Saturday 13 de July, 2024

SOCIEDAD | 04-03-2024 09:26

Cómo funciona el vampirismo antiage que consumen las famosas

Celebs que beben su propia sangre para verse más jóvenes. El caso de Sofía Clerici y por qué los médicos lo desaconsejan.

Sofia Clerici volvió a ser el centro de atención de todos los medios. Esta vez no por el escándalo del Yategate que le valió la carrera política a su ex amante Martín Insaurralde, sino por confesar en sus redes sociales que para mantener su piel “como la de una muñeca de porcelana” bebe su propia sangre.

Semejante confesión sucedió cuando ella publicó en su historia de Instagram una foto de su cena en un exclusivísimo restaurante donde podía verse detrás del plato principal un vaso con líquido rojo. Uno de sus más de 2 millones de seguidores le preguntó qué estaba tomando y ella sin dudar contestó: “Sangre”. Para los ojos inocentes, una revelación inaudita; para los desconfiados, una jugada maestra de ajedrez que vuelve a darle visibilidad positiva a la modelo, la despega un poco de una causa judicial que avanza por enriquecimiento ilícito y la ayuda a lanzar la campaña publicitaria de su marca de ropa dark que promociona en sus redes bajo el nombre “Vampire”, y que cuesta 70 mil pesos el set.

Puesta en escena

Lo cierto es que, ante la andanada de reacciones y preguntas de sus fanáticos, Clerici detalló: “Para los que no me creen, tengo siempre 9 tubos en mi heladera/freezer de sangre y me tomo 1/4  o medio tubo por semana. A veces en shot (cuando quiero algo más intenso) o lo mezclo en bebidas. En este caso lo hice con frutos rojos”. Y agregó: "Por eso soy una muñeca de porcelana". Para concluir este paso de comedia gótica con tintes vampirescos, subió una foto suya con la ropa de su propia marca entre velas que denotan una especie de rito satánico bajo el título: "Tu muñeca endemoniada".

Sofia Clerici

Consultada por NOTICIAS, la médica hematóloga Sofía Burgos Alvarado afirma: “Beber la sangre de uno no es una práctica recomendable. No tiene ningún beneficio. Y muchos menos tomar la de terceros, ya que, dependiendo de la cantidad que se ingiera, esta sí puede generar graves infecciones”. Cuando en los medios se generan este tipo de noticias, los profesionales de la salud son los primeros en indignarse. Sobre el mito de que la sangre rejuvenece, explica: “La confusión o ignorancia reside en que la sangre está compuesta por plasma, que tiene gran cantidad de proteínas como el colágeno. Pero este plasma actúa una vez que está elaborado para inyectarse en diferentes tratamientos dermatológicos. Sacarse algo del organismo para volver a incluirlo vía oral no tiene ningún sentido, no aporta nada”.

Mitología

A lo largo de la historia, muchas fueron las civilizaciones que encontraron en la sangre la creencia de un brebaje mágico de cualidades regenerativas. En los años del Imperio Romano, los epilépticos eran obligados a beber la sangre de los gladiadores que morían en combate para revitalizar su cuerpo y alma. Por su parte, en la Antigua Grecia, la sangre de caballo era para curar el asma. Ya como leyenda, se dice que la condesa húngara Isabel Bathory, en plena Edad Media, con el deseo de lograr su eterna juventud, primero bebía y luego se hacía baños de inmersión con sangre de jovencitas de entre 9 y 16 años, previamente asesinadas y enterradas en las afuera del castillo.

Más acá en el tiempo y con mucha menos brutalidad, algunos famosos de Hollywood reconocieron beber sangre, algunos con motivos de rituales amorosos y otros para lograr el don de la belleza eterna. La primera en reconocerlo fue la actriz Megan Fox, quien hace unos años confesó beber la sangre de su pareja Machine Gun Kelly. Pero el que revolucionó a la opinión pública en el 2020 fue Mel Gibson, al dar un listado con todos los famosos que, como él, bebían sangre de niños para mantenerse jóvenes y exitosos en un rubro que exige un nivel estético de alto impacto. Entre ellos estaban Angelina Jolie, Brad Pitt, Kim Kardashian, Britney Spears y Tom Cruise junto a su pareja Katie Holmes, estos últimos dos también vinculados a la cienciología, quienes, además del menú satánico, incorporaban a su dieta la placenta.

Fotogaleria La actriz estadounidense Angelina Jolie y su hijo Maddox llegan a la Cena de Estado en honor del presidente surcoreano Yoon Suk Yeol, en la Casa Blanca en Washington, DC

Volviendo al plano local, el diseñador de moda César Juricich contó que hace tiempo se hace un tratamiento capilar basado en su propia sangre, el cual implica separar de lo extraído el plasma de los glóbulos rojos, para inyectarlo con microagujas en el cuero cabelludo.

Retoma la doctora Burgos Alvarado y concluye: “Lo más recomendable es no hacer nada de estos experimentos. Porque el riesgo está en la extracción descontrolada de sangre. Por ejemplo, las mujeres en cada menstruación pierden un promedio de 80 a 90 mililitros de sangre. Entonces el cuerpo está hecho sabiamente para que después de diez días se recupere esa misma cantidad de glóbulos rojos. En caso de alterar el ciclo de manera semanal o quincenal, se está obligando a la médula ósea, que es la que fabrica la sangre, a trabajar el doble y esto provoca una exigencia innecesaria en órganos que son de funcionamientos vitales y complejos. Resumiendo, nada de esta moda tiene sentido”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariano Casas Di Nardo

Mariano Casas Di Nardo

Comentarios