Saturday 2 de March, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 25-04-2023 08:19

Cómo los caballos nos conectan con la creatividad instantáneamente

.

El trabajo en equipo se ha consolidado como la mejor manera de ampliar los horizontes de cualquier proyecto.

Sabemos también que un equipo está compuesto por personas (con sus personalidades), y que el desafío suele ser la equidad y equilibrio en sus funciones.

 

¿Qué pasaría si al equipo ingresara un grupo de caballos?

En principio ya no sería un equipo solo de personas; al ingresar caballos habría que aprender a confiar en nuevas estrategias para manejar códigos de comunicación diferentes. Desde el inicio de la experiencia se requiere que las personas trabajen en equipo para adaptarse a una realidad muy diferente.

Un ejemplo habitual; la lluvia de ideas que por alguna razón se ha tornado en sequía. Andar entre caballos tiene un efecto inmediato en lo corporal; nuevos olores, colores, texturas, nuevos miedos o ternuras, nuevas o viejas incomodidades que despiertan a las personas del adormecimiento de las rutinas laborales, y ya desde la corporalidad comienzan a gestarse garúas personales.

El cuerpo registra cualquier sensación externa o interna 300 milisegundos más rápido que lo que llamamos pensamiento consolidado. El cuerpo siempre sabe del mundo un poco antes que el razonamiento y las palabras, de ahí lo interesante de despertarlo, en este caso a través de la vivencia con caballos.

 

¿Cuál sería el beneficio creativo para el equipo?

Resulta que dar preferencia al cuerpo, a los sentidos, a la creación de nuevos registros permite que el equipo recupere datos sobre cómo armar ideas desde las sensaciones y no desde los pensamientos que suelen estar más atados a la rigidez que al juego. Los caballos habilitan la creatividad y las preguntas diferentes porque para vincularse con ellos hay que abandonar nuestra principal zona de confort: el lenguaje hablado.

Si el equipo quiere conseguir vincularse con los caballos en pie de igualdad deberá instrumentar un clima húmedo, pleno de lluvia de ideas que les permita ponerse en el lugar de esta especie tan silenciosa y generosa.

Y así, como jugando, quizás hayan recuperado la alegría de volver a recorrer ese camino creativo que quedó olvidado, o descubran nuevos circuitos para obtener mejores resultados.

Esta es la dinámica que caracteriza a una sesión de coaching con caballos donde el cambio de actitud y de mirada se vive y se siente de manera natural y al instante. Una experiencia de desarrollo personal que se lleva en la piel. Somos Dra. Mariana Bornsztein y Silvia D'Alessandro 

 

Datos de contacto:

inspiacionactiva.com.ar

Ig: @inspiracionactiva

WhatsApp: 011 5131 1223

 

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios