Sunday 14 de April, 2024

COSTUMBRES | 28-01-2024 08:36

Claves para convivir y disfrutar en las playas pet friendly

En Mar del Plata, Pinamar y Punta del Este, hay nuevos espacios para que los perros acompañen al mar a la familia. Reglas básicas de las mascotas en el mar.

Según estudios de 2023, Argentina es el país del mundo con más mascotas por habitante. Se estima que de cada 10 familias, ocho tienen al menos un animal en sus hogares y un 81% de estos son perros. Con estos datos no causa sorpresa que a la hora de salir de vacaciones sean muchos los que busquen lugares donde sus mascotas, parte indiscutible de la familia, sean bien recibidos. Y en la playa argentina y uruguaya comienza a haber opciones para hacer más agradable la convivencia entre perros y humanos.

Balnearios permitidos

En 2017, Yes! Playa Canina se convirtió en el primer balneario pet friendly de la costa argentina. Ubicado en Mar del Plata, no solo ofrece todos los servicios clásicos de un parador, sino que suma otros especiales para perros. A saber: pileta y duchadores caninos, sector higiénico, dispenser de bolsitas, hamacas para familia y mascotas, adiestradores, regadores para proteger a los perros del calor, plaza “agility” (para entrenar destrezas) y de juegos y hasta carpas pequeñas exclusivas que ofrecen sombra durante todo el día. Este año también sumaron espacios para ingresar con vehículos 4x4 y se mudaron al parador Helena. Además, mediante una alianza con Eukanuba ofrecen la posibilidad de participar por kits de la marca, estadías en las carpas y descuentos en Sportclub, cadena de gimnasios que ofrece clases de Agility para perros y sus dueños.

Perro rescatista.

Eso sí, para garantizar una buena convivencia es necesario respetar ciertas reglas. Antes de la admisión, cada perro será revisado por un adiestrador que evaluará al animal según ciertas pruebas de sociabilidad y conducta y así determinará tres niveles: experto (podrá estar sin correa), intermedio (podrá estar suelto pero con correa) y principiante (siempre con correa y acompañado de su familia). Además, es preciso presentar la libreta sanitaria al día. Aquellos perros agresivos o que ladren demasiado no serán aceptados, ya que podrían incitar a otros a generar peleas y tensión en el ambiente.

Perro

Hacia Pinamar, en tanto, el parador Salvador Gaviota aloja este verano la playa Cartoon Network, que cuenta con 10 carpas dog friendly y servicio exclusivo para perros, así como actividades diarias para hacer con toda la familia, desde acciones junto a Scooby Doo, un pelotero para los chicos y un laberinto canino. Durante enero también realizaron eventos junto a Eukanuba, dando una demostración de destreza canina a cargo de la escuela La Jauría.

Cómo autolimitarse con las mascotas

Pero más allá de los balnearios “oficiales”, en las distintas playas se han generado dinámicas que permiten que los dueños de mascotas puedan concurrir con sus amigos perrunos sin molestar al resto. En Pinamar, por ejemplo, desde 2016 una ordenanza municipal reglamenta la permanencia de perros en la arena. Esta indica que los animales pueden estar en las playas desde las 19 hasta las 9 entre los meses de diciembre y abril. Durante el resto del año, el horario no tiene restricciones. Pero, al mismo tiempo, da vía libre para que los paradores que lo deseen admitan perros en sus espacios, debiendo entonces indicar claramente cuáles son las carpas para familias con mascotas, con obligación de ofrecer servicio de agua, bolsas para los residuos y platos para la comida. “La iniciativa de esta norma es generar espacios amigables con los animales, que surgen a raíz de un cambio de modalidad de los últimos años, de turistas que viajan para vacacionar con sus perros”, apuntó la secretaria de Cultura y Educación, Alejandra Apolonio, al apoyar la ordenanza siendo concejal.

Mascotas

El juego también se abre para aquellos que poseen 4x4, porque en los sectores a los que pueden ingresar sí está permitido el acceso de los animales. Zonas como La Frontera, en Pinamar norte, el sector sur de Cariló y la playa de Costa Esmeralda, por fuera de los límites de sus propios paradores, son algunos de los puntos donde es común ver camionetas, carpas o gazebos y uno o más perros junto a cada vehículo.

Perro

Un poco más allá, en la ruta 11, hacia Mar de las Pampas y Mar Azul, la reglamentación también se vuelve más laxa. Aunque la playa no es oficialmente apta, las grandes extensiones y la menor concurrencia de gente hace que sea mucho más común ver veraneantes con mascotas. Nuevamente, aquí entra en juego el acceso: aquellas playas donde se entra con 4x4 es donde mejor son recibidas. En Mar Azul, una de las más recomendadas es la del Faro Querandí, amplia y oficialmente pet friendy.

En Punta del Este

Al otro lado del Río de la Plata, Uruguay también presenta opciones para un verano pet friendly. Eso sí, para pasar la frontera con mascota es preciso gestionar el Certificado Veterinario Internacional (CVI), que tiene una validez de 60 días corridos, contados a partir de la fecha de su emisión, y que es expedido por el SENASA. Uruguay también exige la implantación de un microchip y el certificado del mismo, así como calendario de vacunación al día. Y eso no es todo: es precisa una desparasitación interna y externa, el historial médico y una extracción de sangre que corrobore que el animal no tiene Leishmaniosis.

Pero una vez superados todos esos pasos, el perro puede disfrutar a la par de su humano en Punta del Este. Si se busca ser riguroso, las playas habilitadas por la Dirección de Medio Ambiente de la Intendencia de Maldonado son las paradas 39 y 40 de La Mansa, las 25, 26 y 27 de La Brava, el balneario Buenos Aires desde la calle 13 hasta la 20 y en la rambla de los Argentinos entre las avenidas Artigas y Julián Laguna, en Piriápolis. Además, en la zona de Solís, Bella Vista, Las Flores y aledaños se puede concurrir con mascotas a la desembocadura de los arroyos Espinas y Las Flores.

Pero aunque las playas habilitadas no son tantas, lo cierto es que pueden verse mascotas en todo tipo de balnearios. En general, no hay quejas, siempre y cuando el animal lleve collar y correa y se comporte bien. También, mientras se lo cuide como corresponde, lo cual implica mantenerlo hidratado, no dejarlo nunca encerrado en el auto y evitar que se queme las almohadillas cuando la arena está muy caliente. Todas cuestiones que hacen tanto a la salud del perro como a la buena convivencia con pares y humanos, prueba fundamental para que a futuro se sigan ampliando este tipo de iniciativas.

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios