CULTURA | 15-05-2023 18:29

El fiscal que combatió el narcotráfico y hoy escribe policiales

Es italiano, se llama Gianrico Carofiglio y llegó por primera vez al país a presentar una novela. Por qué cree que “la estupidez humana produce tragedias irreparables”.

Aunque es un especialista en el combate de la mafia, en sus novelas Gianrico Carofiglio prefiere alejarse del “crimen organizado”, para concentrarse en los delitos que cometen las personas comunes, aquellos que representan la “banalidad del mal”.

Este escritor italiano que nació en Bari en 1961, llegó por primera vez a la Argentina este año para presentar en la Feria del Libro su novela “La disciplina de Penélope” (Duomo). La narración es la primera escena de una saga a la que le esperan todavía muchos capítulos, con un personaje irresistible: una ex fiscal que enfrenta la pérdida de su posición, con una vida que se le ha ido de control.

Carofiglio es un escritor de mucho éxito en Europa. Magistrado, fiscal y político, en la primera parte de su vida profesional, combatió el crimen organizado. Luego, se retiró de estas actividades para dedicarse de lleno a la literatura. Todo el conocimiento que acumuló en su etapa judicial lo vuelca hoy en policiales vertiginosos, que han sido llevados al cine y al streaming. “Testigo involuntario” y “El pasado es una tierra extraña”, son algunos de los títulos que han sido traducidos al castellano.

La disciplina de Penélope

Sobre sus libros, la justicia y los personajes de sus novelas, Carofiglio charló en Buenos Aires con NOTICIAS.

NOTICIAS: ¿Este el primero de sus libros que se publica en Argentina?

Gianrico Carofiglio: No. Mi primera novela traducida en otra lengua fue “El pasado es una tierra extraña”, editada por El Ateneo en 2005. Muchas de mis novelas fueron traducidos al español, pero es mi primera vez en Argentina presentando un libro.

NOTICIAS: ¿Siempre escribió literatura, aún mientras trabajada en la justicia?

Carofiglio: Empecé a escribir mi primera novela en el 2000. Y se publicó en 2002, con el título “Testigo involuntario”. Desde que era niño pensaba que quería ser escritor. Lo intentaba, lo intentaba, pero no lo lograba. Empezaba a escribir y después de algunos días lo dejaba diciendo, “no estoy listo”. Una frase muy tonta, porque nadie nunca está listo para escribir.

NOTICIAS: ¿Siempre escribió policiales?

Carofiglio: A mí me gusta más decir que escribo “novelas de investigación”, porque investigación alude al policial pero también a una investigación interior. En mis novelas siempre hay dos historias paralelas: la investigación externa y algo que pasa en el interior del personaje. He escrito también historias que no son de género, novelas de formación, por ejemplo. La última que se tradujo al castellano es la historia de una relación entre padre e hijo. El título es “Las 3 de la mañana” (Anagrama).

NOTICIAS: ¿Sus investigadores son siempre personas ligadas a la justicia?

Carofiglio: Hay una primera serie de novelas donde el protagonista es el abogado Guido Guerrieri. En ellas se habla del sistema judicial pero del lado del abogado y no del lado fiscal. Después, hay el tres novelas donde el protagonista es un “carabiniere”, un policia judicial. La última investigadora es Penélope, una ex fiscal que dejó su puesto. Las novelas del carabiniere Pietro Fenoglio se adaptaron para una serie de TV que se transmitirá en RAI, el canal público italiano.

Carofiglio

NOTICIAS: Algunas de las series italianas más conocidas en el mundo están ligadas al narcotráfico, que es un tema que usted conoce muy bien.

Carofiglio: No estoy muy interesado en contar el crimen organizado. Me interesa mucho más lo que yo llamo el “crimen desorganizado”, es decir, los delitos cometidos por razones estúpidas, por lo que se puede definir como “la banalidad del mal”. La estupidez humana produce tragedias irreparables.

NOTICIAS: ¿Por qué quiso que esta novela tuviera una protagonista fuera una mujer? Ella misma dice en el libro que se piensa pocas veces en las mujeres en relación al delito. Y, de hecho, hay pocos personajes femeninos en los policiales.

Carofiglio: Hacía tiempo que quería escribir una novela con una mujer protagonista. Tenía la idea de contar una historia desde un punto de vista diferente. Y Penelope es una mujer, pero tiene características que son masculinas. Es un personaje lleno de contrastes. Yo he hablado con muchas mujeres mientras escribía esta novela, para intentar familiarizarme con un modo de ver el mundo diferente del mío. Tuve que aprender a ver cosas que antes no veía, detalles materiales, pero también matices psicológicos que los hombres pasamos por alto muchas veces.

NOTICIAS: También es un personaje con un gran vacío, aunque tiene mucha fuerza.

Carofiglio: Es un personaje trágico. Su vida está quebrada por algo de lo cual ella se siente culpable. Es una mujer fuerte, dura, pero al mismo tiempo muy herida, muy lastimada. El segundo libro será una historia nueva, pero también contendrá el recuerdo de lo que sucedió en el pasado. Se llamará “Rencor”.

NOTICIAS: ¿Cuánto influye el hecho de conocer los resortes y vericuetos de la ley para escribir sus novelas?

Carofiglio: Para escribir una novela de este tipo hay que saber exactamente cómo funciona la magistratura. Si yo leo una obra que habla de la justicia y encuentro un error, cierro el libro. No puedo seguir. Escribo cosas que puedan suceder en el mundo real. Todo lo que hay en estos libros, o sucedió de verdad o podría suceder.

NOTICIAS: ¿Tiene alguna relación todavía con el mundo de la política? ¿O sólo se dedica a escribir?

Carofiglio: Yo sigo participando del debate político, pero no me dedico más en la política activa. Escribo notas de periodísticas, participo en programas de televisión donde opino y escribo ensayos donde expreso mi manera de ver.

NOTICIAS: Argentina está viviendo una gran crisis en relación con la justicia, en este momento. Parte de la política siente que el poder judicial los persigue y los hostiga. Pero también hay una sensación en la gente de que la justicia no protege a los ciudadanos del delito. ¿Esta clase de conflictos se dan en Italia?

Carofiglio: Sí. Los políticos de derecha y de izquierda, cuando se encuentran involucrados en cuestiones judiciales, alegan que los persiguen. La segunda cuestión, no. Este tema no es tan fuerte, los delincuentes son castigados de manera adecuada. La represión penal del crimen común, en Italia, funciona. No hay un problema de seguridad. Aunque hay políticos que usan el pretexto de la seguridad para sacar ventaja. En general, en Italia los crímenes graves se reducen año tras año, así que no hay un problema real. Hoy, en relación al número de habitantes, hay más homicidios en Finlandia que en Italia.

NOTICIAS: ¿Y los crímenes por violencia de género?

Carofiglio: Los feminicidios son el verdadero problema hoy. Mientras el resto de los crímenes desciende, los femicidios se mantienen estables. Es un problema cultural grave. Un cierto tipo de hombres no pueden soportar la idea de que una mujer piense por sí misma y tome decisiones autónomas, autodeterminadas. Para estos hombres, las mujeres son objeto de propiedad. Que sean sujetos autónomos, les resulta insoportable.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios