Wednesday 29 de May, 2024

PERSONAJES | 04-09-2023 08:58

Anabel Sánchez: “La fama no me va a marear”

La modelo que se hizo viral gracias a su casting para Vogue, logró iniciar su propio camino en el mundo artístico. Familia y cambios.

Llega tarde a la entrevista, aunque no esgrime razones de nueva diva. Simplemente, un tránsito frenético demoró el viaje en remis, desde su casa en el barrio San Agustín, en San Francisco Solano —conurbano bonaerense— hasta Palermo Chico donde se hará esta nota y las fotos que la ilustran. Y cabe preguntarse cómo vive el contraste de dos barrios tan diferentes. Y a poco de hablar con Anabel Sánchez, se la percibe capaz de hacer una síntesis de opuestos, con rigor hegeliano aunque no medie filosofía alguna, sino pura intuición y deseo de superarse. Es “La leona de dos mundos”, título de un inolvidable film. Aunque mejor, a ella le gustaría decir “La pantera de dos mundos”, porque es fanática de ese felino con el que se identifica por su poderosa imagen. 

Esta chica que logró miles de seguidores en Tik Tok, de condición humilde dispuesta a zanjarla, que no reniega de sus orígenes y que se animó al Vogue Open Casting enviando un video casero filmado en su patio, presentándose en inglés (estudió el idioma por fonética para ese propósito), acaba de iniciar una carrera artística que ya la impulsa a un cambio de vida. Lo increíble de su caso, es que, a partir de las redes y su insaciable curiosidad, la joven se creó a sí misma mirando tutoriales, páginas de Internet y algunas revistas. Sola, aunque apoyada por su mamá Marcela (37) y, especialmente por su hermana Melina (16), que es boxeadora, se hizo arquitecta de su propio destino.

Noticias: ¿Cómo llega a tener su booker en una agencia?

Anabel Sánchez: Es que después de las notas de prensa, los seguidores en las redes, todo lo que me pasó, mi celular estaba explotado y le pedí ayuda a mi tío Rubén. Especialmente porque había un montón de móviles en la puerta de casa y no sabía bien cómo manejarme. A partir de ese momento, él empezó a atender mi celular y a decirme “da esta nota, ésta mejor no o esperá un poco”. Y llegamos a Valeria Mazza. Ella nos recomendó Multitalent, porque la agencia convoca justamente talentos múltiples y yo hago muchas cosas aparte de modelar.

Noticias: ¿Qué cosas?

Sánchez: Diseño indumentaria, me encanta la actuación y el baile… entonces era éste el lugar.  Y aquí estoy, muy agradecida.

Noticias: ¿Estudió baile?

Sánchez: De chiquita hice mucha danza contemporánea porque venía de la mano del patín artístico. Pero nunca fue formal, con estudio en una academia, profesor y eso. Todo lo hice como autodidacta y mirando los tutoriales de YouTube, con el poquito de Internet que tenía. Era pedirle al vecino que nos preste un ratito, y cuando tenía Wifi, aprovechaba para estudiar lo que tenía a disposición. Pero terminé el colegio secundario.

Noticias: ¿Cómo se está preparando para el Bailando?

Sánchez: ¡Uy! Vamos de a poco, trabajando con Tito Díaz y Hernán Alegre el coach, en una experiencia que para mí es hermosa. Avanzamos tranquilos, exponiendo ideas sobre qué aspiramos para el Bailando. Vemos los ritmos, los comentamos; pero queremos que vaya fluyendo. Ya empezamos oficialmente los ensayos. 

Noticias: ¿En qué sentido cambió su vida este último tiempo, si es que siente que cambió?

Sánchez: Hay un cambio, claro. Pero no es tan grande como la gente de afuera lo visualiza. Obviamente estoy todo el tiempo viniendo a la ciudad de Buenos Aires. Todavía estoy viviendo en zona sur. Y muchas veces tengo que viajar un montón y varios días a la semana. Pero es lo que hacía antes cuando buscaba trabajo. Ahora es distinto. ¡Tengo trabajo! Y estoy generando ingresos muy lindos; puedo ayudar a mi mamá para que termine la casa…

La familia de Anabel también está formada por dos hermanitos más chicos, Dylan (6) y William (3). Su casa está sobre una calle de tierra y arriba viven sus abuelos. Hasta hace tres años convivían con un padre violento, que pegaba a la madre y a los hijos. En 2020 lograron echarlo del hogar y nunca más volvieron a verlo. “Él abusaba de nosotros —confesó en algunas entrevistas— porque hay muchas maneras de hacerlo. Traicionó a todos los que lo rodeaban y lo amaban”.

Noticias: ¿Siempre con la idea de mudarse sola, al barrio de Palermo?

Sánchez: Sí, siempre. Con mi tío ya estamos averiguando. Y creo que cuando empiece el Bailando, ahí oficialmente mi vida va a cambiar y tendré mi departamento, mi casita soñada. Pero hasta aquí, hoy y ahora, todo es muy tranquilo.

Noticias: ¿No siente que la fama la está acelerando con su dosis de adrenalina extra?

Sánchez: No, la verdad que no. Yo tengo mi familia que me contiene un montón y que me apoya. Me llevo muy bien con mi mamá, ella es como mi mejor amiga, siempre estuvimos juntas. Y de verdad que la fama no va a marearme, pero de verdad que no. ¿Y por qué digo esto? Porque antes de que llegara este momento de tanta exposición, yo dedicaba horas a mi arte sin que lo vieran, anónimamente. La verdad es que muchas veces lo hacía como catarsis, porque me descargaba a través de las fotos, videos… soñaba porque la realidad de aquel momento no me daba la posibilidad que tengo hoy. Por ejemplo, no podía ir a un profesional, a un psicólogo para hacer terapia. No tenía el dinero.

Noticias: Y el arte es muy sanador.

Sánchez: Claro. Yo me refugiaba instintivamente en el arte. Y no pensaba en esto que ahora me pasa. Bailaba, me producía para fotos, modelaba… Era mi escape a tanto caos. Ahora siento que no estoy haciendo todo sola. Que son personas reales las que están conmigo orientándome. También siento que es muy sana la comunidad que se está creando y me gusta comunicarme con cada uno. Incluso mis seguidores que aumentan, no son para mí un número más. Ahora tengo unos 230 mil.

Noticias: Seguidores que la elogian y la critican.

Sánchez: Y, la verdad, que hay de ambos. Al principio no estaba preparada para los haters y me encerré mucho en mí misma, me hacía una autocrítica despiadada, me comparaba y estaba muy enfocada en los malos comentarios. Eso me ponía muy triste. En las primeras notas terminaba llorando porque venía aguantando hasta que no pude más. Ahora no, porque estoy volviendo a encontrarme conmigo misma, después de estos últimos cuatro meses. Me veo como que vuelvo a brillar. Descarto las críticas hirientes y me quedo con el amor de la gente.

Noticias: Los medios, en general, le dieron una marcada bienvenida…

Sánchez: ¡Ay sí! Porque estar ingresando a este mundo de la moda, de la televisión —un mundo con el que soñaba de chiquita pero que veía lejano— me da más seguridad. Me parece que la angustia ya pasó, ya estoy acá.

Noticias: Ha dicho que su altura no es la exigida en pasarelas de alta costura, por ejemplo. Pero hay otros caminos. Es muy fotogénica.

Sánchez: Sí, lo sé. Practiqué con mil fotos, millones de poses, siempre con mi celular. Bailar, modelar y posar para fotografías son recursos que se relacionan y complementan. Siempre vi fotos y producciones, y las copiaba. Pero a la hora de pegarlas, subirlas, le cambiaba algo para ponerles mi impronta. Me gusta marcar mucha fuerza con mis gestos. Por eso no sonrío. Me encantan las panteras negras que me inspiran para mis poses.

Anabel no tiene novio; dice que los chicos la ven extraña “porque soy narigona o me visto rara”. Siempre invirtió su tiempo en algo útil —como buscar locaciones para videos o ropa que arreglaba— y crearse nuevas oportunidades. Con los pies en la tierra y una cabeza que piensa sin parar, es analítica y cautelosa en sus respuestas. Maneja un vocabulario fluido. Cuando habla parece una mujer de 30. Cuando posa para las fotos, transmuta en un personaje contundente.

Noticias: Dice su mamá que es “la reencarnación de algún espíritu libre o un alma vieja, o tal vez una pantera negra”. Fuerte la opinión. ¿Coincide?

Sánchez: (Ríe) Debe ser así. Me identifico con ese animal de tanta garra. Y soy una guerrera que lucha por lo que quiere. Siempre supe lo que deseaba. Estuvo siempre en mi alma.

 

 

Agradecimiento: Agencia Multitalent. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Sissi Ciosescu

Sissi Ciosescu

Periodista.

Comentarios