Jueves 6 de mayo, 2021

COSTUMBRES | 24-04-2021 12:48

Oscar 2021: el plan de los organizadores para rescatar la alfombra roja

Sin red carpets, el interés por las ceremonias de premiación se diluyó, sinténdose en los magros índices de audiencia. Pero la máxima cita de Hollywood se propone recuperar el glamour.

Entre todas las cosas que mutaron y se perdieron debido a la pandemia, hay algunas superfluas, pero que significan una parte importante de la industria millonaria que gira alrededor de Hollywood. Desde mediados de 2020, las ceremonias de premiación más destacadas tuvieron que reinventarse, como tantos otros eventos, y optar por una modalidad mixta, con algunas celebrities “in situ”, pero muchas otras desde la comodidad de su casa, participando de la gala desde una ventana de Zoom.

Esa situación hogareña llevó al relajamiento total de las estrellas que, como no tenían que caminar por la alfombra roja bajo la atenta mirada de miles de paparazzis, eligieron looks menos ostentosos, quitándole visibilidad a los diseñadores, que esperan todo el año el momento de mostrar su creaciones sobre los cuerpos de las personas más famosas y admiradas del globo.

Desde los Emmy, pasando por los SAG Awards, Grammys, Critics Choice Awards, hasta los Golden Globes, las alfombras rojas virtuales se convirtieron en una decepcionante vidriera de los protagonistas del star system. Incluso los ratings cayeron en picada por las aburridas ceremonias con un presentador en el escenario y las pantallitas con famosos casi en pijama.

La edición 2021 de los Golden Globes —la antesala más importante a los Oscars— fue vista por apenas 6.9 millones de televidentes, mientras que la edición 2020 había tenido una audiencia de 18.3 millones. Esa fue la marca más baja de la ceremonia en 13 años.

Celebrities de entrecasa

Si bien es cierto que la nueva normalidad revolucionó ciertos aspectos de la moda y estableció tendencias en las que la comodidad es primordial, hay un lugar y un momento para todo. Cuando alguien es una celebridad a la cual le pagan millones de dólares para protagonizar una película o una serie, lo mínimo que se espera de ella es que ponga todo su esfuerzo en los eventos más importantes para la industria del cine, la televisión y también, de la moda.

Jennifer Aniston

Más que cualquier fashion week de Nueva York, París o Milán, las alfombras rojas son el momento en que todo el mundo tiene sus ojos puestos en los diseños de los creadores más icónicos. En los ‘90, Joan Rivers, la recordada anfitriona de las red carpets, contribuyó a que el paso de las celebrities hacia el salón principal de la ceremonia se transformara en un evento en sí mismo.

Gucci, Versace, Chanel, Dior y Armani, entre otros, capitalizan esos minutos en los que sus diseños están bajo el foco de atención, haciendo de la temporada de premiaciones el pico más alto de sus estrategias de marketing. “Atrás de las alfombras rojas hay toda una industria que ocupa muchas fuentes de trabajo - afirma el diseñador Benito Fernández -. Para las marcas y los diseñadores es un momento súper importante para generar tendencias”.

Todos los años, las actrices y actores de Hollywood pelearon por entrar en la lista de los mejores vestidos, entonces, ¿por qué dejaron todo ese glamour atrás y se entregaron a los buzos con capucha, camisas sin corbata y zapatillas?

Jason Sudeikis, actor ganador por la serie “Ted Lasso”, llamó la atención tanto en los Golden Globes, como en los Critics Choice y en los SAG Awards por su elección de buzos deportivos; y Cate Blanchett, icono y musa de Armani, lució su traje carísimo descalza y con una mascarilla facial antes del show. El diseñador Fabián Paz, co-conductor de Buen Plan, en NET TV dice: “Es genial que muestren el lado B, que son como cualquiera de nosotros, pero pienso que está bueno mantener la magia”.

Es cierto que no todas las celebrities abandonaron el espíritu fashion. Zendaya, la actriz de “Euphoria”, es una “it girl” que nunca se deja estar. Antes de ser proclamada embajadora de Valentino, lució un diseño de Armani, con el que recibió el Emmy desde su casa. Por otro lado, otras actrices nominadas y ganadoras como Kaley Cuoco, Anya Taylor-Joy, Glenn Closs, Helen Mirren y Vanessa Kirby, entre otras, también desplegaron sus mejores galas en sesiones de fotos improvisadas en el living o en el jardín.

Estas estrellas cuentan con millones de seguidores en sus redes sociales y pueden llegar de forma más directa a su público y mostrar todo su estilismo a su manera: “La moda no pasa por un solo lugar, está en las calles, en las redes, en los desfiles virtuales y, por supuesto, en las alfombras rojas”, afirma Benito, quien cree que son modalidades que llegaron para quedarse y que significan un avance para llegar a todos lados con los mayores cuidados posibles.

Volver a la alfombra

Estamos llegando a grandes cotas de seguridad para garantizar una noche divertida. Creemos que una gala virtual no permitirá que se aprecien estos esfuerzos", escribieron en una carta para los invitados los productores de la Academia, a cargo de la organización de la gala 2021 de los Oscars.

Sin Zoom, con un dress code establecido y con estrictos protocolos de seguridad, la Academia no quiere que se repitan escenas como las de los Golden Globes o los SAG Awards y apuestan a una ceremonia presencial con muchas celebrities en el Union Station de Los Ángeles, con elementos adicionales en directo, desde el mítico Dolby Theatre de Hollywood. La alfombra roja será un pre-show de 90 minutos.

Jimmy Kimmel

David Rubin, presidente de la Academia, anticipó en la carta enviada a los 9362 miembros de la entidad que este año solo podrán participar de la ceremonia los nominados (junto a sus invitados) y los presentadores. Se estudia reducir a la mitad el número de presentadores (de 50 a 25) e inclusive existe la posibilidad de que a algunos nominados les toque este año también presentar premios. Si bien todavía no está a disposición la lista completa de los invitados confirmados, sí se puede adelantar la presencia de los cuatro ganadores de las ternas “actor y actriz protagonista” y “de reparto” del año pasado, que retornarán al escenario para entregar estatuillas. Es decir, que Renée Zellweger, Joaquin Phoenix, Brad Pitt y Laura Dern tienen una cita obligada el domingo 25 de abril.

Los productores del programa explicitaron en el comunicado que: “Para aquellos que no puedan asistir debido a su agenda o pocas facilidades para viajar, queremos que sepan que no habrá opción de conectarse a Zoom para el show”. De hecho, las celebrities ya se encuentran en Los Ángeles 15 días antes de la ceremonia y serán debidamente testeadas con PCR inmediatos para cuidar al máximo la salud de todos los presentes. “Queremos que la ceremonia se parezca más a una película que a un programa de televisión”, anticipó el productor Steven Soderbergh.

El “dress code” oficial de los Oscar de este año fue descrito como una “fusión entre lo inspirador y lo aspiracional, que hablando claro significa que la formalidad está perfectamente bien si quieres acudir, pero no lo casual”. Para Fabián Paz, después de tanto tiempo se van a producir como nunca: “Vamos a ver lo mejor de las pasarelas internacionales pero en los Oscars”, afirma y agrega que para cualquier diseñador ser visto por millones de personas te coloca en un lugar que puede ser un antes y después en tu carrera. Por su parte, Mariano Caprarola, productor de moda, también coincide en que la abstinencia de engalanarse, traerá una red carpet barroca, con grandes vestidos y bijou deslumbrante.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Mariana Haramburu

Mariana Haramburu

Periodista.

Comentarios