Lunes 20 de septiembre, 2021

CIENCIA | 04-05-2020 18:42

Madonna acierta: no va a volver a tener Covid-19... por ahora

La reina del pop festejó porque un test le dio positivo, y planea salir a la calle. Mientras, en Corea del Sur se habla de reinfecciones. Los expertos explican si son posibles o no.

Madonna, la reina del pop, dijo por estos días casi casi que estaba feliz de haberse hecho un test para comprobar si tenía anticuerpos contra la Covid-19. En el mismo video, se la escucha afirmando que saldría a "respirar el aire con Covid-19". Independientemente de que el coronavirus no anda suspendido esperando a que llegue un cuerpo humano en el cual meterse (error conceptural garrafal, estimada reina) sino que se transmite de persona a persona, lo que dijo Madona tiene una cierta verdad. Y una incerteza. ¿Complejo? Un poco, como todo lo que rodea a la pandemia. 

Corría el mes de marzo y ya se hablaba de posibles reinfecciones en personas que habían estado enfermas de Covid-19 y que, al menos desde el punto de vista oficial, se habían curado. Observaciones hechas mayormente en países de Asia, como China y Japón, y sobre un puñado de pacientes, atizaban la duda: ¿se estaban contagiando de nuevo o habían sido mal diagnosticados? Tal vez, hasta habían recibido el alta antes de tiempo.

Hoy las hipótesis parecen tener una respuesta, en medio de la incertidumbre que rodea a esta pandemia en la que durante cuatro meses se conoció más a su causante, el coronavirus SARS-CoV-2, más que nunca antes en una peste que hubiera asolado a la humanidad. Sin embargo, a más respuestas, siguen las preguntas. En lo que a potenciales reinfecciones se refiere, el escepticismo ha sido hasta ahora la respuesta más frecuente entre los especialistas. En los últimos días, la duda el debate se reavivó, luego de que se conociera que más de 260 pacientes diagnosticados en su momento con Covid-19 en Corea del Sur dieron positivo para el coronavirus después de haberse recuperado

Para el infectólogo Pedro Cahn, integrante del Comité de expertos que asesora al presidente Alberto Fernández, “a la hipótesis de la reinfección hay que tomarla muy con pinzas. No sabemos si son falsos positivos, si las pruebas se tomaron de la manera correcta, en el marco de la locura de tantos casos es probable que se hayan cometido errores”. 

Hay algo técnico importante en este escenario. El método utilizado para detectar el coronavirus, la técnica de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), no puede distinguir entre material genético (ARN o ADN) del virus infeccioso y fragmentos de virus "muertos" que pueden permanecer en el cuerpo mucho después de que una persona se recupere. Sucede que aunque alguien se recupere de la enfermedad y deje de contagiar, puede seguir teniendo esos pequeños fragmentos de ARN viral inactivo que dan resultados positivos en los testeos. Una vez que el virus fue vencido por el sistema inmunológico, quedan restos de la batalla, células muertas virales que perecieron y ahora se convirtieron en deshechos. 

El bioquímico argentino Gabriel Rabinovich, investigador del Conicet y experto en inmunología del cáncer, entre otras enfermedades, opina que “es posible que al momento de hacerle la PCR a los pacientes para constatar su recuperación, se haya elegido para el hisopado una zona no tan profunda del sistema respiratorio, una donde no había virus, y el paciente siguió teniendo la patología”. Y agrega: “Otra posibilidad es que la persona no haya generado mecanismos protectivos suficientes”. 

Otra explicación podría ser que, simplemente, no se trata de reinfecciones, sino de falsos positivos. Los investigadores en Corea del Sur, de hecho, aseguran que esos supuestos pacientes que se habrían vuelto a contagiar, en realidad, son producto de errores de prueba y no a re infecciones.

De todas maneras, los especialistas más reconocidos no pueden rechazar la posibilidad eventual de que más adelante la persona vuelva a enfermar de Covid-19. Simplemente porque una de las cuestiones que no se sabe con certeza es cuánto dura la inmunidad luego de tener la enfermedad

La comparación más cercana remite al SARS-CoV, el coronavirus que causó el brote de SARS en varios países en el año 2003. Los estudios mostraron que las personas recuperadas de la enfermedad mantuvieron anticuerpos contra el patógeno durante un promedio de dos años. Pero, advierten los especialistas, la mera presencia de anticuerpos no es igual a la inmunidad: deben ser anticuerpos efectivos, en cantidades suficientes y con determinadas características que bloqueen al virus. 

Madonna ignora que la ciencia, sin incertidumbre, pierde una de sus principales condiciones. Y más si actúa en medio de una pandemia que paralizó a la casi totalidad del planeta. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Andrea Gentil

Andrea Gentil

Editora de Ciencia, Medicina y Tecnología. Coordinadora carrera de Comunicación Digital, UNaB.

Comentarios