Wednesday 17 de April, 2024

RESTAURANTES | 22-02-2024 19:13

Producto y corazón argentino

Maíz. Bolaños 1654, Rincón de Milberg, Pcia. de Buenos Aires. 54 9 11 5706 7759. Miércoles y Jueves de 18 a 00. Viernes y sábados de 10 a 00. Domingos de 10 a 18. @maiz.nordelta. Precio promedio: $ 15.000.

Cocina ****
Servicio ***
Ambientación *****


Lo suyo es la carne y fuego. Hace años que la vemos asar como una pro en sus programas de tele y, desde que tiene su propio restaurante, también podemos probar lo que prepara. Felicitas Pizarro abrió Maíz hace un año en la zona de Nordelta. Su pequeño mundo de parrilla y horno de barro es también un vivero, a cargo de su marido Santiago Solernó. También es una vinoteca (Felicitas, pocos lo saben, es sommelier) con una selección de vinos del país muy interesante y cuidada. La propuesta, con foco en el mejor producto nacional, se completa con charcutería y quesos argentinos para llevarse a casa. Le recomendamos el Patagonzola, un gorgonzola de Patagonia, servido con miel en panal de Goya, un viaje de ida.

El 80% de Maíz es al aire libre. Hay cómodos livings que en invierno están calefaccionados, rodeados de plantas, y una zona techada junto a la parrilla y el horno. La protagonista absoluta es la carne, toda del frigorífico Ohra Pampa, de una calidad realmente destacada. El asado de tira banderita del centro es la estrella de la casa, y recomendamos fervientemente probarlo: tierno, cocido en un punto perfecto, con la grasa justa para hacerlo bien sabroso. Pronto van a hacer catas de carnes para aprender las diferencias entre la pastura, el feed lot y la crianza mixta.

La buena cocina siempre empieza con un buen producto y cuanto más se sabe de él, mejor es el resultado. Las guarniciones e ingredientes de las ensaladas también pasan por las brasas. Hongos, cabutia, choclo y duraznos asados (ahora que están en temporada) se combinan con quesos y salsas en deliciosas combinaciones, también aptas para vegetarianos.

En los postres también se lucen los productos de estación y ahora es momento de aprovechar los higos en almíbar. También se ofrecen dulces caseros de arándanos y remolacha, y de naranjas y boniatos, una buena opción para variar el membrillo y la batata. No faltan los clásicos: flan, panqueque, mousse de chocolate y frutillas con crema.

Si vive lejos, vale la pena la excursión un mediodía de fin de semana.

Galería de imágenes

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios