Sunday 26 de May, 2024

CULTURA | 03-04-2023 14:25

Un recorrido por la ciudad peronista

En las muestras “Arquitectura peronista” y “Porteños”, Claudio Larrea traza un circuito histórico y social sobre el territorio de Buenos Aires.

En el entramado de épocas y estéticas que confluyen en las calles de Buenos Aires, hay un recorrido posible que conecta a gran cantidad de edificios públicos, construidos en un tiempo político particular: la primera y segunda presidencia de Juan Domingo Perón, entre los años 1946 y 1955.

Definidos como ejemplos de arquitectura social, estos edificios que albergaron escuelas, hospitales, viviendas o instituciones como la sede de la CGT y la Fundación Eva Perón, hoy son parte del paisaje cotidiano, que cada día recorren los habitantes de ciudad. Olvidada, en muchos casos, la intención política que los vio nacer, son sin embargo espacios muy significativos para la memoria personal de cada uno de los porteños.

Claudio Larrea

En los trabajos que componen la muestra “Arquitectura peronista” (Museo del Bicentenario), la lente del fotógrafo Claudio Larrea rescata ese patrimonio edilicio de la indiferencia cotidiana y lo resignifica convirtiéndolo en protagonista de sus fotografías.

“Nunca se había hecho un trabajo sobre la arquitectura de este período”, cuenta el fotógrafo, que comenzó a registrar estas obras a su regreso a la Argentina, alrededor de 2013, después de algunos años de vivir fuera del país. “En términos estilísticos, la principal característica de la arquitectura del período peronista consistió en su compleja diversidad. No existió un único modelo de formas y tipologías, por lo cual en los espacios conviven formas neoclásicas con variaciones de las corrientes modernas, como el art decó y su transición hacia el racionalismo”, así define Larrea la estética de las obras que registró para su proyecto.

República de los Niños

Periodista y diseñador de arte y producción muy reconocido, Larrea comenzó hace dos décadas un camino en el campo fotográfico que lo llevó a hacer muestras en las principales galerías y salas argentinas, en Barcelona (ciudad en la que vive gran parte del año) y en la Fundación Getty, en Los Ángeles. Buenos Aires (sus calles, sus noches, sus paisajes y sus habitantes) está en el centro de su obra, con variaciones que la describen desde la óptica de distintas épocas del último siglo o con una mirada cercana a escuelas como la de Düsseldorf o a partir de la impronta de Horacio Coppola y Saamer Makarius.

Arquitectura peronista

Vida justicialista

“Es como un desfile de viejos conocidos que por primera vez miramos a los ojos”, así definió el artista Daniel Santoro el contenido de la muestra, en la presentación del Museo del Bicentenario.

Sobre la ausencia de figuras humanas en la reproducción de cada uno de los edificios, Claudio Larrea explica: “la arquitectura es la protagonista, los espacios son descriptos como entes, como seres vivos. Son verdaderos retratos que permiten al observador percibir la idea concebida por el arquitecto”. La escuela fundada por Bernd y Hilla Becher, creadores de la “La Nueva Objetividad” y la obra de sus discípulos (Candida Höfer, Thomas Ruff y Andreas Gursky) son referencia e inspiración para el fotógrafo, en la mapa total del proyecto.

Arquitectura peronista

En cuanto a las obras arquitectónicas en sí mismas, se deben en su mayoría a Jorge Sabaté, uno de los profesionales de mayor protagonismo durante el gobierno de Perón. Él fue el autor de edificios como la Fundación Eva Perón (actual Facultad de Ingeniería) y la sede de la CGT. Además, bajo su mandato como intendente de la Ciudad de Buenos Aires (entre 1952 y 1954) se inauguraron el autódromo y el anfiteatro del Parque Centenario.

“Mi idea es continuar con el proyecto a nivel nacional -explica Larrea-. Hasta ahora he registrado los edificios de Buenos aires y la República de los Niños en Gonnet. Me interesa seguir trabajando con investigadores e historiadores para reforzar el contenido documental e histórico”.

Arquitectura peronista

Ciudadanos

En paralelo y como contrapartida, una segunda muestra de Larrea se exhibe por estos días en Buenos Aires. Se trata de “Porteños”, que puede verse en la galería Otto (Paraná 1158). A diferencia de “Arquitectura peronista” que se concentra en la expresión muda de edificios solitarios; en esta exposición, los habitantes de Buenos Aires toman el primer plano y, en blanco y negro, narran su propia historia en el entorno de la ciudad.

Muestra Porteños

En el texto de presentación de la muestra escrito por Juan José Sebreli y Marcelo Gioffré, Larrea es un “flaneur” o “cazador” que se apropia de “cruces inefables entre ciudad y ciudadanos”. “Buenos Aires, una ciudad caminable, amoldada al pie humano, es el sitio donde ese hombre se siente cómodo”, explican los escritores.

Hombre en el obelisco

José Manuel Elliot tuvo a cargo la curaduría de la exposición, que recopila trabajos de una década. entre 2010 y 2020. “Siempre tomé fotos a la gente de Buenos Aires, me encanta la dinámica que la ciudad tiene, con sus contrastes y sus paradojas que, a veces despiertan en mí humor y ternura”, explica fotógrafo.

Con gente o sin ella, en el diseño urbano que dibuja Larrea, desde la ironía hasta los sueños cancelados, cualquier porteño puede reconocerse.

Galería de imágenes

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios