Menú
Empresas y protagonistas, Sociedad / 21 de agosto de 2019

Cómo serán las ciudades del futuro: entre la ecología y la optimización

Los grandes centros urbanos afrontan el desafío de renovarse al mismo tiempo que albergan a millones de personas. El caso de la Ciudad de Buenos Aires y la visión de los empresarios.

Por

ciudades del futuro
La innovación trae aparejada la necesidad de planificar a la hora de pensar las ciudades del futuro.

En la actualidad, cerca del 55% de la población mundial vive en grandes ciudades. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), este porcentaje podría llegar al 68% de cara al año 2050. Las cifras alarman: según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales del organismo internacional, se trataría de 2500 millones de personas adicionales en las grandes urbes.

En Argentina, el escenario es similar: más de tres millones de personas viven en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el número asciende a cerca de 15 millones si se tiene en cuenta al Gran Buenos Aires y a las proyecciones realizadas tras el último censo nacional del año 2010.

Ante este panorama, y en pleno vértigo de cambios tecnológicos, ¿qué panorama presentarán las ciudades del futuro? Lina Bassarsky, oficial de asuntos de población de la ONU, declaró a mediados del 2018 que “la urbanización va a continuar y lo va a hacer más rápido en los países de ingresos bajos y medios”. De resultar así, los países emergentes como Argentina quedarán colocados en el centro de la escena.

(Te puede interesar: Ciudades del futuro: la movilidad como un eje central)

Ciudades del futuro: planificación y sustentabilidad. En este marco, editorial Perfil organizó una ronda de diálogo y debate con tres empresas que tienen acción en el ámbito urbano: Coca Cola, Toyota y Andreani. En la diversidad de sus rubros, se pudo ver la visión de cara al futuro desde un punto de vista productivo que pone su eje en la optimización de recursos y, al mismo tiempo, la creciente preocupación por el medio ambiente.

ciudades del futuro
El evento tuvo lugar en el edificio de Editorial Perfil, ubicado en el barrio porteño de Barracas.

El panel, que contó con la moderación de Úrsula Ures Poreda -Editora general de Perfil.com-, contó con la presencia de Mariale Álvarez – Directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de Coca Cola Argentina-, Diego Prado – Director de Comunicación Corporativa de Toyota para América Latina y el Caribe– y Gabriel Pérez –Gerente de desempeño ambiental de Adreani-.

“¿Cómo ven a las ciudades del futuro, considerando el desarrollo sustentable, de acá a 10 años?”, consultó Ures Poreda a los representantes de las diferentes marcas. “Las ciudades del futuro interesan a Coca Cola por que es ahí donde van a estar sus consumidores”, empezó su participación Álvarez. “Nos encontramos como sociedad ante el desafío de la planificación urbana y del crecimiento. Las antiguas ideas de que las ciudades tenían que crecer mucho ya vimos que no funciona y no es deseable. El desafío está en trabajar en una planificación del crecimiento de las ciudades que sea sustentable. Lo está sufriendo hoy Añelo con el desarrollo de Vaca Muerta. El crecimiento desorganizado termina no siendo favorable para sus habitantes”, puntualizó.

(Te puede interesar: Añelo, capital de Vaca Muerta: el pueblo de la plata dulce)

Además, la Directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de la firma que nació en 1886 en Estados Unidos y llegó a la Argentina en 1942, remarcó: “Las ciudades del futuro tendrán que ser necesariamente más chicas, mejor conectadas y planificar desde su origen todos sus componentes: espacios verdes, emisiones, cómo se abastecen. Para nuestros productos representa el desafío de pensar cómo vamos a llegar a esos lugares. Cambia la lógica del abastecimiento y de las logísticas inversas para los residuos generados”, enfatizó.

En ese sentido, la preocupación ecológica es una de las claves no solo para entender el futuro, sino el presente mundial. Los grandes centros urbanos son, debido a su condensación poblacional, los lugares en donde más residuos se generan. De acuerdo al estudio “El cambio climático y la tierra”, elaborado por expertos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC) y presentado a principios de este mes, los cambios en la lógica de producción y consumo -lo cual incluye a la alimentación- son urgentes.

(Te puede interesar: Cambio climático: frenar la deforestación y variar los hábitos alimentarios, parte de la solución)

En la misma línea, y siguiendo el estudio de la ONG estadounidense Ocean Conservancy, 150 millones de toneladas de plásticos flotan en los mares de todo el mundo en la actualidad. De acuerdo a dicho informe, el 60% de ese plástico proviene de basura no recolectada, algo que las empresas alimentarias locales y multinacionales tienen en cuenta a la hora de pensar planes para reducir el impacto ambiental de sus residuos.

Ciudades del futuro
De izquierda a derecha: Úrsula Ures Poreda junto a Diego Prado (Toyota), Mariale Álvarez (Coca Cola) y Gabriel Pérez (Andreani)

Movilidad y logística. A la hora de pensar en la sustentabilidad, la emisión de carbono y la optimización de recursos también resultan claves. “Creo que la Ciudad de Buenos Aires está viviendo un proceso de transformación muy potente”, comenzó Prado por parte de Toyota. “La integración del transporte público y el transporte privado es una realidad y es la solución. Nuestra visión del futuro de la movilidad es que no va a ser el mismo en los grandes centros urbanos que en el interior. En los próximos 10 años, la industria en general a nivel global va a sufrir una transformación enorme y en el corto plazo la Ciudad lo va a estar viviendo”, señaló.

(Te puede interesar: Sin volante ni pedales: el futuro de la movilidad automotriz)

En esa dirección,el representante de la empresa automotriz japonesa que lleva 22 años de producción en Argentina, agregó: “También creemos en el transporte mediante aplicaciones, lanzamos Toyota Mobility Services, en donde se puede rentar un auto por día, horas o minutos y dejarlo para que lo utilice ese otro. Visualizamos que en el futuro no vamos a vender vehículos a particulares,sino a administradores de flotas de autos compartidos, lo que tiene que ver con un mayor aprovechamiento de los recursos”, puntualizó el Director de Comunicación Corporativa de Toyota para la región.

En tanto, por parte de Andreani, Gabriel Pérez hizo hincapié en el concepto de logística. “En mi opinión, hay varias cosas a las que prestarle atención. El e-commerce, por ejemplo. Hoy en la región, solo el 3% de las ventas son por esta vía, por lo que no hay techo dentro de ese terreno”, comenzó su intervención. “Esto significa, adaptarse a distintos patrones de consumo que cambian todo el tiempo, en donde el peatón está en el centro de la escena. Para eso, hay que dar ciertas discusiones que son incómodas, como la distribución nocturna”, destacó cerró el representante del grupo logístico que lleva más de 70 años en el país desde su fundación en Santa Fe, en 1945 .

“Ningún comercio va a querer abrir a las 3 de la mañana para entregar un paquete, pero quizás deba dejarlo en un locker, en un garage -continuó el Gerente de desempeño ambiental de Adreani-. No solo es apuntar a la movilidad, sino a la logística en general, cómo hacer que pase lo más inadvertida posible en una ciudad que va a estar saturada. Yo veo a la ciudad del futuro con buenos ojos“, finalizó Pérez.

Así entonces, entre el optimismo y la necesidad de pensar planificadamente cada paso, las ciudades del futuro se van desarrollando en la mente de los distintos actores involucrados. En cierta medida, el futuro ya llegó y es hora de tomar decisiones al respecto.