Martes 21 de septiembre, 2021

COSTUMBRES | 06-10-2020 14:42

Los hoteles se reinventan con nuevos servicios

Uno de los sectores más castigados por la crisis, busca caminos novedosos para seguir en contacto con el público. Gastronomía, tours y clases.

Lustrosos lobbies vacíos. Habitaciones de camas mullidas sin un solo huésped que se desplome sobre ellas. Restaurantes y bares sin el menor trajín. Por meses, aquel fue el panorama de los hoteles, desde los cinco estrellas a los más pequeños y boutique. Pero aunque el silencio fue completo, las mentes de muchos de los emprendedores detrás de esta industria nunca pararon de crear. Por eso, otro de los grandes focos de reinvención de esta pandemia está en la hotelería. Desde la reutilización de los cuartos como oficinas hasta el room service a casa, pasando por platos icónicos envasados al vacío y con instrucciones de cocción, las ideas florecieron. A continuación, algunas de las más creativas.

Gastronomía cinco estrellas

Entre las cuestiones que más destacan extrañar los habitués de hoteles resaltan el desayuno buffet y el room service. Y aunque puede que el buffet no esté disponible por varios meses más en este nuevo mundo distanciado, desde el Hotel Madero encontraron la forma de mantener vivo el espíritu del room service, aunque es más bien se trate de “home service”. Es que desde julio ofrecen el servicio “home suite home”, que permite recibir en casa la mejor gastronomía del hotel, servida en su vajilla original. Además, suman clases y un tour virtual, permitiendo sentir que se está experimentando una estadía real, aunque desde la calidez del propio hogar. El combo puede pedirse para un desayuno, almuerzo, té o cena e incluye también una botella de vino Rutini, una clase de yoga o cata online guiada por la sommelier del hotel y un tour virtual a cargo del concierge, acompañados de bata y pantuflas. Todos aquellos que vivan en un radio de tres kilómetros pueden acceder a estos servicios. “Disfrutamos generando experiencias de lujo, proponiendo espacios de disfrute, y hoy más que nunca la gente necesita ese mimo y ese escape, aunque deba hacerlo desde casa. El lujo está en ese sabor de un rico plato, en el agasajo del desayuno a la cama, en el juego de encontrarnos en una experiencia con servicio de hotel”, apunta Natalia Schargorodsky, gerenta general.

 

Desayuno Hotel Madero

 

Por su parte, desde el Intercontinental Buenos Aires también levantaron el guante de lo gastronómico y en septiembre lanzaron Box Gourmet, una propuesta que ofrece sus mejores platos envasados al vacío, para delivery y take away. A cargo del chef ejecutivo Bertrand Eginard, la idea es sofisticar el envío a domicilio con delicias como ñoquis de papa con estofado bourguignon, goulash húngaro con spaetzle casero, british curry y bondiola de cerdo glaseado, entre otros. Y para asegurar el disfrute tal como se vive en el hotel, cada box incluye un código QR para ver un video donde el propio Eginard explica cómo terminar y servir el plato en 10 minutos. “El Día del Padre logramos acercarnos a los clientes que cada año venían a celebrar al Brunch del hotel con nuestras Box Gourmet. Los comentarios que recibimos fueron excelentes, y eso nos abrió la puerta a lanzar este nuevo producto de forma permanente, que esperamos continúe evolucionando. Hoy ya estamos trabajando en próximas novedades, nunca nos quedamos quietos”, apunta Christian Essells, executive assistant manager.

Desde Palacio Duhau Park Hyatt tampoco quisieron quedarse de brazos cruzados. Por eso, en agosto inauguraron una tienda de delicatessen para take away, al tiempo que reabrieron las puertas de su pâtisserie, reconocida por sus icónicos macarons, entre otras creaciones del chef Damián Betular. La tienda de delicatessen, en tanto, nació del universo gourmet de la vinoteca del hotel, que combina etiquetas curadas por la sommelier Valentina Litman y quesos artesanales de su cava, fruto de productores locales y reflejo de la diversidad de las regiones del país. El maridaje finaliza con los arreglos de flores de temporada que propone la Florería del Duhau, también parte de la propuesta. Por estos días, además, acaban de inaugurar Duhau Terrazas, siguiendo la modalidad take away plus y permitiendo disfrutar los productos de ambas tiendas con vista al palacio, en el porte-cochère sobre avenida Alvear, con mesas al aire libre y una carta que incluye dulces de Duhau Pâtisserie, tablas de quesos y charcuterie, platos ligeros como ensaladas y sándwiches gourmet, cafetería y vinos por copa recomendados por la sommelier.

Recuperar el espacio

Pero no solo de comida viven los hoteles. Y así, también hubo reinvenciones en otro rubros. Como la de la cadena NH Hotel Group, que presentó el proyecto “Room Office”, en el que propone alquilar cuartos de sus hoteles para trabajar todo el día en total comodidad y silencio, como una modalidad de solución al trabajo remoto. En este sentido, las habitaciones habilitadas cuentan con iluminación natural, estación de trabajo con escritorio y silla ergonómica, wifi de alta velocidad, servicio de impresión, espacio, ambiente y servicios necesarios para concentrarse y conectar con los equipos laborales. Todo, con capacidad máxima de dos personas por habitación.

En tiempos en los que los cafés han dejado de ser una variante viable para trabajar fuera de casa y las oficinas compartidas aún no se han habilitado, este sistema recibió muchas alabanzas. “Tuvimos una excelente recepción, recibimos muchas consultas de profesionales que trabajan por su cuenta y de empresas para venir a trabajar a nuestros hoteles. En esta época, todos queremos sacarnos dudas y conocer protocolos sanitarios, y nosotros trabajamos para brindar un entorno que garantice una experiencia segura. Creemos que en los próximos meses, a medida que se vayan flexibilizando las medidas de aislamiento, subirá más la demanda", sostiene Julieta de Grazia, directora general región Cono Sur de NH Hotel Group.

 

Palacio Duhau

 

En el plan de volver a disfrutar los hoteles porteños, Four Seasons Buenos Aires acaba de lanzar una propuesta que incita a vacacionar en la ciudad, siguiendo la línea de las “staycations” que son tendencia en Estados Unidos e invitan a pasar el tiempo de vacaciones en casa y aprovechar el ocio con planes cercanos. “Buscamos promocionar el hotel como un resort en la ciudad, destacando sus jardines, terrazas, espacios al aire libre y restaurantes en el exterior, al mismo tiempo que comunicaremos diferentes actividades para hacer en la ciudad mientras se disfrutan las vacaciones cerca de casa”, anticipan desde el hotel, donde estiman abrir a mediados de octubre su restaurante Nuestro Secreto, así como los jardines de La Mansión y algunas otras “áreas sorpresa”. Pioneros en haber lanzado en abril un paquete a precio diferencial para comprar en el momento y disfrutar con la vuelta a la normalidad, bajo el certificado de regalo “Reconéctese”, continúan en plan de ofrecer un mensaje de vitalidad y capacidad de disfrute aún en este contexto, como se ve a diario en su cuenta de Instagram plena de entrevistas a referentes del turismo y la organización de eventos, clases de cocina y tragos y hasta DJ sessions los sábados con el espíritu de su efervescente Pony Line Bar.

A pesar de estas iniciativas llenas de creatividad, el de la industria del turismo es un panorama complicado (ver recuadro). Por eso también resaltan acciones como la de la cerveza Corona, que lanzó “Viajes con Conexión”, una campaña que busca impulsar a volver a la naturaleza y explorar destinos locales. Así, la marca reservó 1200 noches de hotelería en todo el país en formato de 100 paquetes para 4 personas, cada uno por tres noches, para sortear entre sus consumidores, para usar cuando esto pase. Establecimientos desde la Patagonia a la Costa Atlántica se ponen a disposición para volver a disfrutar de los viajes y apoyar a una industria que, aunque resiliente e innovadora, está en una etapa crítica.

Crisis en cifras

Bajo el hashtag #elturistaestuamigo, hace unas semanas se lanzó una campaña de concientización sobre el desolador panorama que atraviesan los hoteles: según un relevamiento realizado por la Asociación Hoteles de Turismo de la República Argentina, el 46% de los establecimientos considera probable su cierre definitivo si se mantiene el contexto actual. A la vez, el 50% apunta que o bien ya no posee capital de trabajo (35%) o solo posee autonomía para un mes más (15%). Entre marzo y junio de 2020 se perdieron unos 74.000 puestos de trabajo en la industria, con una crisis que impacta directamente en las economías regionales (en ciertas provincias representa el 10% del empleo). Y es que el turismo es el cuarto generador de empleos a nivel nacional y representa un 5% del PBI del país. La contracara más irónica es que el 97% de los establecimientos declara contar con los protocolos necesarios para operar de forma segura si se les permitiera hacerlo.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios