Jueves 9 de julio, 2020

POLíTICA | 24-05-2020 00:26

Las movidas de Cristina Kirchner para mejorar su situación judicial

La vicepresidenta opera en la Justicia en defensa propia. Las causas sensibles y el rol de Félix Crous.

“Fijate que mientras Cristina hacía la cuarentena, Alberto daba entrevistas con la rana René. Después, la señora lo fue a visitar y todo cambió. Se tuvo que poner a trabajar”. La afirmación la hace una persona del entorno de la vicepresidenta y cuando dice “la rana René” se refiere a una entrevista por Instagram que le dio el Presidente a René Pérez Joglar, más conocido como Residente, el ex cantante de Calle 13.

Cuando los funcionarios del ala cristinista se refieren a la gestión de Alberto Fernández, le critican que en algunos temas está demasiado lento. Fue uno de los cuestionamientos que le hicieron a Alejandro Vanoli, el ex jefe de la Anses, quien no solo venía retrasado con el pago del IFE (Ingreso Federal de Emergencia) sino que también estaba frenado el cambio de los directores en las empresas en las que la Anses tiene acciones. Eso cambió con la llegada de Fernanda Raverta. Una crítica similar recibe la gestión de Felipe Solá sobre los embajadores argentinos que quedaron de la época de Macri. El cristinismo quiere que se cambie todo. La lista sigue y llega hasta Miguel Pesce, del Banco Central; Guillermo Nielsen, de YPF e incluso el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. Se salvan muy pocos.

Justicia. La segunda gran reunión entre Cristina y Alberto fue el 5 de mayo. Tres horas de charla. En aquel encuentro, uno de los temas hablados fue la Justicia. Días antes, Cristina Kirchner había apuntado en su cuenta de Twitter al jefe de los fiscales porteños, Juan Bautista Mahiques, y venía de poner en aprietos a la Corte Suprema por la sesiones online. La relación con el Poder Judicial, en especial con los tribunales de Comodoro Py, es un tema que a CFK le obsesiona.

Coincidencia o no, tras aquel encuentro Alberto Fernández activó la discusión que más le interesa a su vicepresidenta. Afirmó que el proyecto de reforma judicial está “absolutamente listo”. Lo dijo en el canal C5N. “Es una reforma que intenta resolver el tema penal fundamentalmente, y el tema contencioso administrativo y civil y comercial federal. Trata de ordenar el sistema y trata de terminar con esos espacios cerrados que les permitían a muy pocas personas manejar un poder enorme”, sostuvo.

En esa misma entrevista lanzó un misil al corazón de la Justicia. “Se me ocurre revisar el funcionamiento de la Corte Suprema, hay toda una discusión sobre si tienen que ser más o tienen que ser menos, yo quiero aclarar que pienso que no debe aumentarse el número de jueces de la Corte, pero me gustaría escuchar a gente experta”, lanzó. Como era de esperarse, esas declaraciones encendieron todas las alarmas. ¿Hay candidatos para una posible extensión de la Corte? El tiempo lo dirá.

Avance. Tres días después de las declaraciones de Alberto, comenzaron a activarse los gestos para proteger a Cristina. El jefe de la OA (Oficina Anticorrupción) y ex integrante de Videomatch, Félix Crous, desistió de querellar a Cristina Kirchner en las causas Hotesur y Los Sauces, los únicos dos expedientes en los que, además de la vicepresidenta, también están sus hijos Máximo y Florencia. Esta no es la única causa mediática en la que la OA es querellante. También se suman el juicio por la obra pública vial de Santa Cruz, donde la propia Cristina está sentada en el banquillo de los acusados y también la ruta del dinero K. Los abogados más perspicaces de Comodoro Py suelen reflexionar con ironía: “Cristina está enojada con Julián Ercolini, pero no ve el gran favor que le hizo, elevó todas las causas por separado. Si las hubiera juntado, la hubiese complicado más”. La referencia es a las causas Vialidad, Los Sauces y Hotesur que están en tribunales distintos a pesar de que tienen puntos de contacto. En todas ellas el juez de instrucción fue Ercolini.

Sobre la ruta del dinero K, allá por marzo, y antes de que el país entrara en cuarentena, la OA había hecho dos jornadas de alegatos y le quedaron dos más en stand by. Habrá que ver qué sucede cuando se reactiven los juzgados federales. ¿Seguirá siendo querellante? ¿O solo importan las causas que involucran a CFK? Un dato a tener en cuenta: en el juicio por la ruta del dinero K todavía no hay funcionarios imputados, por lo que la presencia de la Oficina Anticorrupción no tiene demasiadas explicaciones. ¿Desistirá Crous en medio del alegato? Misterios judiciales.

Los movimientos de la OA no fueron los únicos en favor de Cristina. El actual procurador del Tesoro, Carlos Zannini, presentó esta semana un escrito para que se anule su procesamiento y la elevación a juicio en la causa por el memorándum con Irán, expediente por el que estuvo con prisión preventiva. Zannini argumenta que se elevó la causa a juicio oral sin haber concluido la etapa probatoria. Si la Justicia le diera la razón a Zannini, también podría beneficiarse Cristina Kirchner.

Por último, y a modo de contraataque, el senador Oscar Parrilli encabezó una denuncia contra el fiscal Carlos Stornelli y el defensor oficial Gustavo Kollmann, “el Kollmann malo”, como lo llaman en el kirchnerismo, para contraponerlo al periodista Raúl Kollmann, a quien llaman “el bueno”. La denuncia dice que Claudio Bonadio, Stornelli y Kollmann ejecutaron un plan de persecución judicial a través de la causa de los cuadernos de las coimas. En el kirchnerismo a este expediente le dicen “la causa de las fotocopias”, que tiene como principal imputada a Cristina.

Todo este avance que busca beneficiar a CFK e intentar terminar con sus problemas judiciales tiene como contexto una serie de cortocircuitos dentro del Ministerio de Justicia, donde manda Marcelo Losardo y la secunda Juan Martín Mena. Los dos conflictos más recientes que tuvo Losardo con sectores del kirchnerismo fueron el apoyo de la Secretaría de Derechos Humanos a cargo de Horacio Pietragalla para presentarse como amicus curiae del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y también el conflicto por los presos que se amotinaron en Devoto. Tras ese caso todavía falta definir si ascenderán al director del Servicio Penitenciario Federal Emiliano Blanco a subsecretario de Asuntos Penitenciarios. Lo propuso Losardo y Mena se resiste. Otro tema que se terminará definiendo, con té de por medio, entre Alberto y Cristina.
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario