viernes, febrero 21, 2020

POLíTICA | 21-01-2020 18:07

Quién es el profesor de los "trolls" K

Ariel Garbaz enseña a crear tendencias en Twitter y baja línea en WhatsApp. La batalla cultural contra los macristas.

"Levanten la mano los que nunca usaron Twitter”, pide Ariel Garbarz a un grupo de simpatizantes del Gobierno que un viernes de enero a la noche está en el local partidario Palermo K para aprender a usar la red social. Al final de la clase, los asistentes estarán listos para sumarse a los colectivos militantes que desde hace meses convierten en primera tendencia nacional consignas como #FuerzaAxel, #AlbertoCumple o #LaMafiaUsóaNisman.

El profesor es ingeniero en electrónica y telecomunicaciones, docente de la Universidad Tecnológica Nacional y de la UBA. Con sus alumnos creó la empresa Protección Digital que utilizó la Justicia federal y varios gobiernos, entre ellos los de Fernando de la Rúa y Néstor Kirchner, para evitar pinchaduras a teléfonos oficiales. Durante la era K, Garbarz dirigió los proyectos Argentina Conectada y Obras Eléctricas. En las elecciones de 2017, Cristina lo nombró fiscal general informático para vigilar que no se cometa un fraude cibernético. Y en la campaña 2019, enseñó cómo derrotar a “los trolls macristas”.

Noticias: ¿Cuál es su tarea?
Ariel Garbarz: Coordino, con otros compañeros, a todos los colectivos de Twitter. Hay colectivos peronistas, socialistas, comunistas, trotskistas. Pero la gran mayoría no adscribe a una doctrina determinada. Lo que nos unió fue la oposición a Macri.

Noticias: ¿Quiénes los integran?
Garbarz: Hay de todo el país. Previo a las elecciones estuve en Rosario, Mar del Plata, Córdoba, Mendoza, Santiago del Estero, Tucumán, Río Negro, Neuquén, dando talleres de cibermilitancia.

Noticias: ¿Cuántos grupos son?
Garbarz: Yo tengo siete. Diego Ciafardini (@eltanomdp86), que es otro de los coordinadores, administra más de cien grupos en Twitter, de 60 miembros cada uno. 

Método. En un grupo de WhatsApp, los coordinadores deciden cada día el tema a tuitear. Debaten el hashtag, fijan un horario y lo informan a los integrantes de sus grupos. Los de Garbarz son siete de 256 integrantes, la cantidad máxima permitida en WhatsApp. Los miembros no pueden opinar sobre la consigna porque esos grupos son sólo de difusión. Unilaterales.

Tendencia en Twitter sobre Nisman.

“Cuando salimos a tuitear, en los primeros 30 minutos encontrás 9 mil, 12 mil tuits, que a un promedio de cuatro por tuitero, pueden ser 3 mil personas que salieron a la misma hora. Y eso tiene mucho más efecto que 20 mil durante todo el día”, explica el profesor y aclara dos cosas: “No pertenecemos a ninguna agrupación ni partido político” y “no somos trolls”.

Noticias: Nadie admite ser troll.
Garbarz: Los macristas se dicen activistas digitales, nosotros nos reconocemos como militantes. Pero troll es aquel al que le pagan por difamar, decir verdades a medias o mentir.

Noticias: La definición de troll no habla de pagos.
Garbarz: Los trolls macristas admiten que se les pagaban 35 mil pesos por mes. Podés ser troll por afición pero si además cobrás sos mercenario. También hay trolls kirchneristas que se dedican a difamar. Yo no estoy de acuerdo con eso.

Noticias: ¿Existen los trolls K pagos?
Garbarz: No que yo sepa.

Noticias: Muchas cuentas que tuitean sus hashtags no tienen nombre ni foto. Son sospechosas.
Garbarz: Yo no fomento que se creen cuentas virtuales, sino que sean compañeros reales que pueden tener dos, tres, hasta diez cuentas.

Que un grupo de cuentas tuitee un hashtag al mismo tiempo es una de las claves para imponer un tema. La otra radica en el mensaje. Garbarz estudió desde 2015 el rol de las redes en campañas electorales de Estados Unidos, Brasil y Argentina. Detectó las palabras más usadas en redes y las emociones que provocan. Y se centró en aquellas que generan miedos, prejuicios y dudas. Porque asegura que cuando las personas dudan sobre un tema, se pueden mostrar pruebas para contar “la verdad”. Y convencerlas de ella.

“La palabra robo o la frase ‘La yegua se robó un PBI y por eso estamos así’ es emocional. Racionalmente no se sostiene. Pero pegó muy fuerte. Por eso para convencer a parte del 40 por ciento que no votó a Alberto, y que no son estructuralmente neoliberales, que pueden ser entre un 10 y 15 por ciento, tenemos que usar conocimientos previos y sensaciones -explica-. Si ‘robo’ tiene mucha emoción, mostramos en los hashtags que fugar más del 70 por ciento de la deuda que tomó Macri es una forma de robar. Eso está mucho más aceptado por la cultura y por eso hay que dar una batalla cultural”.

Misión. En 2015 y 2019, según Garbaz, operó un “prejuicio setentista” de creer que la big data no sirve o es una herramienta de la derecha. Por eso sostiene que el no haberles dado importancia contribuyó al triunfo de Macri y que de haber contado con una buena estrategia en redes, Alberto habría conseguido más votos. “Para dar la batalla cultural en un pueblo que se informa en un 78 por ciento por el celular, tenés que usar el celular”, remarca sobre la importancia de Twitter y WhatsApp. Pero a diferencia de lo que Garbarz dice que hizo el macrismo, el Gobierno no debe “bajar línea” ni financiar la tarea.

Noticias: ¿Se lo ofrecieron?
Garbarz: Sí, tuve pedidos de que salgamos con consignas, que apoyemos determinada gestión. Tuve pedidos ahora de que apoyemos la Ley Impositiva de Kicillof.

Noticias: ¿Pedidos del Gobierno?
Garbarz: No, oficiales no, de gente cercana a Kicillof. A él lo apoyamos, pero otras veces nos han pedido cosas que hemos rechazado. El primero que manifestó que no tenía interés en tener un batallón de militantes digitales fue Alberto Fernández, que se lo hizo saber a una de nuestras coordinadoras.

Noticias: ¿Por qué no pagar el trabajo en redes?
Garbarz: Lo hacemos como militantes, ad honorem. Nunca usé dinero del Estado y estoy en contra de usarlo porque en la medida en que te financian terminás siendo tropa K y no queremos serlo. No me parecería mal que aparte el Gobierno haga campaña en redes. Por ejemplo, Axel (Kicillof) hizo un hilo de Twitter para explicar su ley y me parece bárbaro. Pero la batalla cultural se da desde abajo. Tenemos que fomentar que la gente vaya a informarse a Twitter.

Noticias: ¿Y no en los medios?
Garbarz: El tema es que los medios a veces controlan la agenda mucho más que en las redes.

Noticias: La agenda en las redes la controlan ustedes.
Garbarz: Ahí está la gente.

Noticias: Pero organizada.
Garbarz: Sí, alguna organización tenés que tener porque si no no hacés tendencia. 

Galería de imágenes

Daniela Gian

Daniela Gian

Periodista de política.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario