Menú
Política / 11 de junio de 2019

Sergio Berni habla del contacto con Cristina Kirchner la noche que murió Nisman

El ex funcionario atendió a NOTICIAS en su búnker de campaña del centro porteño, que antes era su casa, el jueves 6. “Lo raro sería que ella siguiera durmiendo”, señaló.

Por

Sergio Berni
Foto: Marcelo Escayola.

Tras una hora de charla, Sergio Berni ya no esconde su malhumor y protesta: “Si sabía que era para esto, no les daba la entrevista”. Las preguntas de NOTICIAS por las novedades en la Justicia que revelaron que el ex secretario de Seguridad habló 31 veces con Cristina Kirchner en la noche de la muerte del fiscal Alberto Nisman, no representan un tema importante para el ahora candidato a gobernador bonaerense.

El ex funcionario K había llegado una hora antes en bicicleta a su estudio del centro porteño, el lugar donde alguna vez vivió y que hoy es su centro de campaña. “Me olvidé”, le dijo a NOTICIAS antes que nada, sobre la entrevista pactada el día anterior. Por eso, para empezar, hubo que esperar que se bañe. Luego sí, comenzaron las preguntas.

Noticias: Usted antes había dicho que hizo dos llamadas, pero fueron muchas más.
Sergio Berni: Lo que interesa es lo que uno declara bajo juramento en sede judicial. Después, en la medida que uno va hablando en los medios, a veces se descontextualiza o a veces uno les resta importancia a los datos. Para mí la llamada telefónica es algo que no tiene trascendencia y uno tiende a minimizar. Yo aporté mis dos teléfonos a la Justicia. Pero, ¿cuál es la importancia? Lo raro hubiese sido que la presidenta se entere de la noticia y siguiera durmiendo.

(Te puede interesar: El día que se manipuló un sorteo de peritos en el caso Nisman)

Noticias: ¿En su declaración testimonial usted dijo que habían sido tantas llamadas?
Berni: A mí nunca me preguntaron cuántas veces había hablado con la ex presidenta. No me arriesgué a decir un número porque no sabía, pero dejé mis teléfonos. Está claro que hay una necesidad de desviar la atención. Me parece que la cantidad de llamadas es lo más normal. Acá lo importante es que nosotros queremos saber la verdad de lo que pasó. Los crímenes perfectos no existen, lo que existen son las malas investigaciones. Esto empezó hace cuatro años con la fiscal Fein, pero como aparentemente no estaban de acuerdo con lo que iba a pronunciar, la sacaron y pusieron a la Justicia Federal, que no aportó ni una prueba. Por lo tanto Fein no era mala o nadie se anima a decir la verdad. Acá juegan cuestiones externas. Hay países que están involucrados con esta investigación.

Noticias: ¿Se refiere a Estados Unidos?
Berni: No, yo no quiero dar nombres. Pero sabemos que hay muchas cuestiones. Me parece que todos queremos saber qué pasó, pero también de dónde salió la plata que tenía en el exterior, los departamentos sin declarar, ¿dónde están los mails de Nisman? Me parece que estamos ante un escenario más complejo y la mejor manera de distraer la atención es con este tipo de información que, para mí, carece de significado.

(Te puede interesar: VIDEO | NOTICIAS recorrió el departamento donde apareció muerto Nisman)

Noticias: En ese momento, Cristina dijo que fue la ex ministra Cecilia Rodríguez la que le avisó, no usted.
Berni: La verdad es que no sé. Yo era el secretario de Seguridad, no le hacía preguntas al presidente. ¿Pero en qué cambia? Como no tenemos cosas sustanciales para discutir, mire la estupidez de la que hablamos. Cada vez que el Gobierno está en un problema económico y político pone estos temas en el tapete. Vamos a pasar toda la campaña dando explicaciones.

Noticias: Usted no fue un secretario normal. Por momentos parecía ser el ministro.
Berni: La verdad es que yo no era un secretario anormal. Los anormales eran los demás que en vez de trabajar se quedan en sus oficinas. Yo estaba en la calle.

Noticias: A la distancia, ¿se arrepiente de haber ido al departamento de Nisman?
Berni: Uno se arrepiente de lo que no hizo, no de lo que hizo. Sería una postura muy simple decir “me quedaba en mi casa y no tenía problemas”. Uno cuando asume una responsabilidad la asume completa. Pero ya lo expliqué. O los periodistas están muy desinformados o son muy malintencionados. Nadie entró al baño. Entré al departamento porque el médico que fue no dejó ningún certificado.

(Te puede interesar: Alberto Nisman: aniversario silencioso)

Noticias: ¿Esa fue la primera irregularidad?
Berni: Esa fue la madre de todos los problemas. Si usted tiene del otro lado de la puerta a una persona que le dicen que está muerta, pero no hay un certificado médico… Yo he visto personas con una bala en la cabeza y sé qué hacer. Este era un médico que nadie conocía, el jefe de la Prefectura me dijo que tenía acento extranjero. Según la pericia, Nisman estuvo agonizando.

Noticias: Había llovido y usted venía de Zárate. Cuando entró también pudo haber contaminado la escena.
Berni: Yo tenía las mismas condiciones que el resto. No sé qué dice el expediente porque yo no tengo acceso, pero no se alteró la escena. Había un montón de pruebas que no aparecieron, no hubo huellas dactilares. Nadie puede explicar cómo hizo el asesino para entrar.

Noticias: Por su experiencia, ¿los casos que pasan años sin resolverse suelen no tener condena?
Berni: Es un problema de la Justicia que está muy cuestionada.

(Te puede interesar: Arroyo Salgado renunció a la querella en la causa por la muerte de Nisman)

Noticias: Siempre estuvo muy cuestionada.
Berni: Pero hoy hay claras evidencias de la connivencia promiscua entre los servicios de inteligencia internos y externos. El caso D’Alessio ha venido a confirmar lo que todos sospechábamos.

Noticias: ¿Pero más que en el kirchnerismo?
Berni: Le repito, con el caso D’Alessio salió a la luz esa connivencia.

Noticias: Usted ya está trabajando en campaña. ¿Va a apoyar a Cristina?
Berni: Sí, claro.

Noticias: Pero en 2015 Alberto Fernández contó en televisión que se había cruzado con Nisman y ambos creían que el encubrimiento estaba probado a través del pacto con Irán. ¿No tienen ahora una contradicción en el espacio?
Berni: Supongo que se habrá dado cuenta de que estaba equivocado.