Saturday 20 de April, 2024

PERSONAJES | 27-02-2024 07:53

Sheila Saad: “Emprender es un aprendizaje diario”

Mentora de mujeres, creó la comunidad “El Club de Emprendedoras” y acaba de publicar su libro. Sororidad real vs. marketing.

Fue apenas un instante, pero marcó el inicio de la siguiente etapa de su vida. Cuando a Sheila Saad le preguntaron si quería formar parte de un chat en el que participaban distintas mujeres, sin pensarlo demasiado contestó: “Sí, quiero ser parte de ‘El Club de Emprendedoras’”. Y, como quien dice, se le prendió la lamparita. Entendió que estaba frente a un concepto sumamente interesante de explorar. Y que luego de pasar años emprendiendo, tanto por su cuenta como dentro del negocio familiar, estaba frente al inicio de su nuevo proyecto: el de mentorear y acompañar a mujeres a dar vida y potenciar sus emprendimientos.

Hoy, cinco años después, está al frente de una comunidad en Instagram con 235.000 seguidoras y ofrece membresías, capacitaciones y mentorías, tanto para mujeres que recién empiezan a emprender como para las que lo hacen desde hace un tiempo pero no ven resultados. Además, acaba de publicar su primer libro, “ADN de emprendedora”, en el que propone una guía para que cada una pueda encontrar “su superpoder”. 

Noticias: ¿Cómo llegó a convertirse en referente de emprendedoras?

Sheila Saad: Vengo de una familia emprendedora. Heredé algo que ya era y esa podría haber sido mi vida para siempre. Yo tenía estabilidad, era una rueda que giraba constantemente desde antes de que naciera. En casa nunca nos tuvimos que preocupar por el dinero, pero no por ser millonarios, sino porque teníamos un negocio vivo, la cadena deportiva American Sports, muy famosa en La Plata. Cuando terminé el colegio, decidí estudiar Diseño de Indumentaria, y trabajé varios años de eso, incluso tuve mi propia marca de ropa. Hasta que la cerré por varios motivos, pero sobre todo por el consejo de mi papá, a quien siempre escuché un montón. La marca me traía problemas y estrés, la rueda no giraba como lo hacía en el otro negocio. Y papá me planteó por qué no ponía todo mi esfuerzo en eso que ya teníamos. Entonces decidí involucrarme y ponerle mi toque. De hecho, llegué a manejar la empresa, porque justo dos de mis hermanas se independizaron, y papá estaba queriendo delegar, porque era una época en la que viajaba mucho. Pero aunque tenía un montón de ideas, no estaba con el equipo adecuado y me costaba sintonizar con los empleados. Seguía siendo “la hija de”. Hasta que mi marido me propuso irnos a vivir a Estados Unidos, y lo primero que pensé es que no quería vender más productos. Quería ser el propio. 

Noticias: ¿Así comenzó “El Club de Emprendedoras”?

Saad: Empezó a gestarse el día que le contesté esa frase a quien me invitó a un chat. Ahí me cayó la ficha. Venía procesando la idea desde hacía seis meses, desde que sabía que me iba a ir a vivir afuera. Sabía que iba a ser mentora, pero no de mujeres, y esta frase me iluminó. Ya tenía un poco de experiencia con redes, pero en ese momento me enfoqué por completo en el público femenino. Una de las primeras acciones fue invitar a un chat, porque en 2019 era algo que se hacía mucho para ir conociendo gente. Y me fue bien desde el minuto uno: el primer día ya había convocado a 200 personas. 

Noticias: ¿Qué es el club hoy y qué ofrece?

Saad: Es una comunidad de mujeres emprendedoras que ofrece un espacio para que ellas puedan desarrollarse personal y profesionalmente, al tiempo que conocen a otras que están en su mismo camino y con quienes pueden compartir experiencias. Tenemos muchísimos cursos, un catálogo de emprendedoras, un club de beneficios, un chat exclusivo en el que hago lo que hacía en un principio en el chat abierto: doy todo de mí. Me pueden pedir lo que necesiten, desde un contacto a un consejo. 

Noticias: ¿Y por qué le interesó hacer un libro de esto?

Saad: Siempre tuve la idea de hacer un libro, era como esos sueños que uno tiene despierto. Y finalmente llegué a ese proyecto por las redes. Invité a Helena Estrada, una referente en temas financieros para mujeres, a dar una charla para mi comunidad. Ella en ese momento estaba armando un libro y le pregunté cómo se estaba organizando. Y con total transparencia, amor y generosidad, me compartió a su editora, que pudo ayudarme a organizar mis ideas y convertirlas en libro. Me gusta esta historia porque además demuestra, contrario a lo que se suele pensar, que en cada mujer hay una nueva oportunidad, no una competidora. 

Noticias: ¿Cómo es el método que revela el libro?

