Wednesday 29 de May, 2024

TELEVISIóN | 27-01-2023 07:08

"The last of us" y las mejores series y películas sobre videojuegos

El genero dejó las producciones clase B para abrazar en tramas complejas. Los tanques del streaming.

Cuando el actor británico Bob Hoskins aceptó protagonizar “Super Mario Bros.”, no sabía en qué se estaba metiendo. Corría el año 1992 y, aunque el título en el que se basaba la película había vendido decenas de millones de copias, nunca se había intentado una adaptación de un videojuego a un largometraje de acción real. 

El eslogan de la película, "Esto no es un juego", reflejaba una distancia consciente de su material de origen: una intrincada trama de universos paralelos. El propio Hoskins ni siquiera había oído hablar de la franquicia de Nintendo, pero cuando sus hijos se enteraron de que encarnaría a Mario, le mostraron el juego con entusiasmo: "¡Este Eres tu!", dijo uno, señalando a un fontanero con bigote pixelado. "Vi esta cosa saltando arriba y abajo", recordó Hoskins más tarde, en tono dudoso: “pensé, yo solía ser el Rey Lear”.

La película marcó un camino complicado para las adaptaciones de videojuegos en Hollywood: el resultado fue desastroso en la taquilla, y Hoskins lo caratuló como "lo peor que he hecho, una maldita pesadilla". Los saltos posteriores de videojuegos a la ficción, buscaron ir hacia el extremo opuesto, priorizando la fidelidad, sin tener en cuenta lo que podría perderse en la traducción de un medio a otro.

Videojuegos que llegaron al streaming

Y durante tres décadas, el género ha estado plagado de personajes mal definidos, chistes internos y tecnicismos volcados de sin sentido. Sin embargo, los estudios y los streamers, desesperados por atraer audiencias más jóvenes, han seguido adelante: solo Netflix ha anunciado más de una docena de adaptaciones. 

La ampulosa “Halo” regresará con su segunda temporada a fines de marzo (Paramount+ renovó antes de que se emitiera la primera); y a mediados de diciembre, Amazon encargó un programa derivado de la franquicia “God of War”. Finalmente, HBO ha gastado más de cien millones de dólares en una serie basada en “The Last of Us”, que se estrenó el pasado fin de semana. Y Universal hará otro intento con una película de Mario (prevista para la primera semana de abril), con Chris Pratt a la cabeza. 

El videojuego de Sony PlayStation lanzado en 2013, “The Last of Us”, sigue a un hombre encargado de guiar a una adolescente a través de una América devastada por una pandemia, donde las personas infectadas se reducen a asaltantes sin sentido. Una historia de zombis con una vuelta de tuerca humana que la emparenta con “La carretera” (2009), el drama protagonizado por Viggo Mortensen, basado en la novela homónima de Cormac McCarthy (de 2006), sobre un padre y su hijo en medio de un desierto post-apocalíptico.

Videojuegos que llegaron al streaming

Una historia de la que HBO se apropió en medio de la pandemia del Covid: cuando Neil Druckmann, el programador israelí creador del juego, entró en las oficinas de Warner Bros. en 2020, le prometieron una adaptación genial, que podría "iluminar a toda esta otra audiencia que se preocupa por la narración de historias y no se ha dado cuenta de que hay una narración increíble en los juegos".

Druckmann venía de un mal trago con Sony: en 2014, Screen Gems, conocida por otra adaptación de videojuegos, la franquicia "Resident Evil" con Milla Jovovich, que fue comercialmente exitosa pero denostada por la crítica, había llevado adelante la producción de una versión cinematográfica de “The Last of Us”, que finalmente quedo en el camino. Druckmann respetaba a Sam Raimi, quien había sido contratado para dirigir el film, pero desconfiaba de los ejecutivos involucrados, quienes querían que las cosas fueran “más grandes y más sexys”. 

Druckmann buscaba una estética a lo “No Country for Old Men” (la película de Javier Bardem que ganó el Oscar en 2008), pero Sony apuntaba a "Guerra Mundial Z" (con Brad Pitt). Solo el guionista Craig Mazin coincidía con Druckmann. Mazin venía de escribir en "Chernobyl", el desgarrador relato del desastre nuclear de 1986, que se emitió en HBO en 2019 y obtuvo diecinueve nominaciones al Emmy: ganó diez. Casey Bloys, director de HBO, le había prometido carta blanca para su próximo proyecto, y Mazin, enamorado de “The Last of Us”, lo convenció de que nunca tendría éxito como película, pero podría ser una gran serie de televisión. 

Videojuegos que llegaron al streaming

Druckmann y Mazin pasaron de ser fanáticos mutuos a colaboradores. “Éramos consciente del pésimo historial del género; hasta ahora, solo las películas para niños, como Detective Pikachu, habían funcionado”, reconoce Druckmann. “Los productores que creen que la gente quiere ver el juego en pantalla grande se equivocan”, agrega Mazin. Innumerables películas han caído en la trampa: desde “Assasin’s Creed” hasta "Doom", protagonizada por Dwayne Johnson y Karl Urban. “Doom es un ejemplo perfecto de algo que en realidad no necesitas adaptar. No hay nada allí”, señala Mazin. “Aparte del nombre Doom y el marketing”, remarca Druckmann.

En 2001, un desarrollador japonés lanzó “Ico”, un juego minimalista sobre un niño y una niña que escapan de un castillo. El director Guillermo del Toro la ha aclamado como una obra maestra. El clímax del juego marcó a Druckmann. “Hay un salto al vacío en el que crees que vas a morir, y de repente, ella se acerca y te atrapa”. Ico había impuesto reglas estrictas y luego las había roto, con un gran efecto emocional. Druckmann entendió que los videojuegos podían provocar esas emociones.

Vio “Children of Men” de Alfonso Cuarón mientras trabajaba en “Uncharted 2” y le imprimió ese drama: The Times lo calificó como la primera historia de acción y aventuras que supera a sus contrapartes de Hollywood (su adaptación con Tom Holland y Mark Wahlberg es una de las películas más vistas del 2022). "Yo estaba como, ¿Por qué nadie en los juegos cuenta una historia como esta?", se enoja Druckmann.

Videojuegos que llegaron al streaming

El juego se vendió bien y consolidó la reputación de la productora Naughty Dog, que le permitió proponer un proyecto propio: el drama postapocalíptico que había estado curando en silencio durante años. El juego vendió más de un millón de copias en su primera semana, ganó decenas de premios, y que llega ahora a HBO con Pedro Pascal (“The Mandalorian”) como Joel y Bella Ramsey (“Game of Thrones”) como Ellie. 

El futuro cercano traerá además otra película de “Sonic the Hedgehog”, las series basadas en “God of War”, “Fallout” y “Ghost of Tsushima”, y muchos más: “Minecraft: La película”; “Pokémon: Detective Pikachu 2”; “BioShock”; “Yakuza”; “Metal Gear Solid”; “Duke Nukem” y “Gran Turismo”. Hay docenas de adaptaciones de videojuegos en desarrollo, pero aún está por verse cuántas realmente lo lograrán. 

En Netflix, el lanzamiento más reciente es “The Witcher: Blood Origin”, precuela derivada de la historia de Geralt of Rivia, el personaje que interpretó Henry Cavill, y encarnará Liam Hemsworth desde la temporada 4. Amazon tiene “Werewolves Within”, basado en un oscuro videojuego de realidad virtual lanzado en 2016, que se convirtió en 2022 en una divertida comedia de terror. 

Videojuegos que llegaron al streaming

Y Paramount+ tiene en desarrollo la serie de acción en vivo “Dungeons & Dragons” tras el éxito comercial de “Halo”: el servicio de streaming confirmó que tendrá ocho episodios, bajo la producción de eOne. “Será el proyecto televisivo de mayor alcance del estudio”, refrendó el cineasta de “Red Notice”, Rawson Marshall, que estará al frente del proyecto. Uno que llegará tras el estreno a fines de marzo de la película “Honor Among Thieves” (de la misma franquicia), protagonizada por Chris Pine, Michelle Rodríguez y Hugh Grant. l

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios