Viernes 9 de diciembre, 2022

COSTUMBRES | 22-10-2022 00:03

Casa Foa 2022: Cómo equilibrar patrimonio y progreso

La 38° exposición de arquitectura y decoración abre sus puertas en un edificio histórico de Retiro. E interviene en la disputa tan actual entre pasado y futuro.

Siempre en busca de locaciones icónicas, Casa FOA, la muestra más importante de arquitectura, diseño y decoración, abre sus puertas en el Pensionado y Casa Parroquial Madre Admirable, en la coqueta esquina de Suipacha y Arroyo, en Retiro. Además, por primera vez la exposición también permitirá la entrada a un museo, mediante una conexión entre jardines con el de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco en su sede del Palacio Noel. El resultado es un recorrido que une el futuro del diseño (tal la temática de este año) con la belleza perenne del patio andaluz.

Abierta desde el 14 de octubre hasta el 20 de noviembre, es una invitación a espiar lo que se viene en términos de diseño, pero también a reflexionar sobre el destino de los edificios patrimoniales cuando necesitan “aggionarse” a la vida contemporánea.

Casa Foa

Verde omnipresente

La temática de este año es “Escenarios futuros”. Se trató de pensar el sentido del vínculo con el diseño, las nuevas formas de habitar, la incursión de la tecnología en la vida cotidiana y los diseños que ayudan a la preservación del ambiente y generan armonía, entre otros temas.

Esto lo logró, por ejemplo, el espacio de los arquitectos Daniel Germani, Patricia Mezzadra y Carola Moris, que a su cocina-comedor plena de materiales luminosos y cálidos le agregaron un jardín de invierno en el que cultivar hierbas y vegetales, pero donde también hay espacio para el home office relajado y en contacto con el verde. “Un espacio que mira al futuro con optimismo y que se beneficia y aprende de los cambios generados no solo por la tecnología, sino por los efectos de la pandemia”, describen sus creadores. Y así, sin terrazas o grandes ventanales, de todos modos se logra un lugar conectado con la naturaleza y el afuera.

Otra cocina que se enfocó en el verde fue la de María Delia Zaccagnini. La profesional imaginó una trama que liga tecnología, naturaleza y arte. Así, en diversas estaciones pueden resolverse distintas necesidades, desde la hora del café a la de los tragos, pasando por el lavado y procesado de los alimentos frescos. Lo sustentable cobra fuerza con sectores para el cultivo de aromáticas, un sistema inteligente que regula el uso de energía y la elección de materias primas reutilizadas, entre otros gestos. “Todo el diseño se encuentra atravesado por la noción de biofilia, una manera de sentir la arquitectura en armonía con la vida”, detalla Zaccagnini.

Casa Foa

De tendencias

Casa FOA también es una presentación de tendencias al público general. Así, el tono “Silencio de invierno”, el color del año de Alba, inspirado en los tonos cálidos de las flores secas y los campos, se vio a lo largo de toda la muestra. “Se aprecia cómo el medio ambiente toma el centro. La tierra se ubica como fuente de todo: bienestar, inspiración y proyectos de vida”, detallan desde la marca.

La búsqueda de nuevas formas de habitar es otro punto fuerte que se refleja en todos los ambientes, incluso el baño. El espacio de Claudia Camisar Alterman y Adriana Teplixke, donde la iluminación es casi una obra de arte y los revestimientos fueron tratados como una caja envolvente que acentúa la sensación de cápsula de relax, es un gran ejemplo.

El coworking también sigue vigente en tiempos en los que la presencialidad volvió a las oficinas. Guadalupe Diez e Inés Muzzio lo interpretaron en su espacio de la mano de Grupo a2, donde separaron el ambiente en tres sectores bien diferenciados: el área de oficina, un living y un genial ducto que funciona como “phonebooth”, para dar privacidad al hablar por teléfono y no molestar al resto. En todo el espacio, los círculos y las formas curvas atraviesan el diseño aportando estética, pero también soluciones de guardado e iluminación.

Y si algo quedó de la pandemia, fue la necesidad de que cada espacio fuera multifuncional. Viviana Melamed lo puso de relieve en su habitación principal, donde se entrelazan tres áreas, todas hablando un mismo lenguaje de materiales nobles e innovadores: el sector de dormir y lectura, el de trabajar y el de entrenamiento y bienestar. Para unirlos sin fisuras, se recurrió a texturas artesanales, planos espejados, vidrios coloreados y una domótica que controla todas las operaciones diarias.

También el bar es fundamental en la casa del futuro, cada vez con más espacio para el disfrute. El de Carla Barconte, Carolina Estelles y Mariana Paccieri fue pensado para experimentar los sentidos, y lo hace mediante una geometría curva de madera que envuelve todo el ambiente, conteniendo las diferentes situaciones. Madera, mármol y cobre aúnan calidez y contemporaneidad, al tiempo que el arte de Laura Lumi acompaña con un biomaterial y una composición de botánicos, un guiño a los ingredientes del gin.

Casa Foa

Revisitar el pasado

El edificio sede de Casa FOA 2022 tiene protección patrimonial. Si bien no hay datos precisos de su fecha de construcción, ya para 1920 era conocida como la “Casa de Arroyo”. Fue asilo, escuela taller, comedor, jardín de infantes y hogar de mujeres, y se completó con una capilla y un jardín lindero al Museo Isaac Fernández Blanco. Con toda esta impronta, la muestra pretende ser un lugar de encuentro entre el pasado y el futuro, donde el patrimonio más distinguido de Buenos Aires emplace el diseño que vendrá. Hasta el 20 de noviembre hay tiempo para visitar esta comunión.

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios