CULTURA | 09-10-2020 00:10

Cómo planean su reapertura los museos de Buenos Aires

A la espera de la aprobación de un protocolo para abrir sus puertas, las instituciones proyectan actividades y muestras en los espacios al aire libre, alrededor y dentro de los edificios.

La incertidumbre por el regreso de los visitantes a los museos no los detiene. Por la pandemia se reinventaron y llegan a los hogares de millones de personas gracias a la exposición de obras, charlas, talleres y encuentros en formato online.

“La apertura al público para la contemplación individual no tiene fecha por el momento, dada la situación epidemiológica actual de la Ciudad”, aclara la Gerente de Museos BA, Martina Magaldi.

Desde el Ministerio de Cultura de la Nación sostienen que se apunta a usar los espacios abiertos dentro y fuera de las instituciones, sobre todo, si tienen fácil acceso.

La city porteña cuenta con diversos museos, tanto públicos como privados, dependientes del gobierno de la ciudad y de la Nación, que analizan cómo explotar sus jardines, patios, veredas y terrazas.

El Museo Nacional de Bellas Artes ya está planeando actividades al aire libre. Está ubicado en el parque Rubén Darío, en pleno barrio porteño de la Recoleta, y rodeado de verde. Los deportistas corren enfrente de sus puertas -que aún se mantienen cerradas-, a espaldas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Es una zona arbolada, pero el museo no tiene jardín propio y sí, una terraza interna.

Cómo aprovechar las zonas abiertas es la gran clave. Y Proa, en La Boca, planea utilizar las veredas que lo circundan. “Tenemos pensado reaperturas al aire libre tanto en Proa como en Proa21, aunque todavía no hay una programación concreta”, adelanta Adriana Rosenberg, directora de la institución. Por delante tienen la inauguración de la muestra “Crear mundos”, que va a estar en las salas del museo cuando habiliten al público. El bello café en la terraza está a la espera de las autorizaciones para poder abrir. En misma situación se encuentra la librería. “Estamos diseñando un programa para la vereda, nos vamos a juntar con las asociaciones del barrio para definir el plan e incluiremos disciplinas como teatro, cine y música”, dice Rosenberg, que se muestra optimista con el regreso del público a los museos.

Para la directora artística de Malba, Gabriela Rangel, “el aire libre permite que las personas que tienen miedo de entrar al museo, vean los trabajos desde afuera”. Y aclara la importancia de estar en Malba: “El museo es un ágora, el público contempla y recibe conocimiento solo con la presencia, no a través de la virtualidad”. La estrategia que tienen entre manos es utilizar los espacios al aire libre que están en el frente y por detrás de la institución. “Colocaremos en la explanada una escultura participativa de Pedro Reyes. El público se va a poder sentar en la obra”, sostiene Rangel.

 

malba

 

Al igual que las demás instituciones, la directora del Museo de Arte Moderno, El Moderno, como todos le llaman; Victoria Noorthoorn, planea “proyectar un nuevo Museo Moderno habitado por los artistas e integrado en la vida comunitaria del barrio de San Telmo con acciones, performances e intervenciones de las más variadas disciplinas y generaciones dentro y fuera del museo”.

El Moderno, según Noorthoorn, “retomará sus actividades en las próximas semanas desde el espacio público”. El museo trabaja en la reapertura junto a cinco artistas. Por un lado, Elián Chali intervendrá la Avenida San Juan y la fachada, mientras que Nicanor Aráoz inaugurará su exposición proyectada para el pasado abril. También Diana Aisenberg y Cotelito trabajan sobre distintas obras para los espacios de circulación y Verónica Meloni realizará un homenaje a los trabajadores esenciales en la vía pública.

 

museo-de-arte-moderno-de-buenos-aires

 

La realidad pospandemia, según Noorthorn, traerá consigo un nuevo tipo de espectador. “Es una nueva etapa en la cual concebimos un espectador más atento y perceptivo al contexto, más sensible a las propuestas artísticas, más ávido del encuentro con el arte y sus manifestaciones energizantes, entusiasmado por la innovación, la sorpresa, la experiencia estética y lúdica”, reflexiona la directora.

El gobierno porteño tiene a su cargo la Torre Monumental o de los ingleses y 11 museos públicos. Las actividades se planean hoy para los que tienen jardín y espacios al aire libre como el Fernández Blanco (sede Palacio Noel), Larreta, Sívori, Saavedra, José Hernández y el Museo del Humor. El Larreta ya prueba con "Esculturas en el Jardín". Una exhibición que se hace desde hace varios años. A su lado cuenta con un restaurante que está abierto, con las mesas al aire libre, desde el primero de septiembre.

A la espera del protocolo. Desde el Ministerio de Cultura nacional confirman que todavía no hay reapertura al público y que esta se dará según la situación epidemiológica del distrito.

El Ministerio de Salud y el Poder Ejecutivo son los encargados de dar el visto bueno al protocolo que desde hace varios meses presentaron los museos que integran RAME (Red Argentina de Museos y Espacios de Arte).

La red fue fundada por Malba, Fundación Proa, Museo Nacional de Bellas Artes y Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. Tiene entre sus principales objetivos la confección de un protocolo que regula las visitas en plena pandemia. El mismo, de ser aprobado, podrá ser utilizado en todo el país, dado que la organización ha convocado a instituciones municipales, provinciales y nacionales, públicas y privadas, en toda la Argentina.

“Actualmente los museos públicos y de gestión privada de la Ciudad de Buenos Aires cuentan desde agosto con un protocolo activo que permite el trabajo en las sedes sin público”, explica Magaldi. Esto les permite cuidar las colecciones, hacer trabajos de mantenimiento y armar contenidos para las plataformas digitales. Para la elaboración de los protocolos se tuvieron en cuenta las experiencias de museos de otras partes del mundo que hoy reciben al público.

Se prevé que el horario de visitas será “amplio, con reserva de turnos para evitar la aglomeración de visitantes dentro y fuera de las instituciones”, aclara Magaldi.

Además del protocolo que permitirá al público ingresar a los museos, los ministerios porteños de Cultura, Espacio Público y Salud trabajan también en la elaboración de un protocolo para eventos culturales al aire libre.

 

*Integrante del Equipo de Investigación de Perfil Educación.

También te puede interesar

por Mara Resio*

Galería de imágenes

Comentarios