Domingo 29 de enero, 2023

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 23-11-2022 09:42

El reloj biológico y la fertilidad: la información como herramienta de toma de decisiones

.

Muchas veces en nuestros talleres de Bienestar en Fertilidad, las mujeres nos mencionan que, al querer buscar un hijo, se enteran que su reserva ovárica es baja. Expresan que no sabían que la calidad y cantidad de óvulos se deterioraba tanto a partir de los 35 años, y que quizás si lo hubieran sabido hubieran tomado otras decisiones. Muchas refieren hasta indignación al pensar que fueron a sus ginecólogos desde su adolescencia y que nunca les explicaron cómo funcionaba la fertilidad, y que sin embargo, siempre les explicaron qué métodos anticonceptivos usar para evitar un embarazo.

Al encontrarnos con estos comentarios afianzamos nuestra convicción sobre la importancia de visibilizar el tema de la preservación de la fertilidad.

Las mujeres, desde que tenemos nuestra primera menstruación, empezamos a recibir información de cómo evitar quedar embarazadas. Nos asesoran sobre la variedad de métodos anticonceptivos que podemos utilizar, nos instruyen sobre los días más fértiles que debemos evitar y nos explican que debemos hacernos controles ginecológicos anuales.

Pero cuando llega el momento de querer buscar un hijo entramos a un mundo desconocido. Ahí nos informan que hay análisis de sangre hormonales, nos enteramos que hay ecografías que hacen un recuento de folículos que, junto a los análisis hormonales, nos orientan sobre el estado de fertilidad de esa mujer. El problema es que muchas veces el momento de hacer todos estos estudios empieza a arrojar resultados que nos preocupan o no son como esperábamos.

La pregunta que nos surge es: si hubiéramos realizado estos estudios antes, ¿nos hubiera ayudado en algo? Depende de cada persona: muchas veces no, porque muchas mujeres no hubieran hecho nada diferente, ya que el deseo antes no estaba o las condiciones personales que consideraban necesarias tampoco. Pero muchas mujeres reconocen que, de haber sabido que existía esa opción, hubieran criopreservado sus óvulos a edad más temprana.  Esta técnica permite a la mujer preservar sus óvulos para poder ser utilizados en el futuro.

La criopreservaicón tiene ventajas:

  • Permite reservar óvulos de mejor calidad y de mayor cantidad al hacerse a edad fértil.
  • Permite postergar la maternidad hasta que se considere que es el momento adecuado.
  • Disminuye la presión que las mujeres sienten por “el reloj biológico”
  • Permite tomar decisiones sobre la maternidad de forma más consciente y no impulsiva o por el apuro del tiempo.

 

Pero es importante tener en cuenta otros aspectos de la criopreservación:

  • Consiste en inyectarse hormonas
  • Se realiza una sedación en quirófano para poder extraer los ovocitos.
  • Al momento de decidir utilizarlos se debe realizar un tratamiento de fertilidad que permitan unir a los óvulos con los espermatozoides.
  • Implica un costo económico elevado.

 

Nuestro mensaje es que puedan hablar con sus ginecó[email protected] y consultar sobre su estado de fertilidad en el momento que quieran, no solamente cuando deseen buscar un hijo y que sean informadas sobre las opciones, ventajas y desventajas para que puedan decidir libremente.

Si la consulta no saliera como tema espontáneo, cada una puede pedir a su mé[email protected] que la asesore al respecto y pedirle los estudios necesarios para saber cómo está su fertilidad.

La información permite tomar decisiones conscientes, reflexionadas, planificadas y la información sobre el estado de fertilidad de cada mujer y sobre las opciones de preservación deberían ser más expresadas y visibilizadas, sobre todo, teniendo en cuenta que la maternidad se posterga cada vez más, y contar con esa información puede ser de gran ayuda.

 

Lic. Patricia Méndez Torterolo y Lic. Cecilia Lukaszewicz

www.bienestarenfertilidad.com.ar

Ig: @bienestarenfertilidad

 

 

 

 

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios