Wednesday 17 de April, 2024

CULTURA | 23-01-2023 14:25

Mar del Plata: 4 artistas para ver en el Museo MAR

Marcela Cabutti, Marta Cali, Fernando Lugea y Kami Koni exponen en el Museo de Arte Contemporáneo de Mar del Plata, toda la temporada.

Aun cuando la escultura del lobo marino de Marta Minujín en el frente del MAR de Mar del Plata se roba casi todas las fotos, tras lograr su postal la mayoría de las personas entra al Museo. La obra de Minujín es casi tan popular como la que cita: el “Monumento al Lobo Marino” de la Rambla, realizado en los años cuarenta por José Fioravanti e infaltable en las imágenes de los viajeros de entonces.

Los visitantes al museo MAR (Museo de Arte Contemporáneo de la Provincia de Buenos Aires) tienen mucho para ver en las cuatro individuales actualmente en exhibición. Con obras de distintas técnicas y materialidades y miradas lúdicas, reflexivas, con tintes apocalípticos, las muestras abordan visiones del juego, la naturaleza, la transformación, lo efímero, el futuro, el trabajo mismo de los artistas, fenómenos físicos, perspectivas espirituales,

Marcela Cabutti

Marcela Cabutti (La Plata, 1967) presenta “¡Opi!”, un viaje por la memoria a través de una instalación que incluye una gran pieza central que remite al hoyo o agujero que se hace, ¿hacía?, en la tierra para jugar a la bolita. Para ganar el jugador, tras uno o varios pasos, debe embocar la bolita en el orificio. Aquí el agujero aparece partido al medio por una pasarela transitable; los semicírculos de la gran esfera contienen 440 mil bolitas. Placentera sensación, como Moisés el visitante se siente caminando sobre un mar de pequeñas bolitas de vidrio azul pero también, quizá, observando a sus pies un fulgurante reflejo del firmamento. “La muestra propone un camino a través de las lluvias multicolores, cielos, galaxias y cosmos, repletos de estrellas y constelaciones protectoras”, reza el texto de sala de Jordana Blejmar y Natalia Fortuny. En ese sentido, “en un doble movimiento, la muestra de Cabutti conecta el arriba y el abajo”.

Marcela Cabutti

Asimismo, la artista despliega en vitrinas y en las paredes otras piezas con dibujos, fotos, bolitas, vidrio soplado, evocando galaxias, el paso de los años y sitios donde la artista pasaba los veranos con sus abuelos en Santa Fe; provincia en la que queda la única fábrica de bolitas de América latina. La muestra, que incluye el estreno del video “Conflorquiero”, resume de alguna manera los intereses de la reconocida artista, tanto su histórica cercanía con la naturaleza como el trabajoso proceso de producción de muchas de sus obras.

Marta Cali (Buenos Aires, 1959) se crió en Mar del Plata; aquí se siente como en su casa. Naturaleza, arte y tecnología también en la exhibición “Verde húmedo semiprofundo”, que toma su título de la frase de un poema exhibido en la pared. Está integrada por varios núcleos como “Termidor, después de Ian H Finlay”, homenaje a la obra “Thermidor” de Finlay, en referencia a un turbulento mes del calendario republicano francés. La artista “plantea en la obra la violencia social que se vivió en aquellos momentos históricos en relación al momento actual”. “Vida silenciosa” despliega un conjunto de exactas imágenes realizadas en 3D, tintas y textos, junto a un pequeño y rústico reloj de barro sobre un estante que marca las horas en un visor digital.

Marta Cali

“Invisible”, con luces y música (de Ciro Cavalotti y Fernando Savio director de sonido), impresiona porque las plantas “dama de noche” crecen y se inclinan atraídas por el sonido y la luz de la pieza. Nunca se ven sus perfumadas flores, duran sólo una noche pero cámaras de video registran sus cada uno de sus movimientos. La notable instalación “ficciona una reflexión sobre lo social del espacio dónde nos alojamos (estructuras adaptables y vivas)” dice la artista, una pionera del arte digital.

Facundo Lugea

Facundo Lugea (Mar del Plata, 1996) sorprende con su despliegue de “La prolongación de nuestra inercia”, con pintura e instalación que habla de transiciones. Luego de traspasar un largo pasillo, quietas pinturas y suelo con hojas secas, vidrios coloreados con tonos blancos, el observador cree ingresar a una morgue. Sobre una decena de mesas de mármol, el artista dispuso libros y folletos, vestimenta (buzos, zapatos), basura electrónica e industrial, vestigios orgánicos (fruta, plantas) para formar restos de figuras de innominados seres. Muchos tienen taladros a manera de pie y mariposas; bichos que viven pocas semanas, algunas sólo un día. La clara alusión a la muerte está en todo. “Cuando la humanidad vive sobre el filo de su abismo existencial, cada movimiento es un riesgo: ¿A dónde vamos? ¿Qué nos mueve? ¿Es la inercia la fuerza mayor?”, interroga el texto de Leandro Martinez Depetri.

Kami Koni

Kami Koni (Capital Federal, 1989) fue la ganadora del Premio Trimarchi 2021, festival mundial de diseño gráfico realizado en Mar del Plata desde hace 20 años. Mucho color y tintes lúdicos en las instalaciones de “TUTURú”, curada por Diana Aisenberg. La artista anuncia “un fin de mundo optimista”, como en la obra “Biokimika2000Solarpunk”, generada por trabajo colectivo, con deshechos humanos, hibridación y más. Es un proyecto “futurista solar punk sobre el mundo imaginario por venir; el renacimiento de una nueva tribu y una nueva especie donde se puede ver la huella humana y la naturaleza como una unidad geológica y antropológica”, concluye Koni. Las muestras podrás visitarse de 16 a 22 durante toda la temporada, con entrada gratuita.

 

Galería de imágenes

Victoria Verlichak

Victoria Verlichak

Crítica de arte.

Comentarios