Menú
Personajes / 17 de enero de 2019

Federico Bal: “Nunca quise ser un modelo a seguir”

Actúa y dirige a sus padres en “Nuevamente juntos”. Ex novias despechadas, descontrol-controlado y menos exposición mediática.

Fotos: Chipi González (Desde Mar del Plata) @chipi_ph.

Está más tranquilo, asegura. Después de años de alta exposición, incluidas varias relaciones de pareja turbulentas, Federico Bal está decidido a “sentar cabeza”. A su manera. El presente lo encuentra en Mar del Plata, en plena temporada con la obra “Nuevamente juntos”, donde además de pisar el escenario, dirige a sus padres, Carmen Barbieri y Santiago Bal. En esta nueva etapa, se reencontró con una ciudad que siempre lo vinculó a algún escándalo. Según le cuenta a NOTICIAS desde la playa, todo eso es cosa del pasado.

Noticias: ¿Cómo llegó a trabajar con sus padres, que estaban distanciados, en una revista?
Federico Bal: Fue una idea de mi viejo. Me dijo: “No quiero morirme sin cumplir mi último deseo: hacer una temporada de teatro con vos y mamá”. Así que le di para adelante. Crecí en un teatro de revistas, y aunque vengo de hacer comedias, tenía una idea de lo que podíamos hacer.

Noticias: ¿Se alinearon los planetas?
Bal: Seguro. Durante años ellos no se hablaron y pasaron por temas judiciales feos. Yo estaba por hacer “La jaula de las locas”, había ensayado casi para estrenarla, pero salió esto, Pepe Cibrián se bajó de aquella obra y me aboqué a esta revista.

Noticias: ¿El guion lo había escrito su padre, pero tuvieron que modificarlo?
Bal: Sí. Mi viejo tenía un guion para esta revista, y cuando lo leí, me pareció una mierda porque los tiempos cambiaron. Tiene 83 años, antes los chistes eran muy machistas. A la mujer la dejaban en un lugar inmundo, era un culo y dos tetas. A nadie le causa risa ese humor. Cambiamos el guion, confiaron en mí y es muy lindo verlos arriba del escenario, la gente se copa mucho con ellos.

(Leer también: Separarse a los 60, un fenómeno que crece)

Noticias: En el último tiempo bajó mucho la exposición pública. ¿Extraña un poco eso?
Bal: Me gusta mucho la tele, pero siento que está marcada por los escándalos y las peleas mediáticas y yo estoy intentado hacer un cambio. Se habló mucho de mí, muchas ex despechadas hablaron tantas cosas horribles, que hoy puedo elegir y decir “Eso no lo quiero más”. El cambió me costó, pero voy por ese camino.

Noticias: Está dando sus primeros pasos en el cine.
Bal: Sí, me gusta mucho. Produje y estudié cine. Hice una película con mi viejo, “Rumbo al mar”, que se estrena en marzo, y en junio se estrena una de terror donde también actúo, “Crímenes imposibles”.

Noticias: Ya tiene un nombre propio, dejó de ser “el hijo de”. ¿Cómo lo vive?
Bal: Nunca renegué de eso, la trayectoria de mis viejos es admirable, más allá de los quilombos mediáticos. Santiago hizo más de 40 películas y un montón de éxitos teatrales, aunque hoy muchos lo conocen por verlo en “Intrusos” lamentablemente. Es gracioso porque ahora muchos lo paran por la calle y le dicen: “El padre de Federico” (risas). Igual en el barrio me siguen diciendo “Santiaguito”.

Noticias: ¿Quedaron atrás los escándalos mediáticos?
Bal: Sólo tuve una relación muy tóxica con una ex (se refiere a Barbie Vélez) que la llevamos a la Justicia. Ella y su familia me quisieron hacer quedar como algo que no soy y por eso puse todo en la Justicia, es lo mejor que se puede hacer. Estoy tranquilo, tuve muchas mujeres en mi vida, nunca fui violento. Mi ex suegra (Nazarena Vélez) no para de hablar de mí y esto pasó hace cinco años. A los programas de TV a donde va, se la pasa hablando mal de mí. No tengo nada para decir, está en la Justicia, caratulado como “calumnias e injurias”. Son como 300 hojas en el caso y cada vez que va a un programa, se suman 10 hojas.

(Leer también: Acoso en la TV argentina: 30 historias en primera persona)

Noticias: El año pasado Calu Rivero no quiso compartir el programa “PH”, donde estaba como invitado, porque lo tildó de “golpeador”…
Bal: Ella tiene su corriente feminista y la respeto, si no quiere sentarse conmigo a una mesa, está bien. Lo que le puedo decir es que se equivoca. Jamás en mi vida fui agresivo con ninguna de mis parejas ni con ninguna mujer. Tampoco con ningún chabón, porque soy tranquilo. La única vez que me agarré a trompadas fue en un boliche, donde le faltaron el respeto a mi mujer. Cuando pasó todo eso con mi ex, fue muy duro; una secuencia muy triste de mi vida, mucha oscuridad. Analizaba retirarme de la escena porque sentía que la gente no me iba a apoyar.

Noticias: ¿Siente que el público se puso de su lado?
Bal: Cuando pasó eso, me dio mucho miedo. Estaba haciendo una comedia en teatro y pensaba: “¿Con qué cara enfrento a la gente sabiendo que están diciendo que soy un golpeador y bla bla bla?”. Pero el público me apoyó. Recibí un aplauso muy fuerte en el teatro en aquel momento que me quebró emocionalmente.

(Leer también: Actrices Argentinas en el barro: el riesgo del pensamiento único)

Noticias: ¿Qué opina de la corriente del #MeToo de los últimos años y particularmente de la denuncia de Fardín sobre Darthés?
Bal: Me parecen excelentes las campañas que hoy ayudan a la mujer, pero hay que tener un balance. Porque en mi caso, nunca le levanté la mano a ninguna mujer. Entonces si le creían a ella, yo pasaba a ser un agresivo y un golpeador. Siempre hay que creerle a la mujer, claro, pero también hay excepciones.

Noticias: ¿Está a favor del escrache público?
Bal: Lo que padecieron las mujeres fue muy malo, entonces esta corriente tan activista es súper importante. Pero recién de acá a diez años podemos tener una estabilidad que hoy no es tal.

Noticias: ¿A qué se refiere?
Bal: Como todas las corrientes que nacen, se tienen que analizar de acá a diez años. Este es un momento de transición, cuando algo brota y hay tantos casos, es como una epidemia. Genial, lo celebro, pero tiene que nivelarse. También debemos dar lugar al hombre para mostrar si es inocente o no. Por ejemplo, Juan Darthés se fue del país. Así parece más culpable que inocente. Macho, quedate acá, si no hiciste nada, poné la cara.

(Leer también: El oscuro exilio de Juan Darthés y su familia en Brasil)

FEDE TRANQUILO. “Los excesos fueron en un momento de mi vida. Ahora sólo consumo alcohol, me cuido”, cuenta frente al mar. Fotos: Chipi González (Desde Mar del Plata) @chipi_ph.

Noticias: Otro escándalo en el que estuvo involucrado fue acá en Mar del Plata, cuando lo acusaron de conducir con un carnet trucho.
Bal: Esa causa del registro fue una mentira atroz. Fue hace cinco años. Me paró alcoholemia, me tomé dos cervezas, me dio positivo, me sacan el auto, hasta ahí lo entiendo. Pago la multa, pero cuando voy a retirar el auto, no me lo dan porque dicen que la licencia fue hecha ilícitamente. Renové la licencia acá, en Mar del Plata.

Noticias: Fue un caso que conmovió a la ciudad porque dieron 15.000 registros ilegales y hay funcionarios presos.
Bal: Y en la volteada caí yo porque era el único “famoso” que renovó en ese lapso. Me metieron en un juicio porque decían que yo sabía que era un registro ilegal. Nada que ver. Todos los lunes tenía que venir desde Buenos Aires a Mar del Plata a las 9 de la mañana a poner la cara. Fue un papelón. Me usaron como un chivo expiatorio para mostrar que la “ciudad trabaja”.

Noticias: ¿Entonces ya no sale de gira? ¿Se acabó el descontrol?
Bal: Me quedo mucho en mi casa. Con mis compañeros de elenco la pasamos bien, es otro mambo. Los excesos fueron en un momento de mi vida. Sólo consumo alcohol en lugares tranquilos, me cuido.

Noticias: Hace unos años, en una entrevista con NOTICIAS habló del consumo de marihuana y en una foto se lo veía con un porro en la mano.
Bal: Fue una muy buena nota que me trajo muchos dolores de cabeza porque por eso me denunciaron por apología (risas). Lo fuerte era la foto: aparecer en este país con un porro en la mano es como decir que todos tienen que consumir. Y no es así. Después de esa nota, me encontré con un papá y su hijo. El padre me dice: “Mi hijo no tiene que seguirte más”. “¿Por qué?”, le pregunto. “Porque fumás marihuana”. Le dije que el hijo no tenía que fumar marihuana como yo, que le explique eso. No tengo que ser un modelo a seguir, nunca lo quise. “Pero tenés que darte cuenta de que mi hijo te admira”, me respondió.

(Leer también: [FOTOS] Federico Bal: “El porro me conectó con mamá”)

Noticias: ¿Eso fue un click?
Bal: Y… Entonces me di cuenta de que las cosas no son tanto como uno cree, que hay que cuidarse y medirse un poco más. Empecé a cambiar. Ahora lo que muestro en mis redes sociales es un 90% de trabajo. No puedo opinar de lo que realmente pienso, mostrarme en mi vida privada en Instagram o escribir en Twitter lo que me da la gana. Porque eso lleva a que haya un móvil de televisión en la puerta de mi casa y ya no me interesa. Estoy ocupándome de vivir más la vida y cuidarme de la exposición privada.

Noticias: En el plano afectivo se lo vinculó con una compañera de elenco, la marplatense Bianca Iovenitti. ¿Está en pareja?
Bal: No es mi novia, la estamos pasando bien. No estoy en un momento para estar de novio, ella lo sabe y lo entiende. Tuve relaciones demasiado expuestas y ahora necesito estar solo. Bianca es una mujer hermosa, que me acompaña y me hace bien.

Noticias: Este año tenemos elecciones. ¿En qué lugar de la grieta está parado?
Bal: Voté a Macri. Quería un cambio, no me gustaba el gobierno anterior. Es evidente que estamos pagando los platos rotos de la gestión anterior, pero el gobierno macrista no es lo que esperaba. Si hoy tengo que pararme de algún lado, estoy  en el centro. El cambio no se genera en una sola gestión, pero de todo lo que prometieron, no cumplieron nada.

Por Alexis Socco (Desde Mar del Plata)
@detectivesco