Viernes 9 de diciembre, 2022

COSTUMBRES | 18-06-2022 00:23

Cinco estilo icónicos en la moda masculina

Son las etiquetas que visten a los varones más ricos y famosos del mundo. Por qué son elegidas y cómo se reinventan para seguir vigentes.

En la última gala de los Oscar, el actor Timothée Chalamet llevó un traje de dos piezas diseñado por Nicolas Ghesquière, de la casa Louis Vuitton. ¿El detalle? Sin camisa y con el pecho al aire, el último grito de la tendencia masculina. Pero eso no es todo, su chaqueta era una torera negra y el accesorio, un collar con dije de jaguar de la firma Cartier. En la otra punta de la alfombra roja, el cantante colombiano Sebastián Yatra, hacia lo propio con un traje rosa pastel de Moschino.

El estilismo masculino se supera a sí mismo, mientras las firmas más exclusivas del mundo se disputan a la audiencia global con acuerdos impensados, como el caso de Dior con el Paris Saint Germain (PSG), que en agosto pasado presentó a Lionel Messi enfundado en uno de sus impecables trajes.

Javier Bardem para Ermenegildo Zegna

Los hombres se vuelven cada vez más exigentes y las marcas de lujo se reinventan para satisfacerlos. Aquí, un grupo de expertos explica cómo es el estilo premium de hoy y cuáles son etiquetas que los ricos y famosos del mundo eligen.

Lujo industrial vs. artesanal

Según el sastre argentino Nicolás Zaffora: “Cuando hablamos de ropa y calidad lo que se me viene a la mente son sastrerías y no marcas de jean como G-Star War que me encanta, pero es otra cosa”. Y agrega: “Si tengo que hacer un ranking no hablaría de Gucci o Prada porque son de lujo industrial. Las cosas están bien hechas, tienen géneros exclusivos, pero no hay un artesano detrás. El que entiende busca más que una tienda. Las marcas de lujo y de logo grande, primero nacen genéricas y después, en todo caso, se vuelven artesanales”.

Por su parte, el empresario textil Gustavo Noca, director de INTEX, compañía dedicada a la camisería de hombre y de mujer, aporta una mirada diferente en relación al lujo. “Dentro de la industria de la moda masculina, lo interesante es ver la transformación que tuvo el hombre desde la funcionalidad y la estética, cómo pasamos de Brioni a Nike. El estilo casual tomó un posicionamiento que nunca habia tenido en los últimos 60 años. El lujo dejo de ser un ambo de tres piezas a medida, para pasar a ser 'sneakers' (zapatillas)”, explica.

Desde Barcelona, Ramón Pique Sanz, autor del libro “Vestimenta y Protocolo” y sastre de Ermenegildo Zegna por más de 42 años, es categórico: el hombre perdió el estilo. “Desgraciadamente en el aspecto de la ropa hemos ido hacia atrás. No importa la vestimenta como antes. Y no es un problema económico, sino de gusto. Hoy en día podés vestir bien a unos precios muy moderados en tiendas como Zara o Massimo Dutti, que hacen productos a buenos precios”. A la pregunta de qué es el buen gusto, responde: “Es saber combinar prendas y colores y que no sean realmente disparatadas”.

J Balvin

Por su parte, el estilista Alejandro Luciani, encargado de la imagen de varias estrellas locales, analiza el styling masculino que proponen las principales marcas del mundo en términos de marketing: “Con sus campañas; Dior, Vuitton y Gucci buscan bajar el nivel etario de sus clientes. Influencers como Timothée Chalamet o Harry Style son lo mejor que les pudo pasar. Hacen que los hombres se animen a otra cosa”. Pero, explica Luciani, eso no es todo, porque también hay nuevas marcas con precios exorbitantes que emergen en el mercado: “La marca Yeezy Mafia, del rapero Kanye West, es todo un suceso en zapatillas e indumentaria informal. La ex pareja de Kim Kardashian es lo último en tendencia de hombres y hasta hizo colaboraciones con Balenciaga y Adidas. Sus productos se agotan en horas. ¡Y ni hablemos de las faldas para hombres! Uno de los enamorados es el actor Oscar Isaac, que fue a la última Gala del Met con una falda plisada de Thom Browne por debajo de la rodilla junto a su mujer, la guionista Elvira Lind, vestida con un traje pantalón”, concluye.

Etiquetas premium

Una selección de etiquetas que han sido y son elegidas por los hombres más elegantes del mundo, puede dar información relevante acerca de lo qué significa la vestimenta de lujo masculina de todos los tiempos. Aquí, cinco propuestas icónicas.

Berluti: Berluti es una de las marcas más exclusivas del mundo de calzado que luego se diversificó en indumentaria. Su historia se remonta al año 1895, cuando Alessandro Berluti comenzó a fabricar zapatos que estuvieron en los pies de James de Rothschild, Frank Sinatra, Robert de Niro y hasta Andy Warhol. Si bien desde 1993, Berluti pertenece al conglomerado de lujo LVMH, las riendas siguen en manos de la familia fundadora. La marca concibe cada par de zapatos como una verdadera obra de arte. Las tiendas se distribuyen en las principales capitales del mundo pero su sede está en París, en el 31 de Rue Marbeuf. ¿Cuánto cuestan unos auténticos Berluti? Los valores escalan a partir de los 800 euros.

Andy Warhol by Berluti

Brioni: Fundada en 1945, Brioni nace en Roma, de la mano de Nazareno Fonticoli, su sastre principal junto a su socio comercial Gaetano Savini. Esta casa es considerada la sastrería más exclusiva del planeta. Su “savoir-faire” se basa en el concepto de “bespoke” o, lo que es lo mismo, que cada cliente elija hasta el último detalle de su traje. En 1985, Brioni fundó la “Scuola di Alta Sartoria”, con el objetivo de trasmitir el método de sastrería de Brioni. Entre sus fieles seguidores se encuentra el ex presidente norteamericano Donald Trump. Según un artículo publicado por el diario El País, el empresario viste trajes de Brioni desde al menos 2004. Y hasta reconoció en el libro “Trump: Think Like a Billionaire”, que la marca le prestó trajes para su reality, el programa de televisión “El Aprendiz”. El detalle no pasó desapercibido en Estados Unidos donde lo criticaron por no apostar por una firma nacional. Por su parte, el millonario textil español Amancio Ortega (dueño de Zara) reconoció vestir trajes de Brioni. James Bond, protagonizado por Pierce Brosnan, lució su sastrería y Tom Cruise usó un smoking de Brioni en la premiere de “Top Gun: Maverick”. Un traje “ready to wear” parte de US$ 5000. Los valores se multiplican en las prendas a medida.

Anthony Hopkins para Brioni

Stefano Ricci. Fundada en 1972, en Fiesole, a las afueras de Florencia, la marca de sastrería italiana Stefano Ricci vistió a celebridades como Andrea Bocelli, Morgan Freeman y Tom Cruise e, incluso, a Nelson Mandela. En declaraciones a la Agencia AFP, Niccolo Ricci, hijo del fundador; afirmó: "Hemos descubierto que no hay límite de precio si el cliente reconoce que se trata de un producto de alta calidad". La marca, que solo fabrica en Italia, es producto de la pasión de Stefano Ricci, su fundador, por las corbatas. ¿El precio de un traje? A partir de los 4500 euros y entre 200 y 400 euros una corbata.

Stefano Ricci

Ermenegildo Zegna. Es uno de los mayores productores mundiales de telas finas en el mundo y la firma de ropa masculina más grande de la industria del lujo. La firma, que continúa en manos de la familia fundadora, nació hacia fines del siglo XIX, cuando Michelangelo Zegna, un relojero de oficio, comenzó a tejer lana en Trivero, al norte de Italia. En 1910, Ermenegildo, el menor de sus diez hijos, se hizo cargo de los telares y fundó el Lanificio Zegna, a los dieciocho años, con la ayuda de sus hermanos Edoardo y Mario. Un traje Zegna prêt-à-porter cuesta alrededor de 3000 euros, pero los valores escalan en los pedidos a medida.

Asa Butterfield para Ermenegildo Zegna

Polo Ralph Lauren: Fundada en Nueva York en 1967, es una de las marcas que mas resuena en el mundo. Su creador y alma máter es Ralph Rueben Lifshitz, el cuarto y último hijo de un matrimonio de inmigrantes judíos que nació en el Bronx neoyorquino, en 1939. Según la versión española de la Revista Vogue: “El pequeño Ralph lo tenía claro. Cuando alguien le pregunto qué quería ser de mayor, él contestó sin pestañear: millonario”. Con una de las cien fortunas más importantes de Estados Unidos, comenzó su negocio diseñando corbatas artesanales, un poco más anchas que las que se usaban en la época. El resto es historia, Polo Ralph Lauren es el elegido de figuras de todo el mundo. Uno de sus famosos embajadores de marca es el polista argentino Nacho Figueras, cara de la fragancia Polo Red Intense.

Angus Cloud

 

Tipos de sastrería

  • Ready to wear” o listo para usar: Es lo que se ve en las vidrieras. Está pensado para muchas personas, con el mismo talle.

  • “Made tu mesure” o a medida: La prenda está personalizada, con técnicas industriales.

  • Bespoke”: A medida y a mano, un trabajo que solo hacen los sastres.

 

Stefano Ricci

 

 

-María Ezcurra es periodista especializada en Marketing y Comunicación de Lujo.

María Ezcurra

 

 

También te puede interesar

por María Ezcurra

Galería de imágenes

Comentarios