Lunes 14 de junio, 2021

SHOWBIZ | 18-05-2021 14:35

Sexify y las mejores 15 series sexuales para ver on demand

El boom de la historia polaca de Netflix, y el eterno revival de las ficciones que combinan humor y erotismo para ganar seguidores.

El último hit de Netflix se llama Sexify, serie polaca que rankea en el top 5 mundial -no solo local-, y que repasa y repite muchos de los clichés de las series sexuales, del clásico de los noventa, Sex & The City (HB0), que pronto tendrá revival, a la reciente Sex Education (Netflix) cuya tercera temporada es ansiosamente esperada por los fans.

“El orgasmo femenino sigue siendo un tema ignorado y omitido”, dice el tráiler de Sexify. Y la trama es sencilla: chica sin experiencia sexual y dispuesta a obtenerla, busca crear una aplicación sobre el tema para ganar un concurso universitario. Ocho capítulos que no superan los 50 minutos en los que supuestamente se penetra el algoritmo del orgasmo femenino, pero que desnudan mucho mejor los fundamentos de la vigencia y éxito de las series del género.

Sex & The City

Dónde

La palabra serie seguida del adjetivo “polaca” no suele ser la opción más sexy para el mercado latino. Y sin embargo Sexify se ha convertido en un éxito para Netflix, que ha buscado otras usinas creativas por el mundo: en parte por la diversificación de mercados y en otra por los efectos del #metoo a la hora de producir ficciones eróticas en EE.UU. Así llegó en 2020 el film 365 días, versión turca de “50 Sombras de Grey”, que tendrá segunda entrega en la plataforma: se aseguró la secuela tras mantenerse más de un mes entre las más vistas en el mundo.

Pero el gran hub para las ficciones eróticas y aggiornadas es España, donde Netflix tiene estudios propios en las afuera de Madrid. De allí llegó en primera instancia Vis a Vis (2015 a 2019), versión de la estadounidense Orange is the new black. Ambas con escenas fuertes y un abordaje inédito de las relaciones lésbicas, que ya habían tenido serie propia en la segunda mitad de los dosmil: The L Word (2004 a 2009).

Y más recientemente dos sorpresas de la pandemia por sus niveles de audiencia: Toy boy (ficción de Antena3 estrenada en 2020 por Netflix), sobre un stripper acusado de asesinar a su amante casada, para ser luego liberado por una joven abogada con la que se revuelcan toda la temporada; y Valeria, versión española y aggiornada de Sex & The City.

En grupo

El clásico de fines de los noventa (se emitió entre 1998 y 2004), producido por HBO, revolucionó los cánones del género. Un grupo de mujeres encabezado por la escritora Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker) analizaba -a través de las columnas de la protagonista- la “nueva normalidad” femenina de la época. Una bastante machista todavía: el objetivo de Carrie era ser la esposa del millonario Big (Chris Noth), para comprar más carteras y zapatos, como se vio en la película de 2008.

Pero aunque las propias copias se burlen de su derrapes, como sucede con Girls (también de HBO), Sex & The City logró darle voz a una generación de mujeres que hoy sueñan con la vuelta del clásico: el showrunner Michael Patrick King ya trabaja en el revival de Carrie, Miranda y Charlotte. Kim Cattrall (Samantha Jones) no será de la partida por sus notorias peleas con Parker, pero se sumarían otras mujeres negras para balancear el elenco.

Girls, el refrito de Sex & The City

Volviendo a Girls, donde la protagonista también es una escritora que vive en Nueva York, su fundamental y avanzado aporte fue el sinceramiento de las relaciones sexuales, que pueden ser como mostraba “Sex & the City, incómodas y hasta desagradable, pero también anti estéticas. Sin “cuerpas hegemónicas”, Lena Dunham, autora y protagonista de la serie mostraba mujeres con rollitos, celulitis y pelos, y sobre todo, sexo normal.

Menos realística es la española Valeria, que tendrá segunda temporada en Netflix a partir del 12 de junio, repite trama: chica escritora y aburrida de su noviazgo (Diana Gómez) es arengada por sus amigas para abrirse al sexo con Víctor (Maxi Iglesias).

Valeria puede verse en Netflix

Abrirse

Fueron un boom pre pandemia justamente las series de parejas que buscaban abrirse para sacudir la monotonía y evitar la ruptura, aunque más a la corta que a la larga terminaban separándose (spoiler alert!) a causa de sus aventuras semi consensuadas.

Es el caso de Wanderlust (2019), ambientada en Manchester y protagonizada por Toni Collette y Steven Mackintosh (coproducción entre la BBC y Netflix), sobre una pareja casada que cuestiona la monogamia. La trama: una terapeuta trata de mantener su matrimonio a flote tras un accidente. Y para avivar el deseo, decide abrir la pareja. No solo hablarán de sexo, sino que normalizarán otros tipos de parejas que salen de los estándares, además de ser una reflexión sobre las relaciones largas, el deseo y la sexualidad.

En el Reino Unidor fue seguida por Pure de Channel 4, sobre una mujer con TOC que no puede evitar sus constantes pensamientos sexuales. Y en Netflix potenció un producto preexistente: Tú, yo y ella, donde Jack y Emma no solo tendrán sexo de a tres, sino también explorarán el poliamor (tuvo cinco temporadas entre 2016 y 2020), algo sobre lo que había rumbeado Big Love entre 2006 y 2011 en HBO.

Tu, ella y yo

Sobre parejas en crisis, infidelidades, y mucho sexo va El Affaire (con 5 temporadas entre 2014 y 2019): Alison y Noah están casados con otras personas, pero sienten una atracción muy fuerte entre ellos. Y también están Easy y Love, serie web de comedia romántica creada por Judd Apatow (se puede ver en Netflix), el de “Virgen a los 40” y otras tantas.

Más picante es la ficción colombiana “El Juego de las llaves” (de Amazon Prime), sobre un grupo de parejas amigas que deciden jugar a ser swingers. La primer temporada de 2019 tuvo final a lo “Ojos bien cerrados” (la película que puso en crisis al matrimonio de Tom Cruise y Nicole Kidman), y la segunda llegaría a mediados de año.

Aprendizaje

Las series que tienen al sexo como eje suelen ser para sus protagonistas un continuo ensayo y error. Quizás por eso muchas suelen tener ámbitos facultativos o escolares como escenario. Es el caso de la polaca Sexify por supuesto. Pero también de la exitosa Sex Education que concluyó el rodaje de su tercera temporada hacia fines de marzo y llegará en la segunda mitad de 2021. Allí Otis (Asa Butterfield) es hijo de una afamada sexóloga: Jaen Milburn (la ex “Expedientes Secretos X”, Gillan Anderson).

Sabe mucho de sexo en teoría pero poco en lo empírico, conocimientos que aporta Maeve (Eva Mackey), y entre ambos llevan adelante una clínica de terapia sexual en su escuela de pueblito británico, escenario para todo tipo de temáticas, desde el aborto a los abusos, pasando por la diversidad sexual y siempre por el autoconocimiento, y la búsqueda de relaciones más placenteras. Directa, musical, divertida, y toda una master class de sexo.

Sex Education

Senda que repite Master of sex, serie de HBO que se desarrolla en la década de los 50, y sigue a dos investigadores de la sexualidad humana que trabajan en la Universidad de Washington en Missouri. Tiene cuatro temporadas y cuenta la historia de la psicóloga Virginia Johnson (Lizzy Caplan) y el tímido ginecólogo William Masters (Michael Sheen), quienes en los años 60, fueron pioneros en el estudio científico del sexo y de sus efectos en el cuerpo humano. Los pioneros de la revolución sexual que en las plataformas acaba de empezar.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios