Martes 28 de septiembre, 2021

COSTUMBRES | 14-09-2021 14:30

Celebrities en pandemia: La moda de pasar las vacaciones en yate

Descansar en barcos es el nuevo capricho de ricos y famosos, ideal en tiempos de aislamiento obligatorio. Lujo y valores extravagantes.

El aislamiento nunca sonó mejor. Vivirlo en un barco con todas las comodidades, desde jacuzzi a cocineros, mientras se navega por las aguas más prístinas del mundo, definitivamente le da otro color a la palabra “cuarentena”. Así lo descubrieron las celebrities del mundo, que en el último año y medio encontraron en esta elección el modo ideal de descansar más seguros: lejos de las aglomeraciones pero con el puro confort y los más bellos paisajes al alcance de la mano.

Damas del agua

Algunos literalmente encontraron en este formato de viaje la solución a la cuarentena que exigen ciertos países al ingresar. Fue el caso de Juana Viale, que aterrizó en Madrid con su hija Ámbar, pero antes de viajar a París (donde la adolescente estudiará) se instaló por 10 días en el yacht del empresario Mauricio Filiberti. Llamado Attila, es uno de los más lujosos que pueden cruzarse por aguas mediterráneas.

Juana Viale

Posee 64 metros de eslora con casco de acero, cinco cubiertas, tres piletas, dos garages, parrilla y una cava para 500 botellas, entre otras comodidades que despliega en sus 275 m2. Construido por el astillero italiano San Lorenzo, se estima en un valor de 30 millones de dólares. Con bandera de las Islas Caimán, se destaca por su diseño en tonos neutros y elegantes, y es disfrutado tanto por Filiberti y su mujer, la ex modelo Camila Pitana, como por sus distintos invitados a lo largo del verano europeo.

Otra actriz que encontró en la vida a bordo las mejores vacaciones posibles fue Lali Espósito, quien tras terminar de grabar “La Voz” volvió a España, donde participa de la serie “Sky Rojo”, y eligió Ibiza para alternar paseos en un cómodo velero con tardes de playa y sol. Aunque no dejó ver tanto del barco, sí quedó claro que tenía lugar suficiente para albergar a un buen grupo de amigos.

Paris Hilton

También en aguas mediterráneas, Paris Hilton es otra celebrity que disfruta de su descanso embarcada. De la mano de su prometido Carter Reum, se la vio en agosto en un catamarán que recorrió las playas de Córcega y Cerdeña. Alquilado a la empresa Sunreef Yachts, un reconocido constructor y diseñador de yachts de lujo customizados al máximo detalle, este modelo contaba con pileta, garage, master suite con vestidor y otras cuatro habitaciones y dos terrazas.

Cerca del deporte 

Quienes también suelen elegir este tipo de formato de vacaciones son los deportistas. En especial, los futbolistas. Cristiano Ronaldo, el ahora jugador del Manchester United, es uno de los asiduos. Amante de este tipo de vida que le permite conjugar lujo y también ostentación (sobre todo cuando se mueve entre Ibiza y Formentera, trayecto corto y pleno de paparazzi), el año pasado se decidió a comprar el propio ejemplar. Adquirió un yacht valorado en 6 millones de euros del astillero Azimut Grande, con capacidad para 12 personas, cuatro camarotes con terraza más dos para la tripulación y siete baños. Con 27 metros de eslora, tiene lugar para un gran living, varias terrazas y un interior alfombrado y con una decoración sobria. Allí suele descansar junto a su mujer, Georgina Rodríguez, y sus cuatro hijos, siempre listo para sacar fotos envidiables para subir a sus redes.

Cristiano Ronaldo

Lionel Messi también se sumó a esta moda: tanto este año tras ganar la Copa América como el año pasado, se lo pudo ver descansando con su familia y las de Luis Suárez y Cesc Fábregas en un yacht de lujo. Aunque Lío lo hizo de un modo más austero que su colega, ya que los barcos no son de su propiedad sino alquilados. El año pasado el modelo elegido fue el Maiora 24S Lex, por un estimado de 59.000 euros a la semana, diseñado por el astillero italiano Maiora y con capacidad para 10 personas en cuatro camarotes dobles, cada uno con baño en suite y monitoreado por un sistema domótico. La propuesta también incluyó tripulación (capitán, marinero y dos azafatas) y distintos juguetes para el agua como jet ski, tablas de wakeboard y paddlesurf e inflables.

Este año, el elegido para disfrutar las calas de Ibiza y Formentera fue el Inspiration, un yacht del astillero italiano Pershing de 27 metros de eslora que llama la atención desde lejos por su casco plateado. Con motores súper potentes, puede alcanzar los 45 nudos en velocidad crucero, un rango alto dado su gran tamaño, y deslumbra con una capacidad para 9 pasajeros, cuatro camarotes, cinco baños y una ambientación digna de un hotel de lujo. Todo esto vale 11.000 euros por día o 77.000 euros por semana.

Rafael Nadal

Y sin ser futbolista, a Rafa Nadal también le ha picado este bichito del amor por los barcos. Por eso el año pasado compró un yacht valuado en 6 millones de euros del astillero Sunreef, el 80 Sunreef Power Great White. Pero no era su bautismo en este tema, ya había tenido a Beethoven, un barco que pasó varios veranos en el Mediterráneo y que vendió por 2,6 millones. Este nuevo modelo tiene 24 metros de eslora y capacidad para hasta 12 personas. Personalizado hasta el más mínimo detalle por el tenista, fue nombrado el mejor yate del mundo por la revista estadounidense Robb Report este verano norteamericano. ¿Qué tiene para ser tan elogiado? Una piscina-spa de hidromasaje en la cubierta, un enorme garage para botes y motos de agua, camarotes con baños privados, un bar totalmente equipado y una suite principal con vestidor, escritorio y balcón desplegable al nivel del mar.

En alza

En tiempos de distanciamiento social, estas casas sobre el agua proveen un refugio perfecto. Y aunque las hay híper lujosas y exclusivas, también hay versiones un poco más económicas, en veleros y barcos más chicos. Y hay opciones en el mar Caribe, donde los números suelen ser un poco más accesibles que en Europa. “Desde el año pasado hemos recibido muchas consultas. Uno de los destinos más elegidos son las Islas Vírgenes, tanto las británicas como las americanas. En general llegan matrimonios con hijos o parejas de amigos y alquilan por entre una y dos semanas”, relata Roxana Martínez, agente de viajes. Aislados y en un entorno paradisíaco, estos viajeros hallaron la versión más luminosa de la pandemia.


 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios