NOTICIAS URUGUAY | 12-07-2019 15:25

Jorge Esmoris: "Vuelvo para probar las delicias del poder"

El actor se postula otra vez con humor como “candidato presidencial” del Partido al Medio en gira por todo el país.

Jorge Esmoris espera en su casa, de traje, con una campera encima porque hace frío, y porque eso de las modas y lo fashion nunca le importó mucho. Primero calma a su perro Don Ramón. Luego se acomoda en un sillón dispuesto para la entrevista en modo candidato. De fondo, se escucha una orquesta instrumental que se parece mucho a música clásica. Esmoris -quien será recordado por siempre como el director y la cara visible de la Antimurga BCG, y por algunos como el tipo que se puso serio para encarnar a Artigas-, está dispuesto a hablar como un candidato a presidente de la República.

Es la quinta vez que se postula. Es su propio asesor de imagen, su propio jefe de campaña y ni se ha puesto a buscar un compañero de fórmula, porque en el acierto o en el error, cree que debe hacerse cargo de sus ideas innovadoras, revolucionarias... y un poco locas.

”Esmoris, 2020” recorrerá todo el país comenzando su gira el 9 de agosto en el teatro Bastión del Carmen de Colonia. Los “actos finales” del candidato serán en Montevideo: 27, 28 y 29 de setiembre en la sala Nelly Goitiño del Sodre.

Noticias: ¡Usted se tira en todas las elecciones! ¿Cuándo decidió volver a candidatearse?

Jorge Esmoris: En realidad me tira la gente...

Noticias: ¿Con qué lista se va a postular?

Esmoris: Bueno... parte del número me lo robaron. Yo siempre fui 007. Y ahora vi que está (el exfiscal Gustavo) Zubía con el 9-007, se ve que le dijeron. Yo era 007, Permiso para votar, porque mi nombre es Esmoris, Jorge Esmoris. Lo fundamental es que vuelvo porque no quiero vivir del arrepentimiento moral, sin haber probado las delicias de la ebriedad que produce el ejercicio del poder. Y con las cinco candidaturas que llevo encima, le puedo asegurar que no hay nada más difícil en política que desprenderse de una ambición personal. Hay muchos que no me quieren, pero lo que no saben es que uno no necesita querer a alguien para darse cuenta que lo necesita. A veces uno lo necesita aunque no lo quiera, como un benzetacil, por ejemplo.

Noticias: ¿Cómo se llama su partido? Perdone la ignorancia...

Esmoris: Se la perdono. Lo peor de la ignorancia es no saber que uno no sabe, pero si usted reconoce que no sabe, se la perdono. Es el PAM, Partido Al Medio. Esto viene a cubrir una gran deuda que tienen todos los partidos políticos con el pueblo: todos se definen como partidos, pero ninguno dice a qué altura están partidos.

Noticias: ¿Cómo es el eslogan?

Esmoris: Para volver a volver. Se me ocurrió a mí, y a mi agencia Esmoris and Esmoris Advertising.

Noticias: ¿Y hay internas o usted está esperando a octubre?

Esmoris: No hay internas, hay interna. Y es la más feroz de todas, que se las recomiendo a mis adversarios: la interna con uno mismo. Pero nadie se atreve a eso. En esa interna, le puedo asegurar señor periodista, me dije de todo... Me saqué todos los trapitos al sol, pero he salido fortalecido. Y me contesté. Llegamos a un acuerdo. En política no hay antecedentes de esto. En psiquiatría sí, se llama esquizofrenia.

Noticias: ¿Por dónde pasan sus principales ideas?

Esmoris: Fundamentalmente por la cabeza, pero algunas por el páncreas, uno de los órganos más olvidados. Nadie le da pelota al páncreas. Básicamente mis ideas confluyen en un gran plan, cuyos tres ejes son: la planificación, la ejecución y el fracaso.

Noticias: ¿Qué piensa de ya ir entregando una tarjeta a los jubilados para que a partir del 1° de marzo reciban medicamentos gratis? Apuesto que usted no tiene una tarjeta así...

Esmoris: No, no la tengo. Tengo algo mucho mejor. Primero, yo lo conozco a Juan (Sartori)... del Sunderland, él no se acuerda, pero bueno... Fui a probarme pero no tuve suerte. Primero, lo de él es una estigmatización: como son jubilados, ya los trata de enfermos. Por eso, yo me adelanto: con mi voto -ante escribano público tienen que demostrar que me votaron-, se llevan ahí mismo una canasta para la Navidad. Y que salgan a divertirse.

Noticias: ¿Cuántos puestos de trabajo piensa crear y cómo lo va a hacer?

Esmoris: Yo calculo dos millones de puestos de trabajo, seguro.

Noticias: ¡Epa! ¿No será mucho?

Esmoris: Y los avisos van a salir hasta en el New York Times. Y le aseguro 25.000 puestos de trabajo ya, para ahora, eh... En octubre, yo le encajo 25.000 puestos de trabajo. La política, como el fútbol, es una pasión, pero es un negocio también. Fíjese: se vienen las elecciones nacionales, ¿no?Las mesas electorales las conforman empleados públicos. Si son empleados, ya tienen trabajo. ¿Por qué no contratar gente? Ahí tenemos aproximadamente unas seis personas más un guardia de seguridad, siete personas (delegado, presidente, secretario y otro más no sé para qué, que anota ahí). Yo calculo unos 7.000 circuitos, multiplique 7.000 por siete, ¿cuánto le da?

Noticias: Pero eso es sólo un día...

Esmoris: No, vaya sumando: elecciones nacionales de octubre, balotaje en noviembre, elecciones universitarias, plebiscitos, referéndum... Y le dije dos millones de puestos laborales. El hecho de ser un país pequeño tiene algunas ventajas. Yo, por ejemplo, propongo eliminar el correo electrónico. Vamos a llevar adelante los agentes informáticos, vamos a ser una importación de un millón de monopatines, para que los usen los agentes informáticos y repartan los correos electrónicos. Ahí tenemos un millón. Y vamos también a reactivar la industria de la cometa, el barrilete, y vamos a poner a un millón de personas a remontar cometas durante todo el año. Para que la cometa recupere su verdadero sentido que sea el de divertir, y no el de meterse alguna cosa para el bolsillo.

Noticias: ¿Y en seguridad? ¿Cómo piensa hacer para combatir la delincuencia?

Esmoris: Creo que está muy mal enfocado el tema. Se le ha errado al bizcochazo, porque se asocia la inseguridad a la delincuencia, y no tiene nada que ver una cosa con la otra, es como mezclar salame con velocidad. Los delincuentes no experimentan la inseguridad, no saben lo que es. ¿Quién experimenta la inseguridad? La gente honesta, la gente decente, la gente trabajadora. Por eso la solución pasa por meter en cana a la gente honesta, a la gente decente, a la gente trabajadora, y dejar afuera a todos los delincuentes... y que se entren a robar entre ellos. ¿Se da cuenta? Entonces, ahí van a saber lo que es la inseguridad, ahí se van a juntar algunos de ellos y van a decir: “Che, no podés salir a robar, que te roban a vos. ¿En qué país estamos viviendo?”. Además, tenemos un nuevo modelo de rehabilitación. Porque el que roba a un ladrón tiene 100 años de perdón, y la gente honesta, decente y trabajadora no se va a sentir rara o extraña viviendo en un lugar rodeada de rejas, alambres de púas, perros y alarmas. Se van a sentir como en su propia casa, en su hábitat natural.

Noticias: Ernesto Talvi propuso la creación de 136 nuevos liceos, Sanguinetti propone que sean obligatorios 200 días de clase, otros coquetean con las ideas de EdUy21. ¿Y usted qué piensa hacer para mejorar la educación?

Esmoris: Yo voy a ser claro en esto: yo no sé qué carajo hacer con la educación, porque ¡no sé nada! Así que veremos... ¿Talvi y Sanguinetti propusieron cosas? Encantado, yo los escucho. Tomaría ideas de otros candidatos, pero que sepan, eh. Y prueba PISA previa... a los propios candidatos. Sí voy a hablar de lo que sí sé, como complemento de la educación. Voy a declarar la obligatoriedad del teatro, a través de un proyecto que llamo Telego (Teatro Laico, Entretenido, Gratuito y Obligatorio). Cada estudiante deberá asistir obligatoriamente a ver teatro, como espectadores. Eso genera más puestos de trabajo que UPM. ¿Sabe cuántos puestos de trabajo hay ahí? Primero, hay que construir mil teatros, entonces ahí trabaja mucha gente de la construcción, aproximadamente 15.000 puestos de trabajo directos entre actores, técnicos, general de limpieza, todos con un salario mínimo de 23.000 pesos. ¿Sabe cuánto le sale al Estado? Un alfajor por día. Si usted divide todos estos gastos, le sale 4,50 pesos por niño, por estudiante. ¿Usted sabe cuántos abstencionistas hay en el mundo? Más o menos son unos dos mil millones de abstenciones en el mundo... sin contar los chinos. Yo voy a promover que esa gente que no quiere votar en sus países, venga a votar acá en Uruguay. Que vengan y voten, a cualquiera, y capaz que aciertan. Y les cobramos 10 dólares por venir a votar acá.

Noticias: ¿Quién será su compañero o compañera de fórmula?

Esmoris: No, no, no... Yo soy yo, y todo el resto a licitación.

Noticias: ¿Su gabinete será paritario? ¿O piensa incluir personas trans, LGTBI?

Esmoris: A mí me sirve cualquier cosa... Si congeniamos y nos ponemos de acuerdo y la gente lo acepta, bienvenidos. Y la gente no tiene que pagarles el sueldo a los gobernantes, para mí lo pagan los de afuera, si hacemos de la democracia un negocio y lo sabemos vender. Yo sé que pueden parecer temerarios algunos anuncios...

Noticias: ¿”Pueden parecer”?

Esmoris: Pero la verdad, yo les pido que reflexionen en esto: hemos siempre jugado unas fichas a la razón... y muy bien no nos ha ido. ¿No será cosa de arriesgar un poquito?

Noticias: ¿Piensa formar una coalición?

Esmoris: No comparto esas cosas... O me sale bien o me sale mal, pero a mí. Si no después: “No, yo no fui”, “yo quería otra cosa y no me dejaron”, y ahí no funciona.

Noticias: ¿Y cuál sería su primera medida, si llega a acceder al gobierno?

Esmoris: La primera medida genera mucha ansiedad en la gente. Y la ansiedad no es buena consejera. Por eso, mi primera no la voy a ejecutar. Voy a empezar por mi segunda medida, que será derogar la primera medida. En política hay que usar mucho, cada vez más, el pensamiento lateral. O sea, el pensamiento que está fuera de la órbita de la razón.

Noticias: ¿No se iría a vivir a Suárez y Reyes?

Esmoris: Le voy a dar una primicia. Yo no gobernaría ni desde aquí. Yo nunca salí de Uruguay. Cuando me ponga la banda presidencial, me tomo un avión y me voy a otro país... y desde allá mando postales. Y gobierno a distancia. No por mail, porque lo derogaría.

Noticias: ¿Por qué las encuestas nunca lo nombran? ¿Se siente ignorado como Iafigliola?

Esmoris: ¿Quién?... Mire, las encuestas no me nombran y por algo es.. Me están ocultando porque lo esencial es invisible a los ojos.

por César Bianchi

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario