PERSONAJES | 04-10-2021 14:50

Pompeyo Audivert: “Me parece peligroso el fenómeno de las series"

Director, dramaturgo y actor, se luce en el unipersonal “Habitación Macbeth”. Su concepción del oficio y su representatividad política.

“Fantaseaba desde hace mucho, se me aparecía la suposición medio fantasmagórica de un actor haciendo todos los papeles de una obra. Siempre sentí en carne propia el deseo de aventurarme a una práctica más salvaje del fenómeno de la actuación. Hasta que se me ocurrió, durante la pandemia, encerrado en mi casa de Mar del Sur, utilizar una obra de teatro que tuviera características sobrenaturales, metafísicas, mediúmnicas como es ‘Macbeth’”, dice Pompeyo Audivert, el autor y director de “Habitación Macbeth”, su versión de la tragedia shakesperiana que presenta sábados y domingos en el Centro Cultural de la Cooperación (Corrientes 1543). Y donde, siguiendo su propio designio, interpreta a siete personajes en una ceremonia teatral inusual y extraordinaria. “Lo que intento hacer con ‘Habitación Macbeth’ es señalar que el teatro es un cuerpo habitado por múltiples posibilidades, que el teatro no necesita ni siquiera de un edificio, que un solo actor puede ser toda una obra, se trata de poner el cuerpo, hacerlo reverberar en todas sus valencias, eso es lo teatral: una cita con la otredad”, define el artista de “Trastorno”, “El farmer”, “La farsa de los ausentes”, “Edipo en Ezeiza”, entre tantas otras, además de docente en El cuervo, su sala y estudio desde 1990.

Noticias: ¿De dónde nace la maldad de Macbeth, inimaginable al principio cuando parece un hombre común?

Pompeyo Audivert: Las transformaciones de una identidad son posibles, lo vemos en el frente histórico con artistas, con periodistas, con políticos, con seres comunes que se dan vuelta como un guante, de repente pasan a ser algo que no eran. La verdadera identidad, a veces, no es aquella con la que empieza una vida sino que está escondida, larvada y por motivos distintos emerge y toma el poder. Es algo muy humano y esa es la maravilla de Shakespeare que puede arrojar un piedrazo en el espejo, como me gusta decirlo, y revelar la identidad de fondo que latía ahí debajo de la apariencia ficcional. La metáfora del teatro tiene que ver, justamente, con la reencarnación, con la posibilidad de ser otros y de algún modo sondear nuestra identidad a una escala extracotidiana.

Noticias: ¿Hay un público para este teatro que usted busca? 

Audivert: El público tiene sed de conectar con otras valencias de su presencia y de su identidad y con ese señalamiento de que el frente histórico es un campo ficcional. Es una necesidad que no encuentra vehículos pero cuando los encuentra el público conecta de una forma absoluta con ese planteo. No es un teatro de una elite, ni de elegidos el que tiene estos planteos. Lo veo a diario en las funciones, la gente acepta ese planteo tan desmesurado que se le hace. El teatro tiene que pasar a la ofensiva, ser una fuerza de choque, ser ese piedrazo en el espejo. 

Noticias: ¿Acepta trabajar en proyectos que no tengan coincidencias con su código?

Audivert: Trabajo en proyectos específicos que me interesen y artistas con los que quiera cruzarme. Además de Bartís (“Hamlet la guerra de los teatros”) y Lorenzo Quinteros (“Final de partida”), trabajé con Jorge Lavelli (“La hija el aire”, “El rey Lear), Emilio García Wehbi (“Heldenplatz”), con Guillermo Heras (“El crítico”), Leonor Manso (“Esperando a Godot”), entre otros. No considero el teatro como un trabajo, no hago tele, hago poco cine, tengo mucho trabajo con mis propias inquietudes, o sea que estoy siempre generando mi propio material. Cuando hice televisión en los 90, lo hice porque me quería comprar un estudio de teatro y después la dejé casi por completo.

Noticias: ¿Por qué la actuación no es un trabajo?

Audivert: La actuación y el teatro son fenómenos sagrados. Es una zona de autoconocimiento, entonces debe estar situada en posiciones lo más ideales posibles, donde eso pueda producirse. Si hubiera que trabajar de eso porque no tengo un mango ni ninguna otra fuente de ingreso, lo haría.

Noticias: Muchos de sus colegas se definen como trabajadores/as, están agremiados

Audivert: Me parece perfecto que los actores puedan sentir que son trabajadores y que tengan su posición en relación al arte también como un trabajo. Yo diría como un oficio que a veces se puede producir por guita y hay muchos grandes actores a quienes eso no les complica su identidad artística. No es algo que yo critique, es algo que yo elijo. 

Noticias. ¿Qué es hoy ser de izquierda? 

Audivert: Durante muchos años fui marxista y simpatizaba con el Partido Obrero. Esto sucedió hasta que apareció el kirchnerismo. A partir de ese momento dije que, en el baño, soy marxista; en la cocina, trotskista; en el comedor, socialista y en la vereda, banco a Cristina. Incluso ya me siento anarquista porque la izquierda se vuelve muy esquemática, no plantea la cuestión poética como el asunto central de sus objetivos políticos. Plantea, simplemente, la igualdad. La revolución debería ser liberar la identidad poética del ser que ha sido clausurada por el capitalismo. Apoyo a Cristina porque en la vereda estoy con el campo popular, es la tendencia más hacia la izquierda de las grandes mayorías que habrá que ir esclareciendo; no es mi tarea hacer eso. Mi tarea es señalar de una forma revolucionaria la pertenencia del arte a lo poético y a lo metafísico. 

Noticias: Nombró a Cristina Kirchner. ¿Se siente más representado por ella que por Myriam Bregman?

Audivert: Sí, tengo montones de peros, por supuesto. Sin embargo, siento que ahora dentro de lo que son las posibilidades históricas en las que nos encontramos, lo que ella plantea es lo más factible y es lo que hay que apoyar. Creo que el discurso de Bregman da en el blanco pero se trata también de poder sintetizar un frente histórico que es muy diverso; y para transformar a favor de las tendencias más progresistas de las grandes mayorías hay que estar dentro del movimiento que encabeza Cristina. Se trata de construir la tendencia desde dentro de los movimientos nacionales y populares. El enemigo es muy grande, yo no estuve de acuerdo cuando el Partido Obrero mandó votar en blanco, ni que fuera lo mismo Scioli que Macri, no son lo mismo y las condiciones de realidad que generó el macrismo produjeron mucho dolor en el pueblo.

Noticias: ¿Es ateo?

Audivert: No, no soy ateo. Soy profundamente religioso desde una perspectiva poética de lo religioso. Creo en la reencarnación, en el karma, creo que la vida es un milagro divino, pero no de una divinidad clausurada en las iglesias. No tengo una iglesia, tengo un sentimiento religioso y que el arte conecta con eso. La idea de ser ateo, me parece también muy esquemática, es imposible.

Noticias: ¿Cuando no hace teatro, qué le gusta: fútbol, películas, series?

Audivert: El fútbol no me gusta. Una cosa que ya no hago es ver series. Cuando veo series después actúo mal, es como si me quitaran algo emocional. Me parece muy peligroso todo el fenómeno de las series, todas esas plataformas donde el imperio baja línea son un peligro porque nos están abduciendo una emocionalidad que debería servirnos para otra cosa. Cuando veo cine, me gusta Béla Tarr que es un director extraordinario, me gusta Andréi Tarkovski, veo algunos documentales.

Noticias: ¿Viene de familia de artistas?

Audivert: Mi papá y mi abuelo, que se llamaban Pompeyo, eran grabadores y mi papá después se dedicó a la acuarela. Mi madre era poeta y todos mis tíos maternos eran artistas. Recibí influencias pero no mandatos. Siempre sentí que fui deviniendo en lo que quise con mucha naturalidad.

Noticias: ¿Sus hijos también tienen intereses artísticos?

Audivert: Tengo cuatro hijos de distintos matrimonios: Lucio, de 32 años, Juan y León, de 20 y 18, y el último, Lorenzo, de 4. Lucio es músico y psicólogo; Juan hace pintura, dibuja; León es muy físico y canta y toca la guitarra; y Lorenzo va al jardín y hace las cosas de su edad. Estoy separado, vivo solo y estoy mucho tiempo con el más chiquito; cuando vienen todos es una fiesta. Tenemos un grupo de Whatsapp donde nos mandamos mensajes muy divertidos que se llama Audivert Juniors. 

Noticias: ¿Disfruta vivir solo?

Audivert: Sí, siento que este es un momento muy bueno. Hace casi cuatro años que estoy solo y yo siempre fui de estar en pareja toda mi vida, nunca estuve más de seis meses solo y noto que me gusta estar en esta situación, me siento cómodo. Tengo mucho orden en mis cosas, a partir de la pandemia empecé a hacer yo la limpieza de la casa, plancho, lavo la ropa, limpio los pisos. No quiere decir que el día de mañana no pueda volver a estar con alguien pero estoy muy a gusto en esta etapa. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Leni González

Leni González

Periodista.

Comentarios