SOCIEDAD | 23-07-2022 11:25

Secretos del fenómeno Bizarrap

El tema que grabó con Quevedo se ubicó en la cima del ranking de Spotify. Una carrera vertiginosa y el misterio de las sesiones.

El sábado 16, la BZRP Music Session 52, el tema que grabó Bizarrap con Quevedo, se ubicó en la cima del ranking de la plataforma Spotify. ¿Y qué significa esta noticia? Que el productor musical argentino de solo 23 años consiguió que su canción fuera escuchada en todo el planeta. Pero no solo eso, sino que rompió todos los récords en tan solo minutos: a la media hora de haber publicado su nuevo material, el video en YouTube alcanzó un millón de reproducciones. Y, al cierre de esta edición, el número estaba cerca de los 66 millones. A pesar de que su nombre ya cruzó límites generacionales y se instaló en el mainstream, todavía cuesta comprender las razones de este fenómeno nacional que es observado con atención por artistas de todo el mundo. 

Las BZRP Session son colaboraciones entre el productor y algún artista del género urbano. Y la consigna que propone Bizarrap, hasta ahora, es infalible: él compone la canción instrumental y el cantante invitado una letra. Todo debe realizarse en cuestión de horas. La primera la hizo con el rapero Indra Bhalavan, más conocido como “Bhavi” entre sus seguidores, y la lista se multiplicó por decenas. La última, la número 52, explotó en cuestión de minutos, pero no se trata de un éxito desconocido para el productor. 

A lo largo de su brevísima carrera, que comenzó en 2018, Julián Conde (su nombre real), logró ganarse el respeto de propios y ajenos. Bizarrap es hoy, uno de los máximos referentes de la música urbana en español y uno de los protagonistas de la escena del trap latinoamericano. 

Las sesiones

Bizarrap conoce el lenguaje comercial del siglo XXI. La sesión con Quevedo la anunció con una campaña en una casa de comidas rápidas. Con uno de los combos, los clientes se llevaban un muñequito del productor que reproducía unos segundos de la canción cuando se apretaba un botón. Además, les fue dando pistas a sus seguidores sobre cómo era la canción en las redes: “Se acercó poco a poco y yo pidiendo que me baile”, escribió en un comentario. 

El anuncio de que su colaborador sería Quevedo aumentó todas las expectativas. El artista es una de las últimas revelaciones de la escena musical española y, como su par argentino, su trayectoria explotó en tiempo récord. Con tan solo 20 años, empezó su carrera en el 2020. Uno de sus últimos temas fue “Si quieren frontear”, una colaboración con Duki y De la Ghetto que ya superó las 50 millones de visualizaciones en YouTube. 

Las canciones de Bizarrap, que tiene un perfil relativamente bajo en comparación a su nivel de exposición, también guardan misterios. Cada vez que sube un nuevo tema, lo publica con el número de sesión correspondiente. Sin embargo, en el transcurso del tiempo hubo algunas que “faltaron”. 

Por ejemplo, durante un buen tiempo no se supo por qué las sesiones saltaron de la 22 a la 24 y más adelante se conoció que el colaborador de ese tema era Paulo Londra. Pero la grabación se postergó por más de dos años debido a los conflictos legales del cordobés con su compañía disquera por derechos de autor. Cuando por fin salió a la luz, en abril del 2022, se ubicó en minutos en el “Top 30 de Argentina” en Spotify y en apenas dos días fue la segunda canción más reproducida a nivel global. 

La sesión 42 todavía no fue estrenada y tampoco se conoce con quién se realizó. De todas formas, fiel a su estilo, en la número 48 alimentó las fantasías. En ese tema, el trapero Thiago PZK dice: “Lo nuestro es un secreto Biza Session 23".

Entre los artistas invitados hay un gran abanico de propuestas. La número 38, con Nathy Peluso, es hasta el momento la que más veces se escuchó. El tema ya superó las 300 millones de reproducciones. Con L-Gante la cifra está en 275 millones y con Residente 115 millones. Todos ellos, con el joven Bizarrap de fondo que apenas muestra su rostro, son las voces que hoy están llegando a las nuevas generaciones y pareciera ser que el productor les pone una consigna: tienen que decir y provocar con sus letras. En ningún caso, ni las más ni las menos exitosas, pasan desapercibidas. 

Observado

Bizarrap nació en 1998 en Ramos Mejía y se metió en la industria musical de forma autodidacta: comenzó cuando tenía alrededor de 18 años subiendo a la web las batallas de freestyle argentinas con ediciones y mezclas. 

Una de las pocas entrevistas que otorgó a un medio fue al diario El País de España, país en el que siguen sus pasos. “Al principio editaba vídeos de batallas de rap. Pero cuando empecé con las sessions, subieron las visitas. Y con la de Nicky Nicole explotó todo: fue la más oída de Argentina. Miré el top 200 de Spotify y había 11 canciones mías. Investigué y no había precedentes. Ahí me dije: ‘Bueno, ya está, tengo que dedicarme a esto a full. Porque si le estoy dedicando un tercio de mi tiempo, imagina si le doy todo el día’. Así llegamos a lo que está pasando ahora”, dijo en esa oportunidad. Desde que tomó esa decisión, comenzó a ganarse el respeto de los artistas más consagrados de la Argentina al punto que el propio Indio Solari lo autorizó a tocar “Jijiji” en el último Lollapalooza. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios