Monday 27 de May, 2024

COSTUMBRES | 10-05-2024 06:24

El chic patriótico: Los símbolos nacionales están de moda

Copan todo tipo de prendas y accesorios. La escarapela es el máximo ícono y el escudo, el motivo preferido. Por qué son tendencia.

Desde hace un tiempo, la escarapela empieza a poblar muchas más solapas que las de los blazers del colegio. Con otros aires y diseños, este símbolo argentino ha cobrado nueva vida, y deja en evidencia un renovado amor por la bandera, que se despliega además en otro tipo de elementos, desde bolsos y boinas a pañuelos y chalecos.

Prendedores


La nueva joya

El primer símbolo patrio en refrescar su diseño fue la escarapela, y son varios los emprendimientos que ofrecen su propia versión. Es el caso de Lore Fryd, tienda de joyería contemporánea que incorporó este producto en 2018. “Su elección como objeto de diseño no fue casual; más bien el resultado de una reflexión sobre nuestra identidad nacional y el deseo de reinterpretar un símbolo patrio arraigado en nuestra historia”, describe Fryd.

Escarapela

Su modelo inicial es bordado a mano con cristales checos en celeste y blanco, y este año lanzaron Cielo, con centro de cristal. Ambos son realizados artesanalmente. “También estamos explorando opciones para expandir nuestra línea, como accesorios de uso cotidiano que sirvan como recordatorio visible de nuestro orgullo nacional”, cuenta la diseñadora. En este sentido, relatan que observan una creciente tendencia a que estos íconos pasen a formar parte del lenguaje de la moda. A sus ojos, esto refleja un cambio cultural en el que la identidad nacional y el orgullo por la herencia son cada vez más valorados.

Celedonio Lohidoy es otro reconocido diseñador que ha hecho su propia reinterpretación. En su tienda homónima ofrece cuatro versiones de broches, dos con cintas y dos con perlas y cristales. “Siempre me gustó esa mirada de que la bandera era un trozo de cielo y se plasmó en un símbolo patrio. Y siempre usé escarapela en los sacos”, relata. Pero muchos lo miraban extrañados, no acostumbrados a esa imagen. Por eso, cuando comenzó a diseñar joyas también incluyó este ícono.

Hoy la respuesta ha cambiado radicalmente: “Se está volviendo a usar. La patria es nuestro hogar mucho más allá de lo político y de lo que nos quieren hacer creer. Por suerte cada vez comunicamos más nuestro amor a través de estas escarapelas”. Consultado sobre qué hay que tener en cuenta para llevar este símbolo con respeto y no como simple tendencia, sostiene que “la moda tiene una mirada más ligera; el símbolo patrio se lleva desde el alma y el amor”.

Broche patrio

 

Todo terreno

Las insignias patriotas también pueden encontrarse en otro tipo de objetos, accesorios y prendas. Mercedes Güiraldes, creadora de la marca Paisana, lo viene demostrando desde 2011. En sus comienzos, primero fueron las boinas bordadas con flores, pero no pasó mucho hasta que comenzó a experimentar con los motivos patrios por influencias y solicitudes. “El gen estaba y se desarrolló en el tiempo. Hay una necesidad de arraigo o hasta quizás de sentir pertenencia a lo nuestro, también un amor y orgullo por el país. Quizás es querer ‘hacer pie’ en lo poco que nos mantiene unidos en medio de los constantes cimbronazos sociopolíticos”, analiza.

Poncho

Entre sus productos más queridos resaltan cuadros, gorras, ruanas, camperas de jean, pañuelos y escarapelas. El 60% de su producción se vende internamente, y un 40% es comprada por expatriados. “Creo que estamos en un proceso de des-solemnización de lo formal y protocolar. Los símbolos pertenecían a las instituciones y a ‘la política’, ahora le pertenecen a los argentinos. Mejor dicho: siempre nos pertenecieron, pero ahora tomamos conciencia”, apunta.

Pañuelo

La marca Carro, creadora de “accesorios de acarreo”, también hace su aporte con su bolso “Argenta Vedette”. Que aunque fue lanzado en 2012, tuvo una versión inicial con los colores de la bandera pero sin el sol que lo caracteriza hoy. Ese modelo fue comprado por una productora de TV y usado para el personaje de Cristina que interpretaba Fátima Florez en “PPT”. El reconocimiento que tuvo motivó su siguiente y actual versión, con el sol con el gorro frigio y la boca pintada. “Siempre diseñamos desde nuestra identidad. Percibimos el pulso social y estamos atentas a las señales del inconsciente colectivo”, detallan Silvina Cannito y Guillermina Balsells. Por eso mismo, su diseño no solo refleja los símbolos patrios sino también humor e irreverencia. “No está pensado desde la solemnidad”.

Bolso

Hoy se ha convertido en su producto más pedido, y se encuentren desarrollando dos novedades de la misma línea, una mochila y una serie de piezas con bordado a mano. ¿Un dato interesante? El mayor incremento de la demanda se dio desde la Copa del Mundo en adelante.

 

En defensa de los símbolos

Finalmente, también el periodismo especializado en moda ensaya una respuesta sobre el auge de este uso patriótico. Lucía Levy, periodista y fundadora del medio digital @lacurvadelamoda, considera que tiene mucho que ver con el avance de un gobierno que vanagloria símbolos extranjeros. “Somos un pueblo que frente al mundo se presenta orgulloso de sus símbolos culturales populares: la comida, la música, el fútbol, y sus íconos como Maradona o Messi. Esta respuesta profundamente política se sintetiza en los símbolos patrios en la indumentaria”, apunta.

Boinas

A la vez, asegura que dentro de los grupos conocederos de la moda y la cultura hoy los símbolos extranjeros (sobre todo los norteamericanos) son considerados tilingos y de mal gusto. “Los protagonistas locales de la cultura revalorizan las expresiones argentinas”, sintetiza. De cara a un próximo Día de la Escarapela el 18 de mayo, y con el 25 tan cerca, la reinvidicación no puede ser más propicia.

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios