PERSONAJES | 25-02-2022 13:27

Joan Cwaik: “Las capacidades humanas son irremplazables”

Divulgador científico, autor de “El Dilema Humano”. Cómo nos interpela la tecnología y cuáles son los trabajos del futuro.

Ya desde muy chico la tecnología le generaba curiosidad y, con un padre emprendedor en tecnología, estuvo expuesto a las innovaciones de ese mundo. La primera vez que usó un casco de realidad virtual, no pudo dormir en toda la noche pensando en todas las aplicaciones que podría tener, y así, se fue definiendo su futuro.

Autor de “7R: Las siete revoluciones tecnológicas que transformarán nuestra vida” y "El Dilema Humano: Del homo sapiens al homo tech”, su último libro, Joan Cwaik estudió Licenciatura en Gestión de Medios y Entretenimiento en la Universidad Argentina de la Empresa, hace casi diez años que se dedica a la divulgación de tecnologías emergentes, trabaja en Maytronics, una compañía de robótica doméstica de origen israelí, realizó un posgrado en convergencia multimedial en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y comenzó a dar forma a este libro mientras cursaba su último año del Master Business Administration del IAE, la Business School de la Universidad Austral. Además, es uno de los diez miembros de la Asamblea del Futuro organizada por Editorial Perfil y lleva dadas más de 400 conferencias en relación a tecnologías emergentes en más de 15 países.

Noticias: ¿Cómo arrancaron sus inquietudes por la tecnología?

Joan Cwaik: Estuve expuesto a la tecnología desde muy chico. La primera computadora que entró a mi casa fue en 1994, a mis cuatro años, después de mucho esfuerzo de mi padre, y siempre fui muy curioso. En mi infancia tenía una relación con la lógica, el cálculo, pasaba mucho tiempo haciendo rompecabezas, más en mi adolescencia tuve diferentes momentos de exposición a tecnologías emergentes que fueron las responsables de mi trabajo de hoy en día como divulgador tecnológico. 

Noticias: ¿Y cómo pasó de experimentarlo a poder explicarlo?

Cwaik: Entre mi carrera de grado, sumado a mi experiencia laboral y a otros momentos de inflexión como “El mundo de las ideas”, empecé a comprender que había un espacio y una oportunidad muy grande. Desde la tecnología y la comunicación hay dos extremos, el costado del periodismo tecnológico y el de la ciencia, el periodismo tecnológico se dedica más al consumo tecnológico del día a día y la ciencia es muy abstracta. Faltan personas que mezclen un poco ambos mundos. Me especializo en tecnología emergente con impacto social e impacto económico. 

Noticias: ¿Cómo surgió “El Dilema Humano”?

Cwaik: Venía trabajando mucho en empezar a analizar cómo la tecnología nos interpela y qué impactos está teniendo en nosotros esta sociabilización mediante la tecnología tan masiva. Es un ensayo que nació en pandemia que empieza a comprender cuál es la nueva forma de humanidad a la que nos estamos encaminando, cuál es el nuevo hombre en un mundo en el que pareciera que la tecnología es como un Dios. El propósito del libro es dar el debate tecnológico del cuestionamiento a la tecnología.

Noticias: ¿Cuál es su visión acerca de los trabajos del futuro?

Cwaik: Hacer futurismo es muy difícil, es tratar de comprender el presente y animarse a dar un paso hacia adelante. El futuro del trabajo es una preocupación muy real. Yo tampoco soy de la escuela de creer que la programación es algo mandatorio, sí entiendo y coincido que la programación te da un nivel de apertura mental muy grande. También es real que hay una necesidad concreta de programadores y de puestos más técnicos, pero lo que termina pasando, inclusive en la programación y en la ciencia de datos, es que si uno no se reinventa constantemente, corre riesgo de reemplazo laboral. En materia de trabajo vamos hacia un mundo híbrido, más allá de la virtualidad y la presencialidad, donde las tecnologías emergentes, y por ejemplo, la tecnología artificial es mejor que nosotros en muchas cosas, pero nunca lo va a ser en las habilidades que nos hacen humanos. Que una computadora sea capaz de reproducir un lenguaje no es lo mismo que comprender un lenguaje. La inteligencia humana es mucho más que el procesamiento de datos. La capacidad de poder adaptarnos, la flexibilidad cognitiva, la sensibilidad, la creatividad, la empatía son capacidades humanas son y seguirán siendo irremplazables. 

Noticias: ¿Cómo se lleva el joven argentino promedio con las nuevas tecnologías?

Cwaik: Hay muchas facciones dentro de la juventud. En los centennials están aquellos que se someten más a las reglas que le impone la tecnología y por otro lado están los jóvenes que le sacan provecho. Los que trabajamos en divulgación tratamos de explicar las virtudes y el momento maravilloso de la humanidad que estamos atravesando que la tecnología nos permite crear un montón de cosas.

Noticias: ¿Cómo se explica que en Argentina, a pesar de todas las dificultades, surgen unicornios?

Cwaik: Culturalmente los argentinos estamos acostumbrados a vaivenes económicos y políticos muy álgidos, eso de alguna forma nos da ciertas habilidades para poder adaptarnos a entornos muy complejos en términos macroeconómicos y macro políticos. Los argentinos somos muy valorados por esta flexibilidad cognitiva y esta creatividad. En el mundo de las tecnologías emergentes la cantidad de talento argentino que hay involucrado es gigante. El gobierno argentino tiene una oportunidad única si puede reconocer el talento argentino vinculado a tecnologías emergentes. Muchas veces debido a la coyuntura a Argentina lo siguen vinculando con las vacas, la soja y el fútbol, y está bien eso, pero creo que si se toman con seriedad los datos relacionados a la economía del conocimiento podríamos duplicar los puestos de trabajo involucrados.

Noticias: ¿Le interesaría ser convocado por algún espacio político?

Cwaik: Para representar a una porción de la población uno tiene que estar muy preparado, siento que mi trabajo desde el sector privado lo hago muy bien, no descarto la otra opción, tuve algunos acercamientos con temas que realmente me involucran como la Ley de Economía del Conocimiento. Sí quiero involucrarme en espacios de diálogo que tengan como accionables concretos. En la Asamblea del Futuro de Perfil, en 2020 y 2021 que fueron años de pensar mucho estas cosas que nos suceden y creo que el 2022 es un año de tomar acciones y llegar a más personas. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariana Haramburu

Mariana Haramburu

Periodista.

Comentarios