Menú
Política / 21 de marzo de 2019

Las confesiones del ex abogado de D’Alessio: reunión con Carrió, vínculo con Santoro y campaña a Olmedo

Rodrigo González, ex representante legal del hombre detenido, declaró ante Ramos Padilla y reveló varias intimidades. “Es un bocón, me enojé mucho con D’Alessio”, cuenta.

Por

Rodrigo González quedó en el centro de la tormenta, desde que el 5 de enero Marcelo D’Alessio llamó a Pedro Etchebest. En esa conversación, el falso abogado-espía asegura que, junto “a su socio” González, lograron hacer que Fariña “mintiera en el juicio” y “a todo el mundo”, para “cumplir con Patricia (Bullrich), que paga cerca de $200 mil por mes”. Por esa charla, que Etchebest reveló, el abogado González, antiguo representante de D’Alessio, quedó imputado en la causa que conduce el juez Alejo Ramos Padilla. Las confesiones que hizo ante el magistrado van a dar que hablar.

Reunión con Carrió. En la declaración que prestó en Dolores el lunes 18, González -acusado de formar parte de esta “organización delictiva vinculada al espionaje ilegal que tenía como finalidad afectar el correcto funcionamiento de la Justicia”-, revela que D’Alessio le contó sobre un encuentro con la diputada Elisa Carrió.

“Me habló de una reunión con Carrió, me dijo que fue a exponer –no presté mucha atención porque no me interesa- cuestiones de narcotráfico”, dice González. También cuenta que, según D’Alessio, el falso abogado-espía mantenía vínculos con otra figura de ARI, la diputada Paula Olivetto. Según cuenta González, en una ocasión D’Alessio intentó comunicarse con ella pero no le atendió. Esa relación, por otro lado, está comprobada, como aseguró la misma Olivetto, que contó que mantuvieron “tres o cuatro reuniones” cuando era legisladora y una ya en su cargo como diputado. La mujer de ARI fue también una de las personas a las que D’Alessio llamó cuando fue allanado.

(Leer también: Encuentran información de la causa de los cuadernos en el celular de D’Alessio)

Rodrigo González, el ex abogado de D’Alessio.

Vínculo con Santoro. González también testimonia de la relación entre el periodista de Clarín, Daniel Santoro, y el falso abogado-espía. Primero intenta derribar lo que D’Alessio esgrimía ante Etchebest, cuando ostentaba que era el gran armador de la estrategia de Fariña. En ese contexto echa luz sobre el vínculo que persigue al periodista: “D´Alessio vio a Fariña en una sola oportunidad, en la cual el periodista Santoro intentaba convencerlo a él para que fuera al primer programa del año pasado de “Animales Sueltos”. A ese encuentro Santoro concurrió con D´Alessio, ahí es donde se conocieron”.

González tampoco oculta su bronca con el periodista. “Las manifestaciones de Santoro de que D´Alessio era mi socio son infundadas, D´Alessio le pudo haber dicho lo que quiera pero él tenía otras referencias y eso es inexacto. En el programa donde estaba Santoro él lo presentaba D´Alessio como miembro de la DEA puntualmente y no como un socio de un estudio jurídico que incluso es conocido por diferentes periodistas –incluso del grupo Clarín- que habían venido al estudio innumerables veces y saben a la perfección que D´Alessio no trabajó conmigo de ninguna manera”.

(Leer también: Los D’Alessio: la interna de una familia poco normal)

Campaña a Olmedo. Una revelación llamativa de la declaración de González, a la que accedió NOTICIAS, es la relación entre Olmedo y el falso abogado-espía. Cuenta González: “Entre los clientes que (D’Alessio) me presentó, uno de ellos es el diputado Olmedo. D’Alessio me citó un mediodía en su casa a mí y varias personas más, entre los que estaba su esposa, un economista de apellido Caram, Ricardo Bogaliuk, Ricardo Graña y Aníbal Degastaldi. Llegué tarde, en la cabecera estaba Olmedo y él (D’Alessio) se presentó como la persona que iba a estar a cargo de la campaña presidencial del diputado. Desconozco cómo se conocieron, no tuve casi participación en esa reunión, antes de irme puntualmente D’Alessio me preguntó si podía realizar los proyectos de ley que presentó el diputado durante su ejercicio y le dije que sí pero no le di mayor importancia”. Luego de ese encuentro, Olmedo se convierte en cliente de González.

Las aspiraciones electorales de D’Alessio con Olmedo, sin embargo, se frustraron. “Un día apareció Olmedo abrazado con Yofre y desató la ira de D´Alessio. Olmedo ya había definido la línea de su candidatura, porque Yofré iba a ser candidato a vicepresidente, apenas él (D’Alessio) habló con Olmedo para ser su jefe de campaña, él se fue con Yofre”.