Saad: Este libro ayuda a las mujeres a desarrollarse, a creer en ellas mismas, a empoderarse. No solo a trabajar de lo que aman, sino a descubrir qué es lo que realmente les apasiona. Porque muchas lo tienen reprimido. Y este libro no solo ayuda a emprendedoras, ayuda a todas las mujeres a animarse y a escucharse. Tiene herramientas prácticas y psicológicas. No tengo una formación en psicología, pero es una invitación a mirarse de verdad. Vinimos al mundo a cumplir con un propósito, y si no lo hacés, estás perdiendo tiempo y nunca vas a sentirte realmente plena. 

Noticias: ¿Cuál diría que es el mayor problema de las emprendedoras hoy?

Saad: Creo que es la falta de planificación. Comienzan ejecutando. Hacen, hacen, hacen. Pero hacen lo que les parece cuando les parece, cuando pueden, lo que pueden. Y piensan que emprender tiene que ver con esa libertad de dónde, cuándo y qué. Pero no es así, porque si querés conseguir algo, lo tenés que planificar. Si no lo planificaste y pasa, simplemente es una casualidad. Me gustaría invitar a todas a parar, tomarse un tiempo para conocerse y saber qué es lo que quieren para, recién después, trazar ese viaje. De la misma forma que planificás sacar un pasaje, armar la valija y organizar el alojamiento, todo ese plan deberías traerlo a tu vida. Me pasa mucho que me dicen “no tengo resultados”, pero eso pasa cuando empezás a ejecutar algo que no sabías hacer. Podés tener el celular más poderoso en las manos, pero si no sabés utilizarlo, no sirve de nada… Las emprendedoras se quedan mirando la punta del iceberg, y lo importante es todo lo que está abajo. 

Noticias: ¿Hay sororidad entre las emprendedoras?

Saad: En algunos casos sí, mucho. Como en el ejemplo de Helena. En otros casos, es puro marketing.  Hay muchas marcas y emprendimientos que usan el empoderamiento femenino y la sororidad como estrategia para atraer, y después no lo practican en absoluto. La sororidad habla de la unión entre las mujeres, del respeto y del apoyo. Y que te respete no significa que tenemos que pensar igual, sino que me callo y te escucho. Cada emprendedora tiene una esencia única, y somos todas diferentes. Precisamente, es fundamental respetar esas diferencias. 

Noticias: ¿Cuándo nos cuesta a las mujeres ponernos un valor o reconocernos ambiciosas?

Saad: Muchísimo. La gran mayoría de las emprendedoras no sabe cuánto cobrar, y siempre piensa que está cobrando caro. Hay muchísimas creencias limitantes en este sentido. Pero el empoderamiento también debe ser económico, porque si no el emprendimiento tendrá poca vida útil o te hará sufrir mucho. ¡O las dos a la vez! En el libro tengo un capítulo sobre cómo poner el precio justo, pero también uno de espiritualidad, porque hay cuestiones en las que tenemos que escuchar a la intuición. 

Noticias: ¿Qué consejo le puede dar a una emprendedora en Argentina hoy, en este contexto de crisis tan aguda?

Saad: Creo que siempre hay una salida. Y lo que no pueden dejar de hacer es adquirir habilidades, porque ahí está la llave para salir. Hay que capacitarse siempre. También es bueno rodearse de otras emprendedoras. Muchas son la primera generación de su familia que emprende, y están muy solas, por lo que buscar gente afín es importante para poder motivarse. Por otro lado, sepan que nunca hay un momento perfecto… No importa cuántos años tengas, llega un tiempo en el que si tenés una idea, hay que dejarla salir. 

Noticias: ¿Toda mujer es una emprendedora en potencia o algunas no tienen ese gen?

Saad: Todas las que quieren serlo pueden llegar. Alguien con ganas y dispuesta a hacer todo lo que hay que hacer puede llegar a donde quiera. Pero hay personas que no nacieron para esto, que necesitan una cierta seguridad y es lo que las hace felices. Por eso, es algo que tenés o no. Pero si sentís que lo tenés, no te dejes limitar por el primer obstáculo. Emprender es un aprendizaje diario, tenés que estar dispuesta a aprender algo nuevo todos los días. No hay rutina, y cada día es una enseñanza. 

Noticias: ¿Sueños, ambiciones, proyectos?

Saad: Ahora que hice el libro, me encantaría hacer un reality show: “Escuela de Emprendedoras”. Y que la ganadora se lleve su proyecto armado. Soy fanática de los realities, me encanta el formato, y mi sueño sería llevarlo a Netflix. Después de eso, hacer la obra de teatro. Así como se hizo “Madres”, hacer “Emprendedoras”, porque hay muchas historias dignas de ser contadas. 

Noticias: ¿Qué le pide al 2024 para el Club?

Saad: Le pido un camino iluminado. Es impresionante cómo, cuando tenés un norte claro, las cosas van llegando. Porque la emprendedora que hace la diferencia es la que es fiel a ella misma y su propósito. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios