Martes 6 de diciembre, 2022

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 22-09-2022 12:00

Crear una cultura Kaizen en tu empresa, es posible

Nicolás Rebozov, Ingeniero Industrial con Master en la Universidad de Ljubljana (Eslovenia), ayuda a empresas a transformar sus resultados a través de la filosofía japonesa de mejora continua. Durante Octubre, Nicolás se encontrará en Japón visitando y estudiando a empresas líderes mundiales.

Los teléfonos celulares inteligentes, el internet de las cosas y los drones, son solo algunos ejemplos de desarrollos ocurridos en los últimos cien años. Nuevos competidores, condiciones de mercado cambiantes y nuevas tecnologías, crean un entorno complejo que exige que las empresas sean suficientemente flexibles para adaptarse al mundo. No es viable que puedan seguir haciendo lo mismo en el largo plazo.

La resistencia al cambio, la falta de motivación de las personas, baja productividad, el desorden y la cultura de apagado de incendios son algunos de los problemas más comunes que enfrentan las empresas a la hora de progresar, según Nicolás. “Estos son solo algunos de los inconvenientes que guían a las organizaciones al camino de la desmejora continua. Las empresas deben cambiar su enfoque y generar una cultura donde todas las personas identifiquen y eliminen desperdicios continuamente. Eso es el Kaizen”.

Nicolás, ¿por qué crees que las empresas deberían adoptar esta filosofía?

Estoy convencido de que el Kaizen es lo que nos hace falta en Latinoamérica. En general, se cree que para darle vuelta a una situación se requiere un cambio radical. Instalar una nueva tecnología, un sistema de gestión nuevo, alguna herramienta compleja o una inversión fuerte de capital. Sin embargo la mayoría de los grandes cambios o inventos son resultado de acumulación de pequeñas mejoras. Se trata de mejorar 1% cada día. Ese es el poder de la filosofía de mejora continua.

¿Por qué consideras que las empresas viven apagando incendios?

En muchos casos las empresas quieren resolver sus problemas, pero hacen exactamente lo contrario. A lo sumo generan cambios superficiales, cuando en realidad deben generar un cambio profundo invirtiendo en el lugar correcto: las personas. Trabajando en distintas empresas de distintos países, analicé que muchas veces, tanto la desmotivación como la resistencia al cambio, no son factores propios de las personas, si no que fueron desarrollados por la cultura misma de la empresa. Las personas no son integradas día a día y esto hace que unos pocos tengan que adoptar el rol de superhéroes.

¿Cómo se ve una empresa que implementa la metodología Kaizen?

La mejora continua provee una causa y un lenguaje común a lo largo de los equipos. Les da a las personas autonomía para mejorar su trabajo y la posibilidad de desarrollarse continuamente. Esto despierta la motivación intrínseca. Todos mejorando, todos los días, genera un efecto bola de nieve. Es el efecto compuesto de la mejora continua. Al principio son pequeños cambios y poco a poco aparecen resultados grandes como aumento de productividad, menores tiempos de entrega, mayor rotación de inventario y mejores condiciones de orden y limpieza.

¿Cómo fueron tus inicios en el rubro?

Uno de mis primeros trabajos fue en la industria automotriz. Ahí comencé a descubrir este mundo que se conoce como Lean Manufacturing. Tuve la oportunidad de trabajar en Brasil, Dinamarca, y vivir en Eslovenia. El hecho de haber conocido múltiples empresas con diversas culturas en todo el mundo me permitió ver que existe un problema general que debe ser abordado en Latinoamérica: la no integración total de las personas. Este problema deriva en resistencia, en que los cambios no se produzcan o no se mantengan en el tiempo.

¿Qué servicios brindas?

Mi misión es inspirar a las personas y empresas en adoptar la mejora continua, lo que les trae beneficios tanto personales como profesionales.

A través de la prueba y error he desarrollado una metodología práctica con herramientas sencillas. Acompaño a las empresas durante el proceso de implementación del Kaizen en la cultura. Sirve para cualquier tipo de empresa: tanto grandes cómo PyMEs, de manufactura o de servicios.

¿Qué se necesita para comenzar?

El compromiso sin dudas es lo más importante. Todo nace en el liderazgo. Para cambiar los resultados, debemos cambiar algo en el proceso diario. Para lograrlo, debemos primero cambiar la forma de pensar y estar abiertos al pensamiento Kaizen.

 

Datos de contacto:

Mail: [email protected]

Web: www.all-lean.com

Instagram: https://www.instagram.com/nicorebozov/

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/nicolasrebozov/

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios