Menú
Política / 30 de abril de 2019

Abuso sexual: ¿de qué “extorsión” habla el diputado Mosca?

En su entorno aseguran que la denuncia tiene que ver con una “interna política”. Supuestos intento de sobornos.

Por

Tras ser acusado de abuso sexual y defenderse con una denuncia por extorsión, el diputado bonaerense Manuel Mosca  se recluyó en silencio. A su entorno, el armador del PRO oriundo de Bolívar le repite que está “devastado” porque “estas cosas te arruinan la vida y la familia”.

Casado con la senadora nacional Gladys González (reciente conversa al feminismo, luego de la la votación a favor del aborto legal), Mosca dice sufrir “un proceso desgaste” que empezó en diciembre. En ese momento, según explican sus allegados, empezó su “defensa preventiva y judicial” ante versiones sobre una denuncia en su contra. En la que él ve una extorsión.

(Leer también: Escándalo Mosca: la denuncia por abuso sexual que sacude al macrismo)

Esa defensa incluyó una presentación en la Justicia platense que fue ampliada este lunes 29 de abril ante el fiscal Álvaro Garganta. En esa presentación, el presidente de la Cámara baja asegura que en los últimos meses fue víctima de una “extorsión” que incluyó el ofrecimiento de pagos a empleadas y secretarias suyas para declarar en su contra.

Fuentes cercanas a Mosca explicaron a NOTICIAS que “desde hace un tiempo empezó a percibir un clima raro a su alrededor de parte de sus empleados y compañeros de banca”. Y la sospecha fue en una dirección: una interna política.

Que funcionarios de primera línea hayan avalado a la denunciante (identificada como V.A. para proteger su identidad) no hace más que alimentar las sospechas de Mosca. Aunque en su entorno explican que “es uno de los dirigentes que, por su rol, menos contacto tiene con los dirigentes nacionales” de Cambiemos que parecen haberle soltado la mano.

(Leer también: Escándalo Darthés: esto recién comienza)

Entre ellos, aparecen Laura Alonso, Pablo Avelluto y Alejandro Rozitchner, quienes escucharon el relato de la presunta víctima antes de presentar su denuncia ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, como relevó NOTICIAS.

Otra sospecha que manejan alrededor del ahora alejado diputado PRO, que pidió una licencia por 60 días, tiene que ver con la cercanía de la campaña electoral. “Le resulta muy extraño que a 45 días del cierre de listas aparezca esto y sin una denuncia penal”, explicaron allegados.  Su rol de armador territorial también está en suspenso.