Viernes 23 de octubre, 2020

SOCIEDAD | 13-10-2020 13:38

Cómo hizo Esmeralda Mitre para dejar de rodillas a Tinelli

La actriz sacó los trapitos al sol y pegó el portazo. Del desplante en TV al enfrentamiento con sus hermanos por la herencia de su padre.

Y pegó el portazo nomás. A Esmeralda Mitre no le costó nada decirle chau al Cantando 2020, el ciclo en el que supo hacer explotar ese acting de desborde con la que la versión lowcost del reality sale a dar batalla este año. Y la llamada “oveja negra” del clan no se anda con grises: ya sea para dejar de rodillas a Tinelli suplicando para que no se vaya, o con la finalidad de desprenderse de sus hermanos y llevar adelante una batalla legal por la herencia de su padre, una vez que se enciende, Esmeralda lo arrasa todo como un huracán.

Y si se trata de sacar los trapitos al sol, en el mundo Mitre, cuanto más se ventilen, mejor. Esta semana, la madama del trending topic y los picos de rating –llegó a hacer 11.5 en el programa–dio a conocer un chat privado que tuvo con Marcelo Tinelli, al que dejó en offside y, según contó, pidiéndole que “no lo deje en banda” .

¿La excusa? Necesitaba aclarar una cuestión, su salida del certamen. A Esmeralda no “la fueron del programa”, con una votación, sino que se fue ella solita por su cuenta. Mitre quedó afuera tras perder en el voto del público con Lizardo Ponce. Sin embargo, la actriz reveló que fue ella la que tomó la decisión de irse por no estar más a gusto con todo lo que sucedía en el ciclo.

“Yo renuncié una semana antes. Fue un mar de lágrimas para que me quede. Era pico de rating todos los días. Mi renuncia fue directamente con Tinelli. Era una decisión tomada”, aseguró Esmeralda en el programa Confrontados, donde mostró la conversación que tuvo con Tinelli.

"Siento que el programa me queda chico”, le dijo Mitre a Tinelli

La conductora del programa leyó entonces el mensaje donde Mitre le decía que la cosa “no fluía”, que no le dejaban dar todo lo que tenia y que sentía que el show de Tinelli le estaba dañando la carrera. Mitre le dijo además que recibía malas notas del jurado para que la manden al teléfono y generar rating en varias emisiones ."Lo soporté solo por vos”, le aclaró al conductor. Y le remató: “Sin desmerecer al resto, que son de carrera hasta ahí, yo debo cuidarme. Me lo piden. Y sin vos, perdón por la falta de humildad, siento que (el programa) me queda chico”.

Abandónica

Esmeralda Mitre intenta no quedar nunca como víctima. Ya sea ella misma o un personaje que crea, logra su cometido cuando el acting no lo lleva al extremo. Lo que sí es seguro es que ella no va a quedar como la abandonada, siempre es la abandónica, la que patea el tablero en todos los terrenos de la vida. Desde que falleció su padre, Bartolomé Mitre, se encuentra en una guerra judicial con sus hermanas Rosario, Dolores y Bartolo (los hijos mayores de Bartolomé), quienes iniciaron la sucesión y no le avisaron a ella y a Santo, el más chico del clan.

En medio de una gran fortuna, bienes sin inventariar y las preciadas acciones del grupo editorial, Esmeralda se desmarcó a fines de julio en una tapa explosiva de NOTICIAS, donde enfrentó públicamente a los suyos. Mitre prendió el ventilador, dijo que sus hermanos la envidaban, que su padre había ocultado una cuenta millonaria en Suiza a su mamá y que iba a entrar al diario La Nación con fuerza. “No es buena tenerme de enemiga”, aclaró por las dudas.

Hoy la causa, en medio de la pandemia, se mueve lenta. La Justicia ha designado un veedor externo para seguir y controlar toda la complicada sucesión. Esto generó algunas rispideces en la familia. “Exigimos el veedor y la otra parte apeló. Estamos esperando ahora ver cómo sigue todo”, explican cerca de Esmeralda. El otro tema es la cuenta de dinero en Suiza, que Bartolomé Mitre abrió en los 90 casi de forma secreta, y que ahora los abogados de Esmeralda se encuentran en pleno proceso de prueba sobre la existencia de la misma.

Esmeralda hace su juego, pero ¿cuál es exactamente el rumbo de Mitre? ¿Por qué el desplante permanente en los lugares donde no se siente cómoda? ¿Qué nos dice este tipo de personalidad?

Con su vida privada supo tener claro cuando aquella relación de años había llegado a su límite. “Darío siempre quiso tener hijos y yo no quería”, contó Esmeralda cuando la preguntaron la razón de la separación con Darío Loperfido, su pareja con el que estuvo 11 años, tres de ellos en matrimonio. La noticia se supo a comienzos de 2018, pero lo cierto es que la actriz y el ex director del Teatro Colón, ya venían mal de antes. “Darío y yo vamos a ser familia toda la vida. Tenemos un vínculo que va más allá de lo definible. Somos y seremos familia para siempre”, dijo ella en ese momento, dejando en claro la relación que los une.

Fue una decisión de común acuerdo, pero habría sido ella quien dijo hasta que llegamos. Lopérfido, que ahora va y viene entre Berlín y Buenos Aires, cumplió su sueño: en mayo del 2019 y a cuatro meses de conocer a Vinnie Blache Spencer, su nueva pareja, fue papá de Theo.

La doctora Mirta Goldstein, secretaria científica de la asociación Psicoanalítica Argentina, directora de la publicación La Época APA Online, sostiene que los artistas realizan transformaciones que son disfrutadas por los otros, pero en las que a veces sucede un mecanismo inverso que se llama transformación en lo contrario.

“Sino podemos transformar el ridículo en algo valorado, el ridículo vuelve sobre nosotros mismos. Cuando no se pueden hacer esas transformaciones sublimatorias, por ejemplo, pasar de lo grotesco a algo bello o artístico, se realizan acciones. Entonces si fui abandonada, abandono; si no fui querida, no quiero; si sentí que me frustraron, frustro; si sentí que no fui premiada, no premio; si siento que renunciaron a mí, renuncio a los otros”, analiza Goldstein, quien se pregunta además:“¿Qué pasa con aquellos que hacen de su vida objeto de exhibición?

Esmeralda Mitre: “Mi padre le escondió una cuenta en Suiza a mi madre”

"No pueden transformar el desamor que sienten sobre sí mismos en algo que puede donar o brindar a los demás. La autoestima, cuando no hay amor al sí mismo, el sujeto inconsciente busca castigarse porque se siente culpable de no sentirse valorado. Muchos huyen y se retiran, otros hacen el esfuerzo de quedase y buscar otras soluciones y caminos. A ellos los llamamos sobrevivientes, son los que logran imponerle a lo negativo, algo positivo. Los otros no, y son los que sufren”, explica.

Esmeralda se quedó sin Cantando. Ya habrá tiempo para otra vidriera. Mientras tanto, ella va a los programas, hace móviles, postea fotos en sus redes. Dice cosas y alimenta la propia llama de ese alter ego vertiginoso y sin pelos en la lengua, como un mono con navaja o una niña inocente que no oculta nada de lo que le pasa o siente.

En este universo entra el propio diario La Nación, en el que desde hace un tiempo tiene ganas de tener injerencia. “Quiero transformar el diario, tiene faltas de ortografía todos los días”, se quejó hace unos días en televisión.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Agustín Gallardo

Agustín Gallardo

Redactor.

Comentarios