Lunes 8 de marzo, 2021

CULTURA | 24-12-2020 14:11

Proa celebra el mundo de las mujeres

En la Boca, reabrió sus puertas con una gran muestra que reúne la producción de cincuenta artistas, de distintas generaciones, estilos y culturas.

Los registros de la performance “Leyendo las noticias” de Marta Minujín (1965), en la que se envuelve con periódicos y se sumerge en el río, confirman cómo la veracidad y la falsedad crean, superponen y disuelven las noticias. Se encuentran en sala Lenguaje de la espléndida exhibición “Crear Mundos” de Fundación Proa, poblada con la producción de cincuenta artistas mujeres de distintas generaciones y culturas del mundo. El protagonismo de artistas mujeres en Proa no es novedad. Incluso el pasado mes de junio se publicó “Mujeres en acción”, ebook basado en una provocadora muestra de 2014, reseñando acciones colectivas y luchas feministas realizadas en el espacio urbano.

Crear mundos. El título se origina en una frase de la científica y filósofa Donna Haraway, destacada por sus aportes a los estudios feministas, la ciencia y la tecnología. En su libro “Staying with the Trouble” (2016) subraya la importancia de nuevos relatos; sugiere ensayar nuevas aproximaciones para construir la cotidianeidad y para que el planeta tierra no perezca; insiste en pensar acerca de la convivencia respetuosa entre las especies y en considerar “(…) qué materiales usamos para pensar otros materiales, qué cuentos contamos para contar otros cuentos y qué historias hacen mundos”.

Las artistas aquí reunidas, con obras de la segunda mitad del siglo XX a la actualidad, integraron muchas de las exhibiciones de Proa a lo largo de sus 24 años de existencia. “El proyecto fue un desafío; implicó articular un trabajo de archivo y una selección que generará nuevas reflexiones. (…) Al finalizar el montaje, pudimos verificar que se resignificó toda la propuesta”, dice Cecilia Jaime, curadora junto a Manuela Otero de la ambiciosa exhibición. Con la asesoría académica de María Laura Rosa, las curadoras trazaron un camino que no es cerrado; invita a los visitantes a otorgarle nuevo sentido.

La exhibición “Crear Mundos” es un recorrido real y posible alrededor de la difícil actualidad. Muchas piezas surgieron de geografías y realidades bien definidas y, aunque aventuran problemáticas tan subjetivas como globales, cuestionan todo e involucran a todos. El foco de la muestra está puesto en la materialidad, espacio, lenguaje y cuerpo a través del video, fotografía, instalación y performance (actuación, forma de arte en vivo), tejido, joyería y diseño; en el arte contemporáneo no existe jerarquía de estilos, temas o géneros.

 

Mona Hatoum

 

En la sala de la Materialidad, la artista Mona Hatoum despliega “Globo”, una gran e impactante esfera de acero dulce que puede parecer tanto una jaula como un refugio: ¿protege la libertad o la encierra? Allí también, los papeles que utiliza Mini Zucheri proyectan un vestuario para una actriz, pero aquí el diseño pugna por salirse de la pared y reinventarse, dejarse ver de otro modo. Crítica en los abrigos tejidos por Monica Girón, para abrigar aves patagónicas en extinción. Arte textil y manifestaciones sociales y culturales en la delicada pieza de encaje representando un nido de termitas, creada por Mónica Millán junto a la comunidad de Yataity (Paraguay). En la misma sala, Delia Cancela realiza un “Homenaje a Mujeres Artistas” con un vestido largo sobre el que cosió retratos de mujeres artistas, desde una stripper hasta una cineasta.

El Espacio es uno de los temas explorados por Adriana Lestido, con sobrecogedoras imágenes analógicas de la Antártida, y por fotografías -tomadas en los albores de las cámaras digitales- de Cecilia Szalkowicz, escenificando el ámbito de su cotidianeidad. Las esculturas blandas de Marina de Caro confirman centralidad y cercanía al paisaje. Los carteles LED de Jenny Holzer -instalados en el espacio público- con textos poéticos también discuten la invasión publicitaria. Las impresiones fotográficas de tres tomas aéreas de Buenos Aires “mapean” los caminos de la vida de Gachi Hasper por la ciudad; vivienda, psicoanalista, taller.

Las sombras en la pared de Liliana Porter introducen al visitante al espacio Lenguaje, donde además de la obra de Minujín se halla el video de Shirin Neshat, la instalación lumínica de Margarita Paksa, las caligrafías de Mirtha Dermisache; el estupendo montaje incluye tres gigantografías con distintas escrituras que, desde la entrada, se ven a como un colosal libro.

La temática del cuerpo reúne la obra de Louise Bourgeois, autora de la monumental araña instalada frente a Proa; aquí pasión y mandatos en la escultura “Pregnant Woman” y en la acuarela referida a la maternidad. En el video “Cámara” de Elena Dahn su figura está “vestida” de materiales blandos y elásticos que la constriñen; la artista lucha para liberar su cuerpo. La enorme fotografía de Vanessa Beecroft registra una performance dominada por cuerpos de belleza “hegemónica”; la artista fue anoréxica, sabe de la presión social.

 

Louis Bourgeois

 

Durante el obligado cierre, Fundación Proa no estuvo ociosa. Su departamento de Educación llevó a cabo un programa de 31 clases a distancia -a través de ZOOM- de las que participaron 17.000 personas. Con patrocinio de Embajada de México en Argentina y auspicio de Tenaris, Organización Techint y, con reserva previa, de jueves a domingo de 12 a 18, la exhibición sigue hasta fines de febrero de 2021.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Victoria Verlichak

Victoria Verlichak

Crítica de arte.

Comentarios