Lunes 26 de febrero, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 03-04-2023 07:20

Acoso laboral

Por Cecilia Chitarroni.  Coach Ontológico Profesional. Escritora.

En los procesos de coaching ejecutivo, un tema que preocupa es la fuga de talentos. Tengamos en cuenta que hoy, 7 de cada 10 (71%) trabajadores argentinos quieren renunciar a su empleo, según una encuesta realizada por Bumeran durante el 2022. Estos indicadores me llevan a analizar el estado de ánimo en las empresas y el tan temido acoso laboral. La violencia laboral está a la vuelta de la esquina, pero pocas veces nos atrevemos a ponerle nombre. Este acoso, conocido también como “mobbing”, es un tipo determinado de acoso en referencia a conductas habituales dentro del ámbito de trabajo que, en su conjunto, provocan una situación de violencia psicológica contra una persona atentando contra su dignidad.

¿Cómo se manifiesta?

Discriminación: ocultar información, bloquear el acceso a facilidades que otros empelados sí tienen.

Aislamiento: ignorar, restringir o prohibir la comunicación entre compañeros de trabajo, responsables o clientes por diversas vías de comunicación, no informar de eventos , citas o capacitaciones, no asignar tareas o asignar tareas por debajo de las funciones correspondientes, poner en riesgo la salud de la persona o asignarle tareas que van contra sus principios.

La sobrecarga de trabajo

Culpabilizar, aparte de no reconocer su trabajo, desvalorizar lo que la persona lleva a cabo,  humillarlo delante de sus pares por quien es o por cómo lleva a cabo sus tareas, atribuirle errores malintencionadamente, dramatizar fallos que ha cometido.

Faltas de respeto:  insultos, gritos, agresión física y verbal, amenazas.

La difamación profesional y/o personal tanto dentro como fuera de la oficina. La difusión de rumores, insinuaciones, las bromas sobre la vida personal o profesional dichos como “La negra”, “El viejo”, “La gorda”, “Este infeliz”, el trolo”, la atorranta, etc.

También en entrevistas laborales aparecen red flags:

 ¿A quién votaste en las elecciones?

 ¿Qué religión profesas?

 ¿Quedarías embarazada?

 ¿Tenes esposo/a?

 ¿Tenes hijos?

No denunciar estas situaciones y exponerlas enferma al sistema, lo que hierve no se tapa. En el mooving y el bullying, el maltrato se sostiene porque hay testigos silenciosos quien generalmente no habla por miedo, el miedo al daño de su imagen pública o a  perder el trabajo. NO LO DEJEMOS PASAR, que no sea tarde y el daño se hizo expansivo Lo primero es ponerle nombre, luego trabajar con los protagonistas y sobre todo con los testigos silenciosos. Des instituir el maltrato es un proceso grupal. Un ambiente laboral sano no se construye poniendo snacks gratuitos o frutas para el desayuno, tampoco los viernes “casual", se basa en inculcar respeto, promover la aceptación y la legitimación del otro como tal.  La cultura de una empresa se construye con las conversaciones que en ella ocurren, escucharlas nos brinda un termómetro de la salud de la compañía.  CUIDARNOS  Y CUIDAR A NUESTRO ENTORNO ES NUESTRA RESPONSABILIDAD .

 

 

Ig @ceciliachitarroni/

youtube @CeciliaChitarroniCoach

tiktok.@ceciliachitarroni

https://linktr.ee/ceciliachitarroni

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios