Martes 25 de enero, 2022

EN LA MIRA DE NOTICIAS | 13-04-2020 13:32

Un test rápido para Macri

El expresidente busca el modo de aplanar la curva de disidencias en el PRO, para no perder terreno durante la cuarentena administrada.

Empieza la quincena más difícil de gestionar en lo que va de la cuarentena. Aunque la curva de contagios todavía se mantiene aplanada, en estos días comenzará a acelerarse el ritmo de contagios y casos graves. Y las tensiones por el encierro y la economía clausurada se multiplican día a día. Hay menos paciencia ciudadana, justo cuando lo peor todavía está por venir. El dilema de cómo seguir presiona al Gobierno, pero también a la oposición.

Para enfrentar este problema, Mauricio Macri convocó a la cúpula PRO para debatir en teleconferencia dominguera los pasos a seguir en este nuevo tramo de la cuarentena. El primer objetivo es aplanar la curva de disidencias internas, entre los duros y blandos frente al Gobierno, grieta que también se puede graficar como economicistas vs. sanitaristas. La línea divisoria también coincide con la distancia que hay entre el macrismo que gobierna territorios y los sin tierra, que contemplan la crisis del Coronavirus desde el balcón.

La apuesta al equilibrio y la moderación PRO tiene la desventaja de que le deja toda la escena política al kirchnerismo, que por ahora logra sostener (con hechos ciertos y otros a chequear) el relato de las buenas noticias dentro de la emergencia. Si todo siguiera igual, Alberto Fernández seguirá conquistando corazones más allá del núcleo duro oficialista.

Pero la línea dura que representa Patricia Bullrich tampoco garantiza por ahora mantener en el redil a todo el voto PRO. Los cacerolazos no llegan a superar el universo habitual de los tuiteros macristas que odian automáticamente cualquier medida presidencial. Y el ideal de paz y unidad en plena pandemia seguirá vigente como relato políticamente correcto.

Sin embargo, los halcones PRO tendrán pronto una chance de mostrar los dientes, cuando les toque sentar posición frente al impuesto excepcional a la riqueza que prepara Máximo Kirchner. Ahí se volverá a dibujar la grieta en la opinión pública, y se verá si el efecto pandemia corrió las trincheras más a favor de un bando que del otro, o si el virus no cambió nada.

Galería de imágenes

En esta Nota

Silvio Santamarina

Silvio Santamarina

Columnista de Noticias y Radio Perfil.

Comentarios