Lunes 23 de mayo, 2022

PERSONAJES | 05-07-2020 13:11

Tefi Russo: “Todavía estoy buscando mi título”

Conduce el programa de cocina “Los expertos” por El Trece. De influencer a la TV abierta. Responsabilidad, culpa y diferencias con su marido Pollo Álvarez.

Hay una frase que, por repetición, parece definirla: con los pies en la tierra. Y eso implica ir a paso seguro y constante pero con una actitud respetuosa. Tefi Russo acaba de debutar en la conducción con “Los expertos”, en Canal 13 (sábados a medianoche) pero prefiere no hacerse cargo del título de “conductora del 13”. Lo siente como “un montón”. En las redes de Inutilísimas, que nació como blog en 2012 y la lanzó a la proyección profesional, también aclara que no es chef porque esa palabra le parece enorme.

Noticias: ¿Es una parada suya eso de no hacerse cargo de los títulos?

Russo: Pasa que todavía estoy buscando mi título o la profesión o la palabra que me defina. Tengo claro que mi espacio en la gastronomía es completamente distinto pero, una cosa no quita la otra, hace ocho años que vengo trabajando. Soy más una productora que una cocinera y me permito mis momentos en la cocina para compartir recetas. Consumo la gastronomía como espectadora desde muy chiquita, sigo a cocineros que son los que pueden enseñar porque tienen la técnica. Ahora bien, yo veía que faltaba un lugarcito, quién es esa persona que contagia las ganas de cocinar y que te dice: “La técnica, la perfección de la cocina existen, es para un público determinado”. Qué pasa con todos los demás que quieren cocinar o no pedir delivery y hacer que la cocina sea un poco más terrenal. 

Noticias: Hubo mucho revuelo con Paulina Cocina por esa tensión entre profesionales con técnica y quienes transmiten la cocina. ¿Se sintió así de cuestionada?

Russo: Lo primero que te puedo decir es que Paulina es una laburante del carajo, produce un montón de contenido, trabaja para marcas, es generosa, compartimos laburos, nos consultamos. Por supuesto no comparto la manera, la agresión y la violencia, pero sí acepto las opiniones y realmente entiendo que para la gente que labura en cocina desde hace tantos años, de repente venimos nosotros y abrimos una red social y tenemos trabajo y representamos marcas, entiendo que hinche las bolas, pero hay espacio para todos. Nuestros abuelos cocinaban maravillosamente bien y ellos tampoco aprendieron ni fueron a una escuela ni tuvieron una estrella Michellin y sin embargo cocinaban con sentido común, de una manera muy noble, entonces la cocina también es eso. Entiendo al que le jode el lugar que venimos a ocupar pero me ha pasado de grandes cocineros con los que me tocó trabajar que fueron señores o señoras, como Juliana López May, Pamela Villar, Dolli Irigoyen, Donato, y tuvieron tan lindas palabras de aliento… 

 Hace dos años, le contaba a NOTICIAS el revés de la trama de las redes sociales y el tironeo que se da entre las marcas, con propuestas tentadoras pero que la dejan en un lugar distinto al que desea, y la tiranía de los seguidores. “Hoy en día creo que en las redes uno tiene que caminar en puntas de pie, así con lo bueno como con lo malo, uno tiene que ser muy cuidadoso, cada vez el terreno es más susceptible. Trato de encontrar un equilibrio entre ser lo más auténtica posible pero también respetuosa con el seguidor y con la profesión. Selecciono las marcas que me permiten mantener autenticidad y que no me guionan porque al fin y al cabo las redes tienen esa gracia, no somos un PNT de televisión. Y hay que saber que los seguidores que tenés hoy podés no tenerlos mañana y tener en claro que gracias a ellos te surgieron un montón de posibilidades laborales pero que también uno tiene que ser un individuo autónomo en sus decisiones”, asegura. 

Noticias: ¿En qué momento se encontró cediendo a la demanda de sus seguidores?

Russo: A veces me he encontrado en el espacio de explicar. Una vez salí a contar que me declaraba tibia a nivel político y una cuota de gente me dijo: “Es fácil ser tibia en el privilegio”. Ahí dije: “La pucha, tienen razón porque uno tiene laburo, la heladera llena, una casa, vivimos bien y es verdad, es fácil ser tibio desde el privilegio”. Entonces muchas veces son los seguidores que te enseñan a abrir los ojos en algunas cosas. No es que al ser comunicador uno pierde el derecho a opinar libremente pero es otra responsabilidad.

Noticias: ¿Quién era usted antes de 2012 cuando arrancó con el blog?

Russo: La realidad es que hice todo muy chica, me enamoré a los 17 años del papá de mi hija, me fui a vivir afuera con él, él jugaba al fútbol, yo no lo cuento mucho porque en Argentina el término “botinera” es un poco prejuicioso pero, por otro lado, no me avergüenza porque es el papá de mi hija (Bianca, 10). Lo acompañé a él, vivimos muchos años afuera, me casé a los 21, me quedo embarazada a los 23, pegamos la vuelta y tiempito después las cosas no salieron y nos divorciamos.

Noticias: ¿Ya había empezado con Inutilísimas?

Russo: Estaba en eso, creo que una cosa llevó a la otra. Necesitaba tal vez cubrir un espacio o tener algo propio, empecé con Inutilísimas viendo un poquito lo que hacía de mi vida, el momento de crisis es momento de oportunidad y está bueno en vez de hundirte aferrarte a un proyecto nuevo que te pueda sacar a flote. 

Noticias: Pasó de ser la que acompañaba a generar su propio mundo.

Russo: Sí, él me ayudó, más allá de que estábamos en la recta final de la relación, me dio una mano. Fue surgiendo todo rápido. Que haya terminado en esto, para mí es muy gratificante. Por más que haya tenido un montón de ayuda y de gente, es muy gratificante el camino y el proceso lo hice sola, me enorgullece

  Dice que es muy segura de sí misma pero también muy culposa. Explica que poder armar y sostener Inutilísimas tuvo que ver con un dolor enorme: la muerte de su padre en 2008, mientras ella vivía en Rusia. La buena situación económica de su familia de origen y la pérdida de su papá hicieron que ella dispusiera de los recursos de la herencia. “Es cierto que la partida de mi papá me dejó una comodidad, a mí no me gusta ser hipócrita, y tal vez yo pude recorrer este camino de Inutilísimas por esa comodidad. No creo que sea fácil para cualquiera estar en su casa y decir voy a abrir un blog. Igualmente yo cambio entera esa realidad: a mí devolveme a mi papá y yo te devuelvo lo que sea (sonríe), pero me gusta ser realista, hay mucha gente que la lucha mucho más, la economía no es todo pero es un respaldo. Yo trato de ser trabajadora, respetuosa y agradecida”. 

Noticias: En medio de tanto crecimiento laboral, ¿le dio miedo estancarse?

Russo: La verdad es que no me enrosco mucho, trato de no mirar números. Aparecieron plataformas gastronómicas que tienen otra estructura y cien personas produciendo recetas y llega un punto en el que no tiene sentido competir con ese caudal de contenido, tampoco tiene sentido competir, no creo mucho en la competencia en redes sociales, creo en potenciarnos entre todos. Soy de la vieja escuela de las redes sociales, de esa camada que no compramos ni un solo seguidor nunca. Además, la exposición que te dan las redes es para otro público, ahora estoy en la tele y los consumidores de la tele dicen: “¿Quién es esta chica? ¿Será por el marido?”. El otro día me decían que probablemente estaba acomodada y yo digo: “¡Pero la pucha, hace ocho años que vengo trabajando!” (sonríe). 

Noticias: ¿Eso le da bronca?

Russo: Está bien, no pasa nada que piensen eso, es mucho más inmediato que se te prenda la lamparita negativa, lo entiendo, no voy a contentar a todos, no todos saben cuál fue el proceso. A mí siempre me gusta ser realista y es cierto que estar con Joaco (“Pollo” Álvarez) me dio otra exposición pero eso no quita que venga trabajando hace mucho. Es muy probable que mucha gente me haya conocido por él y ¿está mal? Al fin y al cabo hay muchos trabajos a los que se accede por contacto fuera de la tele. Mi tarea es después de esa exposición ser trabajadora, seguir demostrándome auténtica y siendo respetuosa con las oportunidades laborales que me surgen

Noticias: Tener un hijo en común es un tema recurrente entre ustedes. Él tiene muchas ganas pero usted no. 

Russo: Es muy curioso porque en ese sentido no hay punto medio, o tenés al bebé o no, no se puede llegar a una negociación que es la manera de resolver problemas en la pareja. Tengo dos cosas claras: que no lo voy a privar nunca de ser papá y que soy una mujer que si tengo un bebé es porque tengo ganas de tenerlo, no por un favor al otro. 

Noticias: En la nota anterior ya estaba esta diferencia entre ustedes, si decidieron casarse el año pasado será que lo habrán repensado…

Russo: Creo que nos hicimos los boludos con el tema, ¿no? yo pensaba que iba a llegar un momento en el que él no iba a querer y él pensaba que yo iba a cambiar de parecer (risas). Me hizo cambiar en cuanto al casamiento, porque cuando me divorcié dije: “Quién va a ser tan salame de casarse dos veces” y terminé cansándome dos veces y lo disfruté un montón, pero con el bebé todavía no di el brazo a torcer.

Noticias: ¿Qué quiere lograr esta mujer que todavía busca un título?

Russo: (piensa) Me parece que encontrar de manera firme y segura cuál es mi lugar, cuál es mi público, no sentir tanta culpa por algunas cosas. Me siento muy segura en cuanto a mi personalidad, a mis relaciones, mis amistades, mi sexualidad, a mi manera de pensar pero tal vez me surgieron tan lindas y tan buenas oportunidades desde que empecé que a veces pienso que es un montón y me gusta quedarme con los pies en la tierra. 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios