

El miércoles 21, Pichetto junto a los demás armadores del peronismo federal (Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti) se reunieron con nueve gobernadores. Una muestra de poder que sorprendió a todos los sectores políticos. Todo sirve para agigantar la figura del jefe del bloque peronista en el Senado: “Se encontraron conmigo, tal vez no me vieron venir”, asegura.

(Lea también: Quién es Guillermo Seita, el titiritero del nuevo peronismo)

Noticias: Usted fue el primero en manifestar intenciones presidenciales: ¿fue una manera de apurar al resto?
Miguel Ángel Pichetto: Yo tengo vocación política. Y considero fundamental ampliar el debate en la Argentina que es muy precario y que muchas veces se reduce a 20 caracteres de Twitter. Estoy dispuesto a ser candidato. Cuando lo dije el primer día, lo hice como una acción disruptiva para compañeros que estaban en espacios de confort, porque faltaba mucho tiempo. Pero si hay un candidato mejor que nos permita ganar, estoy dispuesto a acompañar. Tenemos que construir un programa: un modelo capitalista, ligado a la defensa de los intereses nacionales. Que tenga una política migratoria generosa, pero que los que delincan sean expulsados rápidamente. En Argentina hay peruanos que se dedican a la cocaína, colombianos al lavado de activos y paraguayos a la marihuana. Y hay que recuperar las fuerzas armadas. No existe un país que no tenga una estructura de defensa. Barcos pesqueros coreanos, chinos y españoles están depredando el mar argentino y nadie los controla.

Noticias: La plataforma suena más parecida a la de Cambiemos que a la del kirchnerismo, y tiene un aire a Bolsonaro.
Pichetto: Yo creo que los últimos cuatro años de kirchnerismo modificaron negativamente los grandes lineamientos que hizo Néstor. Estaban dados todos los factores para anidar una crisis profunda que no se concretó por el cambio de gobierno. También el macrismo, con una incapacidad notoria y con un eje centrado en el gobierno de los CEOs, ha fracasado. Les queda más de un año para cambiar, espero que lo hagan.

(Lea también: Cómo afecta a la economía argentina la llegada de Bolsonaro al poder)

Noticias: ¿Hay posibilidades de lograr la unidad con Cristina Kirchner?
Pichetto: La nuestra es una opción diferenciada. Sería traicionar a la gente que está adhiriendo a este espacio. La unidad es valiosa, pero en esta etapa es más importante la identidad, tener un mensaje claro. Por otra parte, Cristina está ocupando un espacio más ligado a la izquierda, así lo vimos en su última aparición pública en esa denominada Contracumbre. Su discurso atrasa notoriamente. Hay que salir de la ideología del “pobrismo” y salir de la cultura de tener desocupados subsidiados. Hay algunos sectores que les conviene que haya pobres.

(Lea también: Uno por uno: quiénes son los fieles laderos de CFK)

Noticias: El Gobierno compartía ese discurso…
Pichetto: Pero aumentó el gasto social. Tienen procesos culposos. También saben que fracasaron en lo económico y tienen que aguantar este gasto indefectiblemente para que no haya conflicto social. Ni siquiera fueron liberales. Hay algunos que el domingo van a misa, reparten alimentos y se sienten bien. Es el modelo de la beneficencia de la década del ’50 donde algunas señoras tranquilizaban la conciencia regalando ropa y alimento. No tuvieron nunca un plan económico. El Gobierno hace kirchnerismo blanco.

Pichetto contesta con paciencia, en su despacho del Congreso. Sólo en un momento interrumpe la entrevista: “Me voy a afeitar para salir bien en las fotos”, dice aunque no tiene ni una sombra de barba. Es su rutina diaria. Se escapa de la oficina unos minutos y vuelve. Se sienta y continúa conversando.

Noticias: ¿Por qué dice que Cambiemos mide la política en tuits?
Pichetto: Hay una precariedad del debate político. Cambiemos está equivocado porque no hay explicación de sus actos de gobierno. Hay una carencia de los principales funcionarios en los espacios de la comunicación tradicionales. Y reducirlo todo a Google, Facebook… bueno. Y ahora parece que descubrieron el “arma” de WhatsApp. Lógicamente que hay que incorporar estas herramientas, pero mucha gente todavía se nutre con los medios tradicionales y ellos subestiman eso. Hacen focus groups, ven cómo viene la mano y gobiernan en base a eso. A veces, el estadista tiene que tomar decisiones contra la corriente, como hablar de temas tabúes en esta sociedad como la inmigración y los delincuentes.

(Lea también: Estrategia Whatsapp 2019: cómo captar votos por chat)

Noticias: Pero Cambiemos introdujo el debate del aborto, que antes no se había dado.
Pichetto: Sí, fue un tema interesante. Pero me parece que cuando un gobierno introduce un tema tiene que lograr el resultado. La posición pro aborto era la más cercana a Cambiemos.

Noticias: ¿Lo imagina a Emilio Monzó en Alternativa Federal?
Pichetto: Monzó es un hombre de lealtades y yo lo veo comprometido con su gobierno. Me parece un activo político desaprovechado, lo mismo que Rogelio Frigerio. Emilio se va a mantener en Cambiemos, pero creo que está con cierto desencanto porque él cree en la política como un arte. Y Argentina necesita menos marketing y más política.

(Lea también: Emilio Monzó se despide de Cambiemos)

Noticias: En cuanto al desafuero de Cristina, ¿sigue sosteniendo que la condena firme se da sólo con el fallo de la Corte Suprema?
Pichetto: Con Cristina en realidad no había pedido de desafuero, pero el oficialismo construyó un “titulito” en la sesión del Senado. En realidad el Tribunal Oral Federal ya había decretado la libertad de todos los imputados en la causa. La gente se come que la oposición no bajó a tratar el desafuero y que uno defiende a Cristina. Recientemente el presidente de la Corte dijo que la prisión preventiva no puede ser el sistema para poner presa a una persona sin el juicio. No es conveniente el derecho penal del enemigo. Tiene que haber fallo de Casación y queda el recuso extraordinario de la Corte.

Noticias: ¿No es una manera de garantizar impunidad?
Pichetto: No, es una manera de garantizar el debido proceso. Eso sí, los plazos son largos, hay que acortarlos: los recursos no pueden durar muchos años. Entiendo el enojo de la gente. Hay una política de indignación que produce malestar en las sociedades modernas con eventos que se visualizan como hechos de corrupción aún cuando no están probados. Pero mientras no haya condena firme rige el principio de inocencia. Esto no es para Cristina Kirchner o Carlos Menem, es para todos. Y este esquema es circular: si se utiliza el mecanismo de la Justicia para perseguir enemigos, esa circularidad puede volver para el gobierno de turno.

(Lea también: “Pino” Solanas: “A Macri le van a llover causas penales”)

Noticias: Daniel Scioli hizo gestos de acercamiento al peronismo federal. ¿Tiene lugar en el espacio?
Pichetto: Sí, tiene lugar en la medida que acompañe. Él tuvo una gran oportunidad, pero me parece que Alternativa Federal está en otra construcción de liderazgo. Yo siempre aposté porque él ganara, no como otros del partido que querían que perdiera. Los sectores juveniles decían que era mejor perder que ganar: Scioli lo sabe.

Noticias: ¿Ya tiene grupo de Whatsapp Alternativa Federal?
Pichetto: Tenemos un grupo donde nos comunicamos con Urtubey, Massa y Schiaretti. Pero vamos a integrar a todos los gobernadores y dirigentes importantes. Y también entré en el mundo de las redes a nivel personal: abrí el Twitter porque me falsificaban la identidad. Pero no voy a hacer política conyugal, eso que hacen los políticos de mostrar a sus mujeres. No creo que la política sea un bien ganancial de la pareja y esas pavadas.

Noticias: ¿Habla con Macri?
Pichetto: Hablé en dos oportunidades durante su mandato. Me llamó por teléfono para hacerme un reconocimiento cuando votamos a los jueces de la Corte. Y la segunda vez fue durante el debate del aborto. Tengo un trato correcto y de respeto.

Noticias: ¿Y con Cristina?
Pichetto: Hace mucho que no hablo, más de tres años. Usted sabe que el Senado es un edificio muy grande y hace mucho tiempo que no me cruzo con ella.