Saturday 15 de June, 2024

POLíTICA | 14-03-2023 10:27

¿Fin del antikirchnerismo?: coincidencias en las filas de Larreta y Macri

En el seno del PRO se debate un cese definitivo de la apelación a la grieta y el conflicto interno que los desgasta. Campaña con eje en transformaciones e invitación al diálogo.

"El antikirchnerismo ha sido una limitación durante nuestro gobierno", confesó Pablo Avelluto, el ex Ministro de Cultura de la Nación y hombre de confianza de Mauricio Macri: fue el editor de sus libros post presidencia: “Primer Tiempo” y el reciente “Para qué”, donde el fundador del PRO exhibe sus pensamientos para un -deseado- segundo mandato de Juntos por el Cambio.

Hay que plantearse si hay algo más que antikirchnerismo en el PRO o en Juntos por el Cambio, y si alcanza con serlo para resolver los problemas del país. Yo no comparto nada con el kirchnerismo pero este existe, y hay personas que no piensan como yo”, describió Avelluto, quien destaca en ese sentido un texto escrito por uno de los armadores de Horacio Rodríguez Larreta, el Secretario General y Relaciones Internacionales de CABA, Fernando Straface.

El canciller larretista había escrito una columna sobre la que debía ser “la mejor estrategia para que JXC gane la elección y luego gobierne para un cambio duradero”. “Me tomo muy en serio el tema como debate central para JxC. Sin chicanas ni agresiones. Hagamos el esfuerzo”, planteó al compartir el link en su cuenta de Twitter.

Mauricio Macri y Pablo Avelluto.

“El texto de Fernando Straface plantea un debate que nos debemos, que es qué vamos a hacer con la grieta, qué pensamos de ella y cuál es su sentido”, expresó Avelluto en El Disparador (Delta 90.3). “Que cada grupo para sostener su propia identidad comience a demonizar a aquel otro grupo con el que no coincide, es una amenaza y un error. No solo es un problema hacia afuera sino también hacia adentro (de JXC), porque un día van a ocurrir las PASO y al día siguiente todos vamos a ponernos a trabajar para el que sea elegido por la gente como nuestro candidato”, agregó sobre las grietas en el seno de su propio espacio, plasmadas en las fuertes críticas de la presidenta del partido, Patricia Bullrich, para con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Si tengo diferencias morales con alguien, no puedo compartir partido con esa persona... Y lo que Straface plantea es hasta qué punto esa fractura no es también responsable de nuestra dificultad para encontrar un camino de desarrollo y crecimiento”, profundizó Avelluto.

“Las estrategias electorales son muy diversas, habrá a quien le resulte más rentable en términos electorales acabar con la grieta, y otros que creen que alentarla los hace más fuertes. No tengo dudas que el próximo gobierno, que ojalá sea de Juntos por el Cambio, va a tener una mayoría muy ajustada de parlamento y las reformas que hay que hacer en Argentina exigen y requieren mayorías”, analizó el ex ministro de Cultura.

Larreta y Macri

“El sistema está diseñado como una invitación al diálogo, a la conversación y la negociación. Como dice Straface hay 2 millones de votos que perdió Cambiemos en 2019 y tenemos que hablar con esas personas. Y con los nuestros ni te cuento, porque hay otro nivel de fractura que si se agrava no ayuda”, concluyó Avelluto.

“Necesitamos generar una mayoría más amplia en favor de un acuerdo de Argentina moderna. Por otra parte creo que es la mejor forma de ganarle al kirchnerismo y gobernar tan bien que no encuentren condiciones para algún día volver. Para gobernar bien hay que terminar con la idea de que hay una mitad de los argentinos que está enfrentada a otra mitad, porque así nunca vamos a lograr gobernar bien”, sumó Straface.

Larreta y Macri

“En su pensamiento en positivo y en la manera de ejecutarlo, Mauricio está para mi mucho más cerca de Horacio que de Patricia. Pero Patricia logró convertirse en la voz de lo que Mauricio no dice, y en lo que en todo caso, un segmento más duro cree que es el pensamiento Macri. Y él no la desdice seguramente para molestar a Horacio, pero más temprano que tarde va a haber un acuerdo ahí”, explica a NOTICIAS un dirigente que conoce muy bien al ex presidente.

En el macrismo advierten que el desgaste que produce la fricción interna puede costarles la elección: aumenta el fastidio de un electorado cada vez más descreído con la política tradicional. “Cuando Patricia ataca a Horacio crece Milei”, resumen en el PRO. Pero todavía no están listos para darle abiertamente la derecha a Rodríguez Larreta, que en su primer spot de campaña, planteó justamente, dejar atrás el discurso de polarización.

Straface y Larreta.

“No se trata de ser presidente, yo quiero ser un buen presidente. Y juntos terminar con el odio e iniciar el camino de la transformación que la Argentina necesita”, enfatizó el alcalde metropolitano a través del spot grabado en el kilómetro cero de la Ruta 40, que compartió vía Twitter. “Los únicos que se benefician con la grieta son los que la abrieron, los que se aprovechan de ella. Los que la usen, son unos estafadores. O terminamos con la grieta o la grieta termina con la Argentina”. Un tiro por elevación para el ex presidente y Bullrich.

"Nos hicieron creer que no tenemos nada en común con el que piensa distinto, al punto de que dejamos de invitar amigos a nuestras casas, nos enemistamos con familiares y levantamos la agresividad al máximo en las redes sociales. Hay que cortarla con eso. Hoy casi el 40% de los argentinos son pobres, casi 4 millones de personas trabajan en la informalidad y miles de chicos no terminan en tiempo y forma la escuela. Estos son los resultados de décadas de división", remarcó Rodríguez Larreta en su discurso al inaugurar las sesiones en la Legislatura porteña, en la que señaló: "el cambio no es gritar".

 

 

 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios