Sunday 26 de May, 2024

PERSONAJES | 09-05-2023 15:15

Ramiro Arzuaga: “Siempre quise ser un referente”

Ambientador de eventos y decorador top. Casamientos de celebridades. Petit hotel en Recoleta y sueños cumplidos.

Ramiro Arzuaga es un hombre barroco y colorido. Nada de minimalismo ni de paleta neutra. Su lema es “más es más”. Con esta impronta se convirtió en uno de los ambientadores de eventos más importantes del país.

Nació en Arrecifes y estudió arquitectura en la ciudad de Buenos Aires. No terminó la carrera, pero se dejó tentar por la decoración de interiores. Tuvo un local en su pueblo, empezó asesorando a gente conocida y en el ’98 se casó en Arrecifes con una “fiesta divina”, decorada por el flamante matrimonio. La pareja fue a vivir a Los Ángeles, donde él siguió ambientado eventos, hasta que se separó, regresó a Argentina y comenzó una nueva vida.

“Trabajé como camarero en el Alvear y aprendí un montón de protocolo y ceremonial, en el restaurante Dorrego, en el Madero Hotel y en el Faena —recuerda—. En 2007 me echaron del Faena y decidí lanzarme en forma independiente. Empecé con centros de mesa y eventos chicos, algunos casamientos de amigos, y fui creciendo. En 2016 tuve dos programas de televisión en el canal +Chic y eso me abrió las puertas de Latinoamérica. También participé en el programa de Marina Fabbiani en El Trece”. 

Siempre quise ser un referente en ambientación de eventos, fiestas y armado de mesas y lo logré. Ahora me reparto entre los eventos —hago muchos casamientos, cumpleaños de quince, corporativos— mis cursos y charlas y los viajes”, asegura. Mediático —172 mil seguidores en Instagram— y con un espíritu positivo, ya cumplió varios sueños.

Noticias: ¿Qué implica ser un ambientador top?

Arzuaga: El gusto y el manejo de los espacios y destacarse con un estilo diferente. Yo soy distinto a todos, soy muy ecléctico y a la vez barroco, me gustan las cosas recargadas, estoy continuamente en búsquedas nuevas, soy muy colorido. Y soy muy conocido por hacerle eventos a las celebridades. Eso me da mucha presencia mediática y muchos seguidores en las redes. 

Noticias: ¿Qué ambientaciones recuerda especialmente?

Arzuaga: El casamiento de Mauricio Macri y Juliana Awada en 2011. Fue muy sobrio, super elegante, todo blanco, una onda neutra. Ella quería flores de durazno y, como no había en esa época, tuvimos que crearlas con ramas de durazno y florcitas de otra planta que pegamos una por una. También hice el casamiento de Wanda Nara con Mauro Icardi en el Palacio Sans Souci en 2013. 

Noticias: ¿Cómo fue?

Arzuaga: Super lindo. Fue en invierno, la ceremonia se hizo en el parque con una pérgola llena de rosas espectacular y pusimos alfombra para que la gente no pisara en pasto. Wanda quiso grandes arreglos de flores blancas en las mesas y ella estaba sobre una tarima alfombrada con un living divino de estilo. Después hice el casamiento de Paula Chaves y Pedro Alfonso, el de Dalma Maradona, el cumpleaños de quince de Martita Fort. El año pasado hice el de Florencia Peña en Salta que fue increíble.

Noticias: ¿Cómo lo ambientó?

Arzuaga: Fue en Cafayate, en un viñedo, y lo decoré con cosas autóctonas, almohadones, mantas tejidas, alfombras y el arco era con cosas secas y olivos. 

Noticias: Y este año ambientó el de Alan Faena.

Arzuaga: Sí, fueron cinco días de festejos con el ochenta por ciento de invitados extranjeros. La comida de bienvenida fue en el Palacio Paz, re lujo, re gala. Además, hicimos intervenciones diferentes en el hotel, un día pusimos 400 tubos gigantes con velas, otro día, 10.000 rosas. Después hicimos la comida en casa de Alan y el cuarto día la ceremonia en el templo, maravillosa. Fue un casamiento épico. 

Noticias: ¿Tiene libertad para hacer o sigue el criterio del cliente?

Arzuaga: Al principio seguía más el criterio del cliente. Yo tengo un estilo muy marcado. Si quieren algo muy moderno y minimalista no me van a llamar a mí. Si quieren algo más cargado, con mucha impronta y estilo, sí me van a llamar a mí. Ahora me dejan hacer y confían en lo que hago. De cualquier manera, yo siempre muestro y cuento todo previamente. Prefiero no tener sorpresas.

Noticias: ¿Cuáles son las claves de su trabajo?

Arzuaga: Escuchar al cliente, ser muy creativo y bajar las ideas a la realidad argentina. La creatividad no está asociada al presupuesto. Podés tener un buen presupuesto y no ser creativo y hacer algo horrible. O con poco dinero hacer cosas increíbles. Yo me considero dentro de ese rango. En Arrecifes salía y me las rebuscaba, buscaba ramas en el campo, cortaba girasoles, cortaba piñas del pino, iba a la casa de mi abuela y le sacaba adornos, iba a la casa del cliente y desmontaba el living y lo llevaba al evento. 

Noticias: ¿Qué lo inspira? ¿Música, literatura, teatro, arte?

Arzuaga: Soy bastante cinéfilo. Siempre me gustó desde chico ver películas. Soy muy observador y tengo mucha memoria visual. En los viajes, en la calle me inspiro, y no sólo en París. Voy a Once y me inspiro, es un lugar inspirador para mí, saco muchas ideas.

Noticias: ¿Qué es el buen gusto? ¿Se puede aprender?

Arzuaga: Es algo bastante subjetivo y, además, es medio pretencioso decir “tengo buen gusto”. Yo defino mi estilo y si tengo buen gusto tiene que decirlo otra persona. Podés aprender técnicas para que tu ojo se adapte y aprendas a hacer cosas. Eso es lo que enseño en los cursos. Doy ciertos tips, ciertos lineamientos de cómo ubicar cosas, combinar colores, texturas, eso puede guiarte para que mejores en esos aspectos.

Noticias: ¿Le importan las tendencias?

Arzuaga: No me fijo mucho en eso, prefiero ir un paso más adelante, pero en las charlas sí muestro y enseño lo que se está viendo en el mundo en cuanto a la decoración.

Noticias: ¿Y qué se está viendo?

Arzuaga: Lo que vuelve y me encanta, porque es mi onda, es mucho más colorido. Usar azul marino, verde inglés, rosa, fucsia, rojo. El argentino es muy clásico y le cuesta incorporar el color. Yo les digo que se vayan animando de a poco. Para mí el color es un camino de ida. Te levanta el ánimo, te alegra y es diferente la percepción del color a que sea todo neutro, crudo, beige o gris.

Noticias: ¿Cómo es su casa?

Arzuaga: Mi casa es una historia muy loca, hace ocho meses que me mudé. Es un petit hotel de cuatro pisos en Recoleta que estuvo a la venta mucho tiempo. Yo vivía a siete cuadras y me parecía divina, una locura que estuviese vacía. Un día la vi publicada con las fotos de adentro. Ahí fui a conocerla y me quedé flasheado. Pero no podía comprarla porque pedían 5 millones de dólares y tampoco alquilarla porque pedían 6 mil dólares mensuales. Entonces, le propuse al propietario hacerme cargo de la casa, mudarme, decorarla, amueblarla, reformar la cocina, ponerla a punto, hacerle todo lo que hubiese que hacer, pero sin comprarla ni pagar alquiler. Primero le pareció medio descabellado, pero a la esposa le encantó. Nos reunimos y le dije que mi idea era revivir la casa y tenerla divina, así también cuando la gente viniera a verla le iba a dar más ganas de comprarla. El dueño lo pensó, pidió referencias de otras casas donde yo había vivido y todos le hablaron maravillas de mí, y, finalmente, me dio la casa.

Noticias: ¿Cómo la ambientó?

Arzuaga: La ambientación es súper ecléctica, hay mucho color, la casa es divina, es como un palacio, tiene chimeneas, techos super altos, un comedor con una mesa gigante. Es como un sueño, esto es lo que le trasmito a mis seguidores. Es la ley de la atracción, la ley del deseo, yo deseaba esta casa, me imaginaba viviendo acá y un día tuve las llaves de la puerta. Hoy digo: “Qué locura estar viviendo acá”. Se llama Casa Arzuaga, le puse una tienda abajo y ahora voy a hacer toda la cocina nueva y voy a pintar toda la fachada. Además, le hice muchas intervenciones, la decoré toda para Navidad e hice nevar con unas máquinas de nieve y para San Valentín le puse globos rojos. Los vecinos me aman y en las redes la gente se re engancha con todo lo que voy haciendo y mostrando de la casa. 

Noticias: ¿Cómo es su vida fuera de lo laboral?

Arzuaga: Soy bastante tranquilo, vivo con mi novio, hace tres años que estamos juntos. Me gusta estar adentro, no hago tanto sociales, voy a comer, pero no me gusta ir a fiestas, me encanta terminar de decorarlas y volver a casa a comer algo rico y ver una película. Sí me encanta viajar. No proyecto demasiado, tengo proyectos cortos y vivo el día a día.

Noticias: Su lema es más es más

Arzuaga: Sí, soy amante del barroco, soy muy cargado, me gusta poner muchas cosas. Por eso más es más para mí.

Noticias: ¿Y en la vida?

Arzuaga: En la vida es al revés, aprendí a soltar, no me ato a las cosas, las cosas van y vienen, igual que el dinero. Hay que disfrutarlo cuando lo tenés y ser más austero cuando no lo tenés. De algún lado va a salir.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios