Sunday 3 de March, 2024

COSTUMBRES | 20-03-2023 08:42

Cómo organizar una mudanza sin enloquecer

Recomendaciones de expertos para no agotarse. Cómo planificar desde el momento de comprar una nueva casa. Nuevos servicios de las mudadoras.

Duelo, divorcio, casamiento y mudanza. Así está compuesto el top 4 de actividades más estresantes de la vida, consolidado según diversas encuestas a través de los años. Y aunque en las tres primeras es difícil alejar el factor nervios y estrés de la experiencia, a la hora de mudarse el proceso no debería ser tan traumático. O al menos, así lo recomiendan los expertos desde libros, redes y plataformas web.

El costado inmobiliario

Una mañana de invierno de 2019, sentada en uno de sus bares favoritos, a Carolina Fryd (@carofryd) se le encendió la lamparita: desde sus años de expertise en el mundo inmobiliario, pensó que existe una distancia enorme entre lo que la gente sabe a la hora de decidir mudarse y lo que debería saber. Y que con su conocimiento podría cubrir esa brecha. ¿Cómo? Lanzando el libro “Para mudarte mejor” -de autoedición y disponible en su Instagram y en Mercado Libre-, como una invitación a navegar este proceso de la mejor forma posible.

Mudanza

La obra presenta historias de clientes reales a través de los cuales la especialista comparte los conceptos fundamentales de toda operación inmobiliaria. “Venía contando historias en redes y sentía que generaban interés, así que un día se me ocurrió combinar ambos aspectos, lo informativo y los relatos, para ilustrar esos conceptos que desarrollaba”, cuenta.

En este sentido, “mudarse bien” es tomar buenas decisiones, cosa que Fryd entiende que solo sucede si estamos informados y asesorados. “También es escucharse y salir a buscar sabiendo lo que uno quiere encontrar, algo que parece sencillo pero no lo es tanto. Una buena mudanza es un proceso que fluye, sin trabas, sin marchas y contramarchas, y sin la angustia de estar siempre queriendo ganar todas las batallas (como vender caro y comprar barato), sino con el foco en dar con ese espacio soñado donde uno podrá habitar y sentirse verdaderamente alojado en la nueva etapa de la vida que se abre”, describe la especialista.

Algunas claves para poder llevar esto a cabo son identificar el rumbo con claridad (saber bien cuál es la motivación tras la mudanza), así como pensar en barrios, tipologías y comodidades en función del estilo de vida de cada integrante de la familia. Luego, elegir cómo se llevará a cabo el proyecto, decidiendo si será o no de la mano de una inmobiliaria y cuál. “Recomiendo pedir mínimamente dos tasaciones y elegir una sola, probar de tres a cinco meses y en caso de no funcionar, cambiar. La exclusividad es clave para tener resultados en el menor tiempo posible y al mejor valor”, sugiere. Y algo vital: es importante ser flexibles con las visitas de interesados y exhibir la casa en su mejor versión, lo más despejada y despersonalizada posible. Si los propietarios no están en casa en el momento de la visita, mejor: está probado que los resultados de venta son mejores.

Mudanza

La organización

Una vez que se concretó la compra o la venta, es tiempo de poner manos a la obra con la organización de la mudanza propiamente dicha. Y ahí entra en juego otro tipo de emoción y estrés.

Sobre esto también hay libros que asesoran. Como “Omm Organizarte” (Grijalbo, reeditado con nuevos capítulos este mes), de Melanie Melhem, reconocida por su cuenta @organizarteomm, donde hace años comparte tips y datos para organizar la casa y la vida y vivir mejor. En su libro dedica un capítulo completo al momento de la mudanza.

“Recomiendo empezar con tiempo, dentro de lo posible. Planificar y armar un esquema con días y horas que se le pueden dedicar a embalar. También pedir ayuda y dejarse ayudar, ya sea por familiares o profesionales”, apunta. Según explica, para no estresarse es importante cómo nos mentalizamos y encaramos la mudanza y lo que esta significa. Sin importar si esta es a una casa más grande o más chica, se debe entender que es un momento de cambio, y para que sea positivo los pensamientos deben acompañar tratando de dejar atrás cuestiones del pasado y haciendo foco en el presente.

Una de las premisas fundamentales para el orden es hacer un gran descarte previo a la mudanza. No tiene ningún sentido acarrear de una casa a la otra cosas que seguiremos sin usar y que llevamos años sin hacerlo. “Mudándonos estamos dando un gran paso en nuestra vida, y es una buena oportunidad para evaluar qué queremos que nos siga acompañando y qué no”, apunta la experta, que también sugiere tener presente que ciertos elementos pueden serle de utilidad a otros.

Mudanza

¿Cuál es para ella una buena mudanza? La que no genera impacto negativo en nuestras vidas. En ese espíritu, sostiene que es la mejor oportunidad para soltar y mudarse más livianos, no solo literalmente sino también en cuanto al peso simbólico que pueden ejercer los objetos y muebles. “Las cosas que tenemos no están condenadas a acompañarnos eternamente. Nuestros gustos y usos cambian. Podemos usar esta oportunidad para cambiar con ellos”, aconseja. Porque como dice la frase célebre que encabeza el capítulo, “nadie sabe lo que tiene hasta que se muda”.

Otras recomendaciones prácticas son visitar la casa nueva una semana antes para evaluar dónde sería mejor guardar cada cosa, armar una valija con lo esencial para los primeros días que pueda usarse sin necesidad inmediata de ponerse a desembalar, chequear el estado de los servicios de la nueva vivienda y embalar por ambiente o categoría (incluso se pueden poner stickers de colores identificando cada uno).

La vida en un camión

Finalmente, quienes son expertos absolutos en el tema son las empresas mudadoras. Desde Verga Hnos, una de las más reconocidas del país, recomiendan pedir presupuestos por escrito y estudiar bien las distintas propuestas y su alcance. “Lo más importante es definirse por la empresa que te otorga mayor seguridad y confianza, que cuente con personal y camiones propios, con seguros vigentes de este personal y de tu contenido y que te brinde materiales correctos para el cuidado de tus pertenencias, asegurándote de que tus muebles serán trasladados siempre protegidos”, sostiene Jorgelina García, gerente de la empresa. También sugieren usar sí o sí cajas de cartón corrugado reciclado, denominadas doble triple, para reducir el riesgo de rotura y porque pueden apilarse sin ceder. Asimismo, dentro de la caja envolver pieza por pieza, rellenar con papel los espacios que queden libres y distribuir los pesos, de más pesado abajo a más liviano arriba.

Desde la compañía saben de sobra lo estresante que puede ser una mudanza. No solo por el hecho de que implica trasladar el contenido entero de una vida en un camión, sino por que suele ser el cierre a un proceso largo, incluyendo la inmobiliaria, la escribanía, los arquitectos en el caso de las casas nuevas... “Es lógico que quienes se mudan estén agotados física, mental y económicamente”, razona García.

En pos de reducir este estrés, su estrategia es personalizar cada mudanza. Ofrecen embaladores que pueden ocuparse de armar y desarmar las cajas, el envío de cajas de tres tamaños distintos que no exige devolución posterior para que cada uno pueda finalizar a su tiempo (sí ofrecen pasar a retirarlas luego para reciclado), elementos específicos para embalaje de ítems frágiles y hasta un servicio de venta para todo aquello que no se traslada al nuevo domicilio. “En la mayoría de los casos abonan su mudanza con el producido de su venta”, ilustra la gerente.

Son pocos días, pero que contienen el peso emocional de una vida. Por eso, y para transitarlo con calma y sin sobresaltos, mejor estar preparado y seguir los pasos de los que más saben.

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios