Sociedad / 11 de enero de 2013

Enrique Pinti: “Cristina le falló al proyecto, no a mí”

La política y los artistas, la pornografía, el amor, los hijos, la soltería y los excesos, en la lupa de un humorista que se resiste a la tecnología.

Por

El actor y comediante está haciendo temporada teatral en Mar del Plata - Foto: Octavio Mancini.

¿Para qué mentir? Es muy fácil entrevistar a Enrique Pinti. Es incluso más sencillo que definirlo como actor, humorista o escritor. Basta con preguntarle sobre cualquier tema –dónde compró sus zapatos de horma ancha o qué opina sobre las montañas en las lunas de Júpiter–, para que él haga el resto. Eso sí, es bueno saber que mantiene un total desinterés por la tecnología: “No tengo computadora, ni celular, ni mail. Toda la vida fui una persona adolescente, siempre me faltaba aprender un montón de cosas porque me enfoqué mucho en el teatro, el cine, la televisión y la vocación. La edad la tengo y la publico, pero no hay forma de considerarme viejo”, asegura el humorista, que actúa en “Lo que vio el mayordomo” junto a Luis Luque y Alejandra Flechner. El amor, la política, la pornografía, los hijos, la soltería y los excesos: una visita guiada hacia los confines del universo Pinti. Y quizá, un poco más allá.

NOTICIAS: Pasaron 20 años de su ciclo televisivo “Pinti y los Pingüinos”. ¿Cómo se lleva con el gobierno actual?

Pinti: Uno ha pasado por tantas cosas, como tener confianza y ser defraudado, que hay que tener una actitud bastante equilibrada, no meterse en guerras que no son de uno y tener memoria. ¿Por qué Clarín un día es el Boletín Oficial y a los 15 días ya no? ¿Qué pasó? Hubo un negocio que no se hizo, y ahora unos me quieren convencer de que Clarín es el demonio y Clarín me quiere convencer de que el demonio es Cristina o el kirchnerismo. Peléense entre ustedes, chicos. Mátense, hagan lo que se les canta el orto y aplico el mismo criterio que con las parejas amigas que se separan: no hablo con ninguno de los dos, porque después se arreglan y uno queda como un negro. El Gobierno fomenta este tipo de cosas, porque hay una manera de gobernar que es confrontar. Hay cosas que se hicieron que me parece que están muy bien y que coinciden con lo que yo creo. Otras no.

NOTICIAS: En el 2007 y en el 2011 votó por Cristina Kirchner. ¿Qué pasó?

Pinti: Me fallaron, pero no a mí, fallaron a lo que yo pensaba que era ese proyecto. Nunca me ofrecen una alternativa. Los voté en el 2011 porque no tenía a quién votar. En el 2007 era un “vamos a ver”, porque había cuestiones que me parecían interesantes, el cierto nivel de locura que había coincidía con ciertos temas que yo pienso, como romper con el Fondo Monetario Internacional y tratar de redistribuir la riqueza. En el 2011 Binner era el único que tenía como alternativa y lo consideraré para los comicios que vienen en el 2013, que no serán elecciones “de contra” pero sirven para ejercer control, que no sea todo de arriba y mayoría absoluta, así tenés que empezar a escuchar, a pactar, a equilibrar las cosas. Sería sano.

NOTICIAS: ¿En qué le fallaron?

Pinti: No pudieron controlar la inflación y la niegan, cosa que me pone verde; me defraudaron en cuanto a poner la basura bajo la alfombra, con que “no hay inseguridad”. Sí la hay; la tiene Norteamérica. En lugar de decir “hay inseguridad y vamos a ver qué podemos hacer”, dicen “no, no hay, es una trampa de la burguesía”. La manera de decir las cosas también me decepciona. Una persona inteligente no tiene que basurear tanto. Cristina me parece brillante, por eso me da rabia que se confunda, que vaya a Harvard y le diga al pibe de Venezuela “te veo venir”. Que ella busque roña… el papelón cuando mencionó “esto no es La Matanza”. Ese tipo de cosas se hace cuando se está cebado. Es brillante y tiene una cosa aguerrida, pero en los últimos tres años, no la sabe administrar.

NOTICIAS: ¿Cómo ve la participación política de los artistas?

Pinti: Como una reacción genuina a algo que les interesa. Si yo tuviera treinta y pico, seguramente estaría más metido. Ya vi venir tanto abajo, que tengo una visión más escéptica. Me parece muy bien que la gente exprese su opinión, sean artistas o estudiantes, y tienen una edad en que yo les puedo creer que les pase, casi todos tienen una sólida presencia artística y comercial, no necesitan eso para vender entradas, no son miserables ratas que dicen “si no me pongo con este gobierno, no laburo”.

Lea la entrevista completa en la última edición de la revista NOTICIAS.

 

En esta nota